Si algo dejaron en evidencia las jugadoras del América de Cali el pasado 21 de marzo, en la final de la Copa Conmebol Libertadores Femenina, es que las colombianas tienen talento de sobra para llegar a ser de las mejores exponentes en este deporte. Pero falta apoyo.

Es cierto, las jugadoras escarlatas no se coronaron campeonas, pese a que en la final tuvieron más opciones de gol, pues fueron las futbolistas de la Asociación Ferroviaria de Deportes (Brasil) quienes anotaron las oportunidades que tuvieron. No obstante, las sensaciones que dejó el trasegar del América de Cali ilusionan con la oportunidad de llegar a levantar este trofeo.

“Confiamos en que vamos en un buen proceso. Para ir a Libertadores hay que ganar la liga colombiana, ya el equipo está enfocado en lo que hay que hacer. Yo cambiaría todos los títulos de goleadora por esa Copa Libertadores”, manifestó Usme.

La antioqueña de 31 años es una de las máximas exponentes del balompié nacional y hoy tiene el orgullo de decir que, con 29 goles, es la goleadora histórica de la Copa Conmebol Libertadores Femenina; para ella y para toda Colombia también es motivo de felicidad que en la más reciente edición del torneo haya sido escogida como la mejor futbolista.