María Camila Osorio continúa a paso firme en su camino rumbo al cuadro principal de Wimbledon, tercer torneo de Grand Slam de la temporada. En la mañana de este jueves 24 de junio la colombiana se llevó una victoria en la segunda ronda de la ‘qualy’ frente a la húngara Panna Udvardy con parciales 6-4, 3-6 y 6-2 en una hora y 41 minutos de partido.

Con este resultado, Osorio Serrano, número 94 del mundo acorde al ranking WTA, avanzó a la fase final del clasificatorio y se encuentra a tan solo un triunfo de ingresar a su segundo cuadro principal en un torneo de Grand Slam, tras el conseguido en el reciente Roland Garros, donde cayó en su debut frente a la estadounidense Madison Brengle en sets corridos.

Desarrollo:

Desde el comienzo del encuentro la jugadora húngara mostró una gran potencia con su derecha, situación que provocó un primer quiebre en el servicio de Osorio Serrano en el juego inicial. Sin embargo, la colombiana recuperó el break en el turno siguiente. El set continuaría su desarrollo hasta el 3-3, cuando la cucuteña se encontraba sacando; Udvardy volvió a concretar un quiebre para ponerse 4-3 arriba en el marcador y rápidamente la tenista nacional replicó, igualando las acciones 4-4.

El primer set se definiría en el cierre, con la europea sirviendo 5-4 abajo: María Camila capitalizó los errores no forzados y la imprecisión de su rival, logrando quebrar por tercera ocasión y asegurando el parcial inicial en 37 minutos de duración.

De cara al segundo set, la cucuteña de 19 años se vio nuevamente abajo en el marcador de manera temprana, perdiendo su primer juego de servicio. En ese tramo del encuentro, los tiros ganadores fueron protagonistas, y la húngara se fue arriba en el resultado hasta el final. En el 5-3 a favor, Udvardy volvió a llevarse el saque de Osorio Serrano e igualó las acciones del partido (3-6).

En el parcial decisivo, la que empezó quebrando fue la colombiana (1-0), Udvardy se recuperaría y luego Osorio quebraría una vez más (2-1). Acompañada de un buen porcentaje de efectividad con el primer saque, que rondó el 64% en todo el partido, María Camila llegó al 4-2 en el marcador y dio un nuevo golpe a su rival: break para el 5-2 y luego, con su saque, aseguraría el compromiso (6-2).

Pese a que entre ambas jugadores ocurrieron 15 quiebres en total, la tendencia que terminó por favorecer a la nacida en Cúcuta fue su efectividad del 100% en dichos puntos: de las seis oportunidades de break que tuvo en el encuentro, concretó las seis. A diferencia de la húngara, quien materializó 5 de 9 (56%).