sábado, 23 de febrero de 2019
Contexto/ Creado el: 2018-11-18 08:53 - Última actualización: 2018-11-18 08:59

Campesinos de Neiva piden un plazo antes de la entrada en vigencia del Decreto 1500

La norma como tal es positiva para el consumidor final de cárnicos porque garantiza su calidad, sin embargo, los campesinos del país -y para el caso los de Neiva, aún no están preparados para dar cumplimiento a los estrictos requisitos técnicos.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 18 de 2018

En teoría hoy debe entrar en vigencia el Decreto 1500 de 2007 que establece los requisitos sanitarios y de inocuidad que deben cumplir la carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos, destinados para el consumo humano; en su producción primaria, beneficio, desposte, desprese, procesamiento, almacenamiento, transporte, comercialización, expendio, importación o exportación.

La norma como tal es positiva para el consumidor final de cárnicos porque garantiza su calidad, sin embargo, los campesinos del país -y para el caso los de Neiva- aún no están preparados para dar cumplimiento a los estrictos requisitos técnicos, tan puntuales y rigurosos que ni siquiera Ceagrodex lo cumple en un ciento por ciento.

Campesinos de la zona de rural de Neiva (Vegalarga, Las Ceibas, San Luis, Aipecito, entre otros, vienen solicitando a las autoridades un plazo para implementar las medidas sanitarias y dar cumplimiento al mencionado decreto, sin embargo, este plazo en teoría vence hoy y temen que las autoridades inicien los controles y decomisos de la carne.

Diego Tello, concejal de la Alianza Verde y uno de los más comprometidos con el sector rural, adelantará el próximo martes un debate, donde mostrará la realidad de los campesinos dedicados a estas labores y las implicaciones negativas que para ellos tendrá la entrada en vigencia del mencionado en decreto, así como los controles que seguramente implementará el INVIMA.

“Cumplir con la norma resulta muy costoso para los pequeños productores, por eso estamos buscando la forma para que en un tiempo cercano el Congreso de la República escuche a los campesinos y suspenda o modifique el decreto”, indicó el concejal Tello.

Para él no se trata simplemente de implementar estrictos controles sanitarios, también se debe pensar en la tradición de los campesinos que están acostumbrados a criar sus pollos, cerdos, etc., para luego sacrificarlos y venderlos en los mercados campesinos. “Esta es su forma de subsistencia y si se les coarta se pondrá en riesgo la vida e integridad de muchas familias”, indicó.

Tello, adelanta un arduo trabajo, golpeando puertas para que entre todos logren parar la entrada en vigencia del Decreto y evitar inconvenientes a los campesinos de la región.

Para esto hizo un llamado a la clase parlamentaria del Huila, al alcalde Rodrigo Lara, a los diputados y sus colegas concejales, para que unan esfuerzos y ayuden a frenar lo que él considera un gran problema para los campesinos.

El Senador Ernesto Macías anunció que estudiará el mencionado decreto, consiente de su importancia, pero a la vez de lo difícil que es para los campesinos del país cumplirlo en el mediano plazo.

“Somos muchos los neivanos que compramos en el Mercado Campesino de Calixto porque confiamos en la calidad de los productos, porque son frescos y en su mayoría cultivados sin químicos, lo que favorece la salud de quienes los consumen y a la vez son amigables con el medio ambiente, por eso creemos que no es justo entrar a chocar contra nuestros campesinos que hoy no cuentan con la tecnología necesaria para dar cumplimiento a los muchos requisitos que contempla el Decreto 1500,”, indico Cielo Ortiz Serrato, quien junto al concejal Tello realiza los contactos con los parlamentarios del Huila para frenar el Decreto.

De acuerdo con el Ministerio de Agricultura Nacional, la importancia de la normatividad establecida en los decretos 1500 de 2007 y 2270 de 2012 está relacionada con una necesidad de salud pública para mejorar las condiciones sanitarias y de inocuidad de la carne, con ello evitar que la carne tenga residuos químicos veterinarios y evitar el desarrollo de la mayoría de los microorganismos o bacterias que afectan a los humanos, como es el caso E. coli sp y la Salmonella.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) es la autoridad sanitaria encargada a nivel nacional de la inspección, vigilancia y control de la etapa de transformación de la cadena productiva de la carne, en plantas de beneficio, desposte, desprese y de derivados cárnicos. De esta forma las plantas de beneficio se encuentran dentro del Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control y, por lo tanto, reciben la asignación de la inspección oficial permanente por parte del Invima.

En el caso de los establecimientos dedicados al almacenamiento o expendio de carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos, la entidad territorial de salud será la responsable de evaluar en forma integral las condiciones sanitarias y de buenas prácticas de manufactura de los mismos.

Comentarios