domingo, 23 de septiembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-04-23 07:42

Brayan David, un valiente que dijo: ¡Sí se puede¡

El joven de 20 años fue uno de los neivanos que decidieron vincularse al programa, “Generación Valiente” en donde logró perfilarse como una promesa del hapkido regional y nacional.

Escrito por: Monica Serrano | abril 23 de 2018

Dicen que hay golpes que cambian la vida de las personas. El consumo diario  de estupefacientes es uno de ellos.  Un callejón sin salida que termina por noquear la vida de muchos jóvenes  en el país. 

Uno de ellos fue  Brayan David Daza Salas,  quien logró ganar su primera y definitiva pelea, y dejó atrás los días de riñas y miedo. Hoy es un ciudadano que ama el deporte, inició su emprendimiento laboral, comparte con su familia  y es un papá orgulloso.

“Un cambio de la tierra al cielo”

Este joven de 20 años nació en Armenia, Quindío, vivió parte de su niñez en Bogotá y se radicó en Neiva, ciudad en la que logró superar todos los obstáculos que le puso la vida.  Hace parte del programa ‘Generación Valiente’ de la Alcaldía de Neiva y gracias a su compromiso y dedicación fue beneficiado con una Unidad Productiva para establecer su propio negocio.

“La Alcaldía de Neiva llegó a la Fundación Familia Entorno e individuo con personal para entrevistarnos y realizar un acompañamiento psicosocial para analizar nuestro nivel académico, formativo, familiar y humano, así empezamos un proceso para iniciar un arte o una ocupación adecuada”, describió.

Hoy, Brayan cuenta con implementación deportiva como protectores para el cuerpo, tulas de golpeo, uniformes, focos manoplas, piso tatami y carga terrestre,  los cuales utilizará en compañía con Edison Rojas, otro joven que hace parte de este proyecto.

Su proyección es iniciar una escuela de Hapkido para niños, niñas y adolescentes de la ciudad a un módico precio, la cual contribuirá al buen aprovechamiento del tiempo libre de la población menor de la ciudad.

“Queremos que así como este deporte  es  nuestro proyecto de vida también lo sea para muchos jóvenes que no saben qué hacer en su tiempo libre, además enseñamos de  fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad condiciones que van a servir para toda la vida”  indicó.

Logros

La mayor satisfacción fue haberse convertido en padre porque para él “Samara cambia todo, cambió mi forma de pensar, hasta de vivir, yo ya no soy como antes que me la pasaba en la calle, yo ahora voy a trabajar y llego a la casa a descansar a jugar a veces con mi hija, un cambio de la tierra al cielo”, dice.

Samara con tres años de edad asiste al Hogar Infantil Minuto de Dios, es uno motor para la vida de Brayan, quien lleva consigo  su fotografía cuando viaja a competencias y certámenes a nivel regional y nacional.

La primera participación en un torneo fue en el Campeonato Nacional de Hapkido realizado en Armenia donde obtuvo la  medalla de oro en combate, y plata en  figuras.

Así mismo, en el  Segundo Torneo Nacional de Artes Marciales realizado en Chiquinquirá alcanzó el trofeo mayor  en combate  y medalla de bronce en figuras. Así mismo, en el Campeonato  Nacional Interligas llevado a cabo en Ibagué ocupó el primer lugar en combate.

Para este joven hapkidista la satisfacción más grande fue cuando viajó a Monterrey, México, al Campeonato Mundial de este deporte que congregó a más de tres mil deportistas provenientes de 22 países.

Allí, fruto de su esfuerzo, disciplina y entrenamiento pudo traerse para su país la medalla de oro en categoría de 65  kg  y obtuvo el tercer lugar en salto con 1.65 mts de altura.

Gracias a este último logro la directora Regional del ICBF, Fany Tovar, le entregó un reconocimiento al empeño por querer cambiar su historia de vida y ser ejemplo para los jóvenes que están pasando por momentos difíciles.

“Yo creo que como dice mi maestro, todo está en la mente, luego viene lo físico. Si usted piensa que lo pude hacer, se realiza, es prepararse y lograr alcanzar la tranquilidad del cuerpo”, agregó el campeón huilense.

Emprendimiento social

Los objetivos del hapkido son la defensa personal, proteger la familia, la comunidad y servir a la nación, razones por las que esta disciplina se vuelve un estilo de vida para quienes la practican. Para   Brayan David llegó en el mejor momento.

El programa de Generación Valiente inició en junio del año pasado con un ciclo de 8 talleres para identificar las  ideas de actividades productivas e iniciar el proceso de viabilidad.

Debido a las habilidades deportivas la Alcaldía de Neiva decidió apoyarlo con la  unidad de negocio, visitas profesionales para hacerle seguimiento, gestionar del ingreso de clientes y demás  apoyos que logren afianzar su iniciativa.

“Estamos en proceso de formalizar la academia y poner una mensualidad con una inscripción de  20 mil pesos y una mensualidad en 30 o 35 mil pesos. Por ahora estamos entrenando en espacio abierto, la Administración Municipal nos dará un espacio  en el Centro Comercial Popular Los Comuneros”, expuso.

Los  sueños de  Brayan David es tener un club de hapkido de calidad y competitivo, alcanzar el cinturón negro y dejar en alto los colores de Neiva, el departamento del Huila y Colombia.

Comentarios