Diario del Huila

Caminar hacia atrás trae sorprendentes beneficios para la salud

Dic 5, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Actualidad 5 Caminar hacia atrás trae sorprendentes beneficios para la salud

Caminar hacia atrás quema más calorías. Moverse en sentido contrario hace que tu corazón bombee más rápido que moviéndote hacia adelante, lo que significa que obtienes tu dosis de cardio, activas el metabolismo y quemas más calorías en un período de tiempo más corto.

DIARIO DEL HUILA, SALUD

Para la mayoría de las personas caminar es algo que se hace de modo automático. No requiere de un esfuerzo consciente, por lo que muchos no recuerdan los beneficios que tiene para nuestra salud.

Una simple caminata puede suponer muchísimos beneficios para la salud, tanto física como mental y convertirse en un gran aliado para perder peso.

Así mismo, algunas investigaciones han indicado que, caminar a buen ritmo luego de cenar ayuda a quemas esas últimas calorías de la noche, convirtiéndose en un aliado perfecto para la quema de grasa, además de mejorar la digestión y disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

Caminar en sentido contrario

Normalmente, por pura lógica, se suele optar por caminar hacia delante. Sin embargo, Jack McNamara, profesor de fisiología clínica del ejercicio en la Universidad de East London, las ventajas de cambiar el sentido de la marcha pueden ser enormes. No es solo un cambio de dirección que demanda más atención, también puede aportar beneficios para la salud adicionales.

Mantenerse erguidos requiere la coordinación entre el sistema visual, vestivular (sensaciones vinculadas a movimientos como girar, dar la vuelta o moverse rápido) y propioceptivo (la conciencia de dónde están nuestros cuerpos en el espacio).

Cuando se camina hacia atrás, el cerebro tarda más en procesar las demandas adicionales de coordinar estos sistemas. Sin embargo, este mayor nivel de desafío trae consigo mayores beneficios para la salud.

Para los adeptos esta rutina, la decisión de correr “en la dirección equivocada” tiene sentido: es una forma de evitar lesiones, quemar más calorías y, sobre todo, hacer un ejercicio que lo desconecte del trajín diario.

Otros beneficios

Uno de los beneficios mejor estudiados de caminar hacia atrás es la mejora de la estabilidad y el equilibrio. Practicarlo puede ayudar a mejorar la marcha normal (es decir, hacia adelante) y, en cuestión de mejora del equilibrio, ayuda tanto a adultos saludables como a aquellos con osteoartritis de rodilla.

Al caminar hacia atrás se dan pasos más cortos y más frecuentes, lo que mejora la resistencia de los músculos de la parte inferior de las piernas y reduce la carga sobre las articulaciones.

 Este tipo de ejercicio mejora el sistema cardiorrespiratorio. Así mismo, se demostró que correr hacia atrás provocaba que los músculos de las piernas se fortalecieran más que en la marcha hacia delante. Todo esto apoya que este tipo de entrenamiento puede ser beneficioso para cualquier persona que lo practique.

También se destacó que andar hacia atrás podía ayudar a mejorar la memoria. Además, dado que va en contra de nuestra lógica, caminar en sentido contrario perfecciona tus habilidades de razonamiento. Tienes que prestar atención, lo que flexiona tus músculos mentales, aumenta la conciencia del cuerpo y mejora tu visión.

Agregar cambios y caminar una pendiente ascendente o descendente también puede alterar el rango de movimiento de las articulaciones y los músculos, lo que ofrece alivio del dolor para afecciones como la fascitis plantar, una de las causas más comunes de dolor en el talón.

Los cambios posturales que se crean por caminar hacia atrás hacen que se usen más los músculos que sostienen la columna lumbar. Esto sugiere que caminar hacia atrás puede ser un ejercicio particularmente beneficioso para las personas con dolor lumbar crónico.

Mayor gasto de energía

El gasto de energía con este cambio es casi un 40% mayor que al caminar a la misma velocidad hacia adelante: 6,0 Mets frente a 4,3 Mets (un equivalente metabólico, Met, es la cantidad de oxígeno consumido mientras se está sentado en reposo).

El incremento de la carga general aumenta el uso de los músculos extensores de la rodilla al mismo tiempo que impone grandes exigencias al corazón y los pulmones en un corto espacio de tiempo.

Si se quiere potenciar aún más los resultados se puede apuntar al retro running que ya se ha hecho un hueco entre los runners de toda la vida porque permite ejercitar las zonas del cuerpo de una manera sustancialmente diferente. Es un deporte que, sobre todo, trabaja la parte trasera de la pierna y esto incluye los gemelos, cuádriceps y, por supuesto, glúteos. Además, ya que se corre hacia atrás, el cuerpo va ligeramente inclinado, una posición que sirve para fortalecer todavía más el área lumbar, así como los abdominales.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?