DIARIO DEL HUILA, CONTEXTO

Por: Rolando Monje Gómez

En línea con la recomendación que ya había hecho la Comisión de Expertos Tributarios, en el articulado de la Reforma Tributaria radicada por el Gobierno ante el Congreso, planteó pasar algunos de los bienes que estaban exentos de IVA a la categoría de excluidos.

En total serían más de 30 bienes los que pasarían a la categoría de excluidos de IVA, dentro de los cuales están la carne de cerdo, el pescado, los huevos, el pollo, la leche, el queso, el arroz, entre otros, según lo establecido en el Estatuto Tributario.

Ante este cambio, estos bienes no estarán gravados con IVA y los productores no tendrán el derecho de recibir una compensación por el impuesto pagado en las cadenas de producción, como sucede con los exentos.

Esta petición la habían hecho en varias ocasiones diferentes actores del sector siempre y es que pasar un bien de exento a excluido implica que aunque no se sume a lista de los gravados, su cadena productiva sí, perdiendo así el beneficio de que todo impuesto pagado en insumos, servicios y demás se devuelva al productor.

Más claramente, toda la cadena de producción que compone elementos como transporte, fertilizantes, concentrados, sistemas de riego, insumos, herramientas de trabajo, entre otros, ahora tendría un valor que, al final del ejercicio no se devolverá al productor, por tanto deberá trasladarlo, lo que se traduce en un incremento en el precio que pagan los consumidores.

Sin embargo, aunque se había anunciado que no se aumentaría la tarifa a alimentos básicos de la canasta familiar, algunos gremios del sector del agro afirman que este cambio llevaría a aumentar los costos para los productores y, por lo tanto, los precios para el consumidor final. La implicación que esto tiene es que los insumos que hoy pagan IVA van a ser un mayor costo para el productor y obviamente para los consumidores.

La gasolina y el Acpm tendrán una sobretasa diferencial en los municipios.

La gasolina y el Acpm tendrán una sobretasa diferencial en los municipios.

El huevo y el pollo

Según estimaciones de Fenavi, Federación Nacional de Avicultores, con este cambio, los precios de los huevos y del pollo podrían aumentar en 5%. Eso va a significar un recaudo en el caso del huevo de $0,34 billones y en el caso del pollo de $0,59 billones, es casi $1 billón que la rentabilidad del sector no da para asumir, significa que será un sobrecosto que se le trasladará a los consumidores. 5% es el efecto que tiene directamente sobre el precio, tanto en pollo como en huevo.

En la industria de los huevos se propone llevar como excluido al huevo y las pollitas de un día, al tiempo que se mantiene un IVA de 5% en todos los insumos como maíz amarillo, fríjol soya, sorgo, tortas, aceites crudos, entre otros. Estos insumos que representan 74% de los bienes y servicios gravados a dicha tarifa. De igual forma, los bienes y servicios gravados a 19%, que pesan 27%.

Con este nuevo panorama que propone la cartera económica el impacto en la industria avícola sería de 8,74%, lo que significaría una reducción en la demanda de 100 millones de unidades al mes, a menos que los consumidores asuman un pago del IVA por $340.000 millones.

En esta línea, Fenavi coincidió en que el golpe sería de más de 8% y que el consumo se afectaría en cinco huevos al mes y en pollo serían 3,3 kilos menos al año, lo que sería, a grandes rasgos, un mes menos de consumo de pollo en el año. Para el gremio de avicultores el articulado de la reforma tiene principalmente tres efectos: el alza de precio para el consumidor final, aumento de la informalidad, y pérdida de competitividad.

Fenavi recordó que, al año, se importan cerca de 100.000 toneladas de carne de pollo que sí reciben la devolución del IVA, por lo que los productores nacionales quedarán en una desventaja competitiva.

La leche y sus derivados

Por su parte, la Asociación Colombiana de Procesadores de la Leche de Asoleche, de ser aprobada, esta propuesta también traería consecuencias socioeconómicas, por la caída en el consumo de productos como la leche. Se generaría una disminución en el consumo, desacelerando la alimentación y nutrición de la población colombiana al afectar su seguridad alimentaria.

La leche se consume en promedio 155 litros al año por persona, bien necesario para complementar la dieta básica, según la OMS. A esta industria se le suma un problema más y es que también hace parte de los bienes que pasarán a excluidos y que deberán aumentar su precio, por cuenta de la no devolución de IVA. El impacto en la industria sería de más de 7%.

Servicios públicos

Para Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones de Colombia, Andesco, el articulado de la reforma incluye que los servicios públicos de energía, gas y acueducto y alcantarillado pasarán a estar excluidos de IVA solo para los usuarios de los estratos 1, 2 y 3, con lo que estos servicios pueden ser gravados con una tarifa de 5% o de 19% para los estratos 4, 5 y 6.

El gremio no ve conveniente que un impuesto como el IVA, con tarifa de 19% se extienda a los servicios públicos domiciliarios los cuales, como todo el mundo sabe, forman parte de la canasta básica de los consumidores.

Insumos agrícolas

Ante todo este nuevo panorama, la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), estima que los costos en el agro subirán hasta 5%. El mayor impacto es en el IVA y en el impoconsumo de los plaguicidas. En exentos devolvían todos los IVA: en empaque, en arrendamientos, en transporte. Cualquiera por pequeño que sea se va a traducir en un mayor costo.

Y es que según los gremios, el incremento de costos por la no devolución no tiene otro camino más que traducirse en precios, pues el monto que se dedica a la producción o al mantenimiento de esta representan los mayores costos en una agroindustria.

Peces gravados

En otro punto, el gremio de las carnes como el pescado también mostró su descontento. Fedeacua, recalcó que el impacto en la industria sería de 5% y que esto daría pie a que se sigan aumentando las importaciones de pescado en más de 6%.

Con esta reforma el sector perderá la competitividad que ha ganado en los últimos 10 años, pero el incremento del Gobierno llevará a la informalidad e impactará la competitividad.

Los productores piscícolas tendrán que subir los productos en cerca de 9%, para compensar el alza en los costos de producción. Con esto, una tilapia pasaría de $8.000 a $8.700, y una trucha de $12.000 a $13.100.

Hasta los plásticos

Según Acoplásticos, el impuesto a los plásticos de un solo uso podría terminar gravando todos los productos empacados en ese material y afectando a los consumidores.

El impuesto terminaría gravando todos los productos que están empacados en este material, pues la tarifa puede ser hasta de 50% del valor del envase o empaque, lo que podría significar un aumento de 5% en los precios.

Este sería realmente un impuesto sobre todos los productos que están empacados en plásticos, por ejemplo, arroz, café, granos, azúcar, leche, queso, bebidas, galletas, snacks, papel higiénico, productos de limpieza, elementos de aseo y de tocador, cosméticos, entre muchos otros.

El gremio propuso que el alcance de la propuesta se extienda para incluir también los empaques de papel, cartón o vidrio, toda vez que los esfuerzos en materia de reciclaje y sostenibilidad competen a todos los actores.

Otros bienes que también pasarían a tener un tratamiento preferencial como excluidos si se llega a aprobar tal y como está la reforma serían algunos como la panela, el cacao, la caña de azúcar, la sal.

Sobretasa a la gasolina y el Acpm

En el documento se especifican las tarifas de la sobretasa a la gasolina y al ACPM, por galón.

En el texto de la reforma tributaria se propone que los municipios, distritos y departamentos adoptarían la sobretasa a la gasolina motor extra y corriente, por lo que su costo se podría elevar. Este gravamen sería para la contribución nacional. Será cobrada por la Nación y distribuida en un 50% para el mantenimiento de la red vial nacional y otro 50% para los departamentos.

La tarifa de la sobretasa al Acpm será de $301 por galón, y en los municipios de zonas de frontera se liquidará con una tarifa de $204 por galón para el producto nacional y $114 por galón para el producto importado.

Estas nuevas tarifas previstas se incrementarían a partir del 1 de enero del año 2022, con la variación anual del IPC. Según explicaron, la Dirección de Apoyo Fiscal del Ministerio de Hacienda y Crédito Público certificará y publicará, antes del 1 de enero de cada año, las tarifas así indexadas.

Otros bienes y servicios excluidos de IVA

De acuerdo con el articulado de la reforma, otros bienes que pasarán a la categoría de excluidos de IVA son los antibióticos, medicamentos, fórmulas lácteas para niños de hasta 12 meses de edad, paneles solares, armas de guerra de uso privativo de las fuerzas Militares y la Policía Nacional, entre otros.

En cuanto a servicios, algunos de los que hacen parte del listado de excluidos son los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio; planes obligatorios de salud del Sistema de Seguridad Social en Salud, entre otros.