martes, 20 de noviembre de 2018
Judicial/ Creado el: 2018-08-28 10:49

Descubierta banda que vendía medicamentos abortivos

La Fiscalía logró la captura de 11 personas y la incautación de ocho toneladas de medicamentos en diligencias cumplidas en Bogotá, Soacha y Bojacá (Cundinamarca).

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 28 de 2018

Los frentes de investigación desplegados por la Fiscalía General de la Nación para contrarrestar las diversas modalidades criminales que ponen en peligro la vida y la salud de los colombianos, con el suministro de medicamentos falsos o de contrabando, permitieron detectar una organización sindicada de vender ilegalmente diversos productos, algunos de ellos restringidos en Colombia por sus consecuencias nocivas.

La Dirección Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos de la Fiscalía y la Dijin de la Policía Nacional, identificaron a cada uno de los integrantes de esta red señalada de manejar desde Cundinamarca un mercado informal y clandestino de medicinas que, al parecer, ingresaban ilegalmente de Ecuador y otros países fronterizos o eran alteradas en sus registros y fechas de vencimiento, para ser distribuidas a menor precio entre usuarios del sistema de salud y comerciantes que las solicitaban a través de una página de internet.

Uno de los medicamentos ofrecidos por esta organización delincuencial y del que hay evidencia física suficiente, es conocido internacionalmente como Cytotec, un tratamiento utilizado inicialmente para pacientes con enfermedades gástricas que, posteriormente, fue retirado por el mismo laboratorio que lo fabrica por sus efectos abortivos y no tiene registro sanitario del Invima desde 2015.

En diligencias de registro y allanamiento realizadas en Bogotá, Soacha y Bojacá (Cundinamarca), fueron capturadas 11 personas que harían parte de esta estructura delincuencial, entre ellas, una pareja de esposos que controlaría todas las actividades ilícitas de entrada, manipulación y venta de la mercancía. Durante los operativos, los investigadores se incautaron de ocho toneladas de productos como medicamentos, leche para bebé y preservativos. Asimismo, en uno de los inmuebles encontraron varias unidades de Cytotec, el tratamiento restringido en Colombia y en otros países de América y Europa.

Los 11 detenidos fueron presentados en audiencias de control de garantías y el fiscal de conocimiento les imputó algunos de los siguientes delitos:

  • Ilícita explotación comercial, por la presencia de medicamentos de uso institucional en las viviendas en las que se realizaron las capturas.
  • Usurpación marcaria.
  • Concierto para delinquir, en atención a la planeación hecha para la comercialización ilegal del Cytotec.
  • Corrupción de medicamentos.
  • Fabricación y comercialización de sustancias nocivas para la salud, porque el Cytotec sería vendido directamente como abortivo, con conocimiento de su prohibición, era original y traído desde Ecuador.

 Por solicitud de la Fiscalía, los esposos, Julio César Mateus Hernández y Adriana Marcela Díaz Martínez, recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario, al igual que otro presunto integrante de la organización, Jorge Narváez Villa. Los demás imputados recibieron medidas domiciliarias y no privativas de la libertad.

En las audiencias concentradas la Fiscalía obtuvo la suspensión del poder dispositivo con fines de comiso de $4’000.000 encontrados en los operativo y de dos de los inmuebles registrados, uno es una bodega de almacenamiento de medicamentos ubicada en el barrio Carabelas, en Bogotá, y un apartamento en Soacha (Cundinamarca).

La ruta ilegal En las investigaciones, la Fiscalía General de la Nación y la Dijin de la Policía Nacional establecieron que una cantidad importante de los productos que comercializaba esta red delincuencial llegó de Ecuador, y se trata de establecer las maniobras ilícitas utilizadas para evadir los filtros fitosanitarios y de seguridad en los pasos fronterizos.

Otro grupo de medicamentos es nacional y de uso exclusivo de instituciones de salud, por lo que está restringida su venta; sin embargo, eran alteradas las envolturas y empaques para que pudieran salir al mercado. De otra parte, hay elementos materiales probatorios que permiten tener claridad sobre la cadena comercial utilizada.

Al parecer, los productos como el Cytotec eran vendidos por internet, las personas que los adquirían pagaban a través de reconocidas empresas de giros y la mercancía era enviada por servicio de encomienda a cualquier ciudad del país o entregada a domicilio en Bogotá, algunas veces en citas pactadas en portales y estaciones de Transmilenio.

Comentarios