Diario del Huila

Black Friday

Nov 29, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Black Friday

El viernes pasado fue uno de los más execrables Black Friday de la historia de Wall Street, no por la escasez y altos precios de los productos de sus tiendas, sino por la abundancia y la caída de precios del petróleo líquido con más del 13% en el WTI y más del 11% en el BRENT (referente para Colombia), mientras que los precios del gas natural si subieron ante el temor de nuevos cierres de aeropuertos y confinamiento de la población por el miedo a la nueva variante ómicron del coronavirus surgido en el sur de África (Bbc, nov, 2021), donde 27 Estados de la Unión Europea acordaron suspender todos los vuelos al igual que Israel y el Reino Unido procedentes de este continente africano (El País, nov, 2021).

Esta será la excusa perfecta para justificar las malas inversiones petroleras en el extranjero al igual que las controvertibles propuestas de dejar de explorar petróleo. ¿Está acaso Colombia preparada para un nuevo virus igual o peor del que está viviendo?

Aunque Bill Gates, en una reciente entrevista a The Wall Street Journal, dijo que el mundo no estaba preparado para una próxima pandemia (wsj, sep, 2021), entonces, deberíamos preguntarnos ¿qué estamos haciendo todos frente a esa posibilidad de riesgo?

Si se llegase a materializar ese riesgo, nuevamente la población estaría en confinamiento y muchos hospitales estarían activos, lo que significaría que por lo menos, Colombia dependería casi del doble de gas natural y de energía eléctrica, y la explotación de minas de cobalto y litio (que son de cielos abiertos) se detendrían para el uso de carros eléctricos, no obstante, en Colombia la soberbia nos está llevando a plantear todo lo contrario: 1. Invertir 6 billones de pesos de los colombianos en hacer Fracking en USA sin considerar el riesgo de que ganara un presidente en contra de estas prácticas -como efectivamente sucedió-.  2. Que cause revuelo la declaración de candidatos en camino a la Presidencia al plantear que dejar de depender de hidrocarburos es la mejor opción, cuando este Gobierno ha sido el que más ha dejado de explorar en los últimos 40 años y que ahora cree ser el líder de la transición energética, cuando en la práctica la realidad es otra.

Sólo en Colombia, hay más de 5 millones de personas que aún cocinan con leña (Upme, 2020), es decir, un poco más del 10% de la población colombiana deben talar árboles para cocinar en sus hogares. Además, estemos en vilo de la terminación de la hidroeléctrica Hidroituango que, según EPM, generaría 2.400 megavatios de energía aportando el 17% para atender la demanda energética nacional (Grupo EPM, 2018) ¿De verdad nos sobra dinero y montaña para construir otra hidroeléctrica? ¿Hasta dónde podemos generar más daño ambiental?

Ni más faltaba pretender que lo que expreso en esta columna es la verdad absoluta, quizás nadie la tiene, pero sin lugar a duda, si existe la capacidad, el talento humano y las herramientas tecnológicas para evaluar los síntomas de riesgo y no esperar que en efecto nos agarre un Black Friday lleno de sorpresas.

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto