Diario del Huila

Cambio climático y moda

Mar 4, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Cambio climático y moda

Por: Armando Saavedra Perdomo

La moda puede ser definida como un mecanismo que regula las elecciones de las personas ya que, por una especie de presión social, nos indica qué consumir, utilizar o hacer. La moda se convierte en un hábito repetitivo que identifica a un sujeto o a un grupo de individuos. Pero esto, ¿Qué tiene que ver con el cambio climático? se preguntarán muchos. Pues, un informe reciente de la Organización de Naciones Unidas, ONU, dice que confeccionar unos jeans requiere 7500 litros de agua, el equivalente a la cantidad del líquido vital que bebe una persona promedio en siete años. Ese es sólo uno de los varios hallazgos alarmantes de un estudio ambiental que revela que el costo de estar a la moda y «actualizados» es mucho más caro que el precio monetario que pagamos por ello.

Comentando este fenómeno a cualquier amigo, la respuesta es: “yo solo compro un jean de vez en cuando, y eso no hace la diferencia”. La diferencia está en no engañarnos y asumir la responsabilidad, dejar de pensar de forma egoísta en que son las grandes industrias las verdaderas culpables de la contaminación y asumir las riendas del cambio en nuestras prácticas de consumo.

Un término común utilizado sobre todo en la industria tecnológica es el de “Obsolescencia programada” que hace referencia al consumo de productos con vida útil cada vez más corta, acrecentando día a día los basureros de celulares, computadores y todo tipo de electrodomésticos lujosos que compramos por el hecho de tener algo nuevo porque la sociedad nos exige estar actualizados.

La actitud generalizada es pensar que yo no soy parte del problema ya que mi gasto es muy mínimo comparado con el de otras personas, pero en realidad por cada uno de los jeans, celulares, audífonos, tenis, computadores o elementos que compramos por el simple hecho de ser una nueva versión y no porque en realidad lo necesitemos, las grandes empresas nos siguen convirtiendo en “borregos consumidores sin poder de decisión” en este planeta cada vez más enfermo, que nos demuestra sus síntomas con grandes oleadas de calor, temperaturas bajas y extremas, inmensos vendavales o lluvias que llegan de la nada como una advertencia a que si seguimos viviendo de esta manera su muerte será inminente, una muerte anunciada en un pobre planeta que parece cada vez más a la deriva, sin líderes interesados en el bienestar de los demás, porque el cambio climático solo es problema de los que no tienen dinero para comprar un aire acondicionado, una buena calefacción o vivir en grandes mansiones adaptadas para los diferentes cambios de temperatura.

¿Debemos cambiar? sí y mucho. Debemos cambiar los patrones de comportamiento en primer lugar, tenemos que adquirir un compromiso con nosotros mismos y dejar de lado las presiones sociales que nos indica qué ropa usar, qué objetos comprar, qué música escuchar, y peor aún por quién votar o a quién elegir sin detenernos a pensar, quién, dónde y qué es lo mejor para nosotros. Debemos cambiar nuestro pensamiento para que el consumo sea lo más sostenible y solidario posible.  Recordemos que, si las fábricas producen, es porque nosotros consumimos, y que detrás de cada producto o cada idea impuesta siempre hay unas pocas personas interesadas en llenar sus bolsillos sin importarles que de esa manera se destruya el planeta y acabe con nuestra propia vida. ¿Nos atrevemos a comenzar a cambiar?

 

Para reflexionar: ¿Qué compro cada día como elemento NO ÚTIL?

 

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?