Usuarios de la vía que comunica a los departamentos de Cauca y Huila por el municipio de Puracé, fueron interceptados por hombres fuertemente armados y con brazaletes del ELN.

Hay alerta en varios municipios del departamento del Cauca por las recientes alteraciones de orden público y los anuncios de paro armado por parte del Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Un escrito firmado por el frente José María Becerra empezó a circular en las últimas horas, y advierte acciones violentas en municipios como Argelia, Balboa y El Tambo, en el suroccidente de esta región.

El panfleto advierte que el paro armado se ejecutará a partir de las 6 de la tarde de este viernes 27 de noviembre hasta las 6 de la mañana del lunes 29 de noviembre.

Asimismo, señala que solo podrán movilizarse ambulancias y personas que requieran atención médica, y prohíben el ingreso de combustibles o materiales para procesar coca y bebidas alcohólicas durante un mes a partir de la fecha en Argelia, López de Micay y El Tambo.

“Solo se permitirá el ingreso de comida y medicamentos, se hace la advertencia para que el que no acate el comunicado se haga responsable de lo que pase”, profiere el escrito.

Suspenden transporte

Ante los anuncios, la empresa de transportes Cootransmicay de Argelia determinó suspender sus actividades los días sábado 28 y domingo 29 de noviembre, para evitar afectaciones en sus conductores o pasajeros. Las labores se reanudarán el lunes.

A las 5 de la tarde de este viernes se llevará a cabo un consejo extraordinario de seguridad con las autoridades locales y la Fuerza Pública con el fin de adoptar medidas preventivas.

Retenes ilegales

En el sector de Paletará, de la carretera Isnos-Popayán, fue denunciado un retén ilegal que se extendió durante varias horas, en el que los presuntos guerrilleros, vistiendo prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares, detuvieron y pintaron vehículos públicos y particulares.

Testigos informaron que los individuos también entregaron recomendaciones para mantener las medidas de bioseguridad por el COVID-19 y la protección de la fauna silvestre. Además, exigieron sumas de hasta 1 millón de pesos.

Las autoridades, con el acompañamiento de las empresas de transporte, realizaron una reunión para analizar la situación.