Diario del Huila, Regional

Por: Juan Manuel Macías Medina

La comercialización de ganado en pie y el sector lácteo, según indicó el comité, se han visto fuertemente afectados por los bloqueos que se han presentado en las vías del departamento. La dificultad para movilizar los productos ha generado pérdidas que superan los 7.000 millones de pesos. Líderes del Comité de Ganaderos exigieron el levantamiento de los bloqueos y garantías a la libre movilidad.

Luceny Muñoz Bermeo, presidenta del Comité de Ganaderos del Huila, hizo un balance sobre la manera en que afectan los bloqueos a este importante sector de la economía huilense. Según ella, la gran mayoría de las personas dedicadas a esta labor son pequeños productores y son los que han resultado más afectados en el marco de las protestas.

“Hemos estado solicitando en coordinación con todos los sectores productivos del departamento a la Gobernación y Alcaldía que se eviten los taponamientos, esto es lo que le está haciendo daño al aparato productivo. Hemos manejado la posición de que, si bien la protesta pacífica es constitucional, lo que no es constitucional es el tema de los taponamientos y el vandalismo. Los ganaderos del Huila tenemos una afectación enorme. Hay cerca de 16 mil predios dedicados a la actividad ganadera en los 37 municipios, de esos, el 80% son ganaderos pequeños, es decir, tienen menos de 50 cabezas”, aseveró.

La imposibilidad de transitar por las vías ha generado afectación en todo el aparato económico de la ganadería. Tanto el ganado en pie como el producto derivado de estos animales, no se puede transitar.

Sector lácteo

Para Muñoz, la imposibilidad de transportar la leche ha generado afectaciones sobre todo en la cuenca lechera del departamento, cabe resaltar, que esta es la encargada de suministrar el 80% de este producto en el Huila.

“Uno de los temas que se ha visto afectado en el sector es la pérdida de ingresos para los productores por la imposibilidad de comercializar leche debido a los taponamientos. Los bloqueos, desde que iniciaron las manifestaciones, han impedido que la comunicación intermunicipal se dé de la mejor manera, cuestión que ha impedido que la cuenca lechera, es decir el centro, occidente y sur del departamento pueda trasladar su producto de manera normal”, indicó.

En este sector, según indicó la representante, los productores del lácteo se han enfrentado a pérdidas que se acercan a los 4.000 millones de pesos, cuestión que ha desencadenado en afectaciones económicas graves y que ponen en vilo a quienes realizan este oficio.

“Los bloqueos han generado que se deje de comercializar 120.000 litros de leche diarios. A hoy, luego de más de 30 días de paro, podemos decir que el sector ganadero ha dejado de facturar cerca de $3.800.000.000, solo en esa cuenca lechera que corresponde al 80% y de la producción de leche en el departamento. Al no tenerse esa facturación de ingresos de la leche se pierde el flujo de caja para el desarrollo de sus actividades cotidianas. También se ha generado, por consiguiente, un desabastecimiento de leche en el consumidor final y un aumento en el precio del producto para el consumidor”, añadió.

Las pérdidas del sector ganadero superan los 7.000 millones de pesos.

Disminución en el beneficio

Pero el sector lácteo no es el único que se ha visto afectado por los taponamientos viales, el beneficio de ganado también ha reportado fisuras económicas que, en promedio, equivalen a la disminución del 50% del beneficio en el departamento. Luceny Muñoz, señaló que la disminución en el beneficio de animales no solo afecta a los productores sino que también desencadena precios altos del producto afectando la economía del consumidor.

“Hemos podido cuantificar también perdidas por el no beneficio y la comercialización de los animales que van con destino al consumidor final y que se ve representado en una de las principales proteínas que es la carne. El Huila tiene un beneficio, entre informal y formal, de 800 animales día para el mercado interno, hemos llegado a un pico en disminución cercano al 70%. Esto ha llevado a lo mismo de la leche, por un lado se incrementó el precio al consumidor final de la carne y por el otro, el ganadero y la cadena de valor dejaron de facturar ese servicio de ganado en pie”, enfatizó.

La vocera del Comité, informó que en lo corrido de los bloqueos, las pérdidas en conjunto de las diferentes actividades que se realizan en torno a la ganadería superan los 7.000 millones de pesos.

“Hemos estimado en estos más de 30 días de bloqueo, que estamos en cerca de $3.600.000.000 en pérdidas por el no beneficio animal a causa de no tener movilidad. Las pérdidas en esos dos sectores ascienden a los 7.500 millones de pesos. Cabe resaltar que por el desabastecimiento se ha generado un incremento del 30% en el valor de los insumos”, enfatizó.

Muñoz, sostuvo que la operación ganadera del departamento del Huila se hace de manera conjunta con otros departamentos, por lo que los bloqueos en las principales arterias viales de la región generan un bloqueo absoluto de la economía de los agricultores.

“También tenemos otras afectaciones enormes por la continuidad de los bloqueos, y es que la ganadería trabaja en conjunto con la ganadería del Caquetá, este bloqueo que se ha presentado ha sido critico porque ni los animales pasan por la ruta 45 para llegar a beneficio al Huila, ni el terneraje que se va del Huila hacia el Caquetá se ha podido llevar. La comercialización de ganado entre el Huila y Caquetá ha estado paralizada todo el tiempo. Los animales siguen en potrero generando más costos de producción sin que efectivamente lleguen a su destino final”, reveló.

Pérdida de empleos

El taponamiento de vías a lo largo de la Ruta 45, indicó Luceny Muñoz, no permite que trabajadores que realizan labores de todo tipo en las tierras dedicadas a la ganadería puedan desplazarse hasta ellas. Esto, sostuvo el Comité, que ha dejado sin empleo a cerca de 8.000 trabajadores.

“Nuestro sector también se ha visto afectado en las pérdidas de empleo, el empleo formal y fijo lo hemos sostenido porque de alguna manera nuestros mayordomos siguen en finca, pero hay otros empleos transitorios dedicados a empleos de finca como la rocería, el manejo de basuras, ordeño, entre otras, ellos no han podido tener movilidad para llegar a trabajar. Hemos hecho cálculos sobre eso y hay cerca de 8.000 trabajadores decampo que se han visto afectados”, agregó.

Por las razones anteriores, el Comité de Ganaderos del departamento del Huila, hizo un llamado a la sensatez a quienes organizan este tipo de actividades, según el sector, estos bloqueos viales acaban con el aparato productivo del país.

“El aparato productivo del departamento es sensatez y diálogo urgente, necesitamos una solución de alguna forma a esta problemática. Sabemos que son problemas estructurales que no se resuelven de la noche a la mañana, por eso le enviamos un mensaje de sensatez también a los organizadores del paro. Este país tiene que mejorar las condiciones de empleo para poder salir adelante, pero si seguimos con los taponamientos, vamos a terminar destruyendo el aparato productivo y el empleo que se necesita en el departamento, en el país. Manifestaciones sí, bloqueos no”, concluyó Luceny Muñoz.