Ante la nueva cepa de COVID-19 detectada en el Reino Unido , el Ministerio de Salud adoptó nuevas medidas preventivas en el país: todos los viajeros que llegaron a partir del 12 de diciembre serán estudiados mediante el programa PRASS para exigir cuarentena obligatoria.

“Son aproximadamente 600-700, identificados con nombre propio y ubicación y, desde hoy, se les estará llamando y ubicando, verificar todas sus condiciones y entrar a hacer los análisis respectivos. Los llamarán desde la EPS o desde el Instituto Nacional de Salud”, aclaró el ministro de salud, Fernando Ruiz.

De igual forma, el ministro aclaró que es probable que esta nueva cepa termine circulando en Colombia, por lo que es importante tomar las medidas preventivas como el cierre de vuelos y cuarentena estricta por 14 días.

Por su parte, el Instituto Nacional de Salud iniciará los análisis pertinentes para estudiar la genómica del virus y detectar si ya se encuentra en el territorio nacional.

“Es probable que termine circulando en el país, y aunque estaremos haciendo toda la contención y tomando las medidas necesarias, los colombianos deben estar alertas”.