DIARIO DEL HUILA, NEIVA

Catalina Durán Vásquez

El pasado 4 de noviembre se posesionó Jimmy Puentes como director del centro penitenciario de Rivera, completará 3 meses en el cargo donde ha tenido que enfrentar la crisis sanitaria que se vive a causa del covid-19 y los problemas internos de la cárcel.

Sin embargo, todo no ha sido malo para el nuevo director, cuando él asumió el cargo había aproximadamente 180 personas contagiadas del virus covid-19, al día de hoy tienen 4, de los cuales 3 son mujeres y 1 hombre.

“Estos 4 contagiados son de los que se recibieron hace poco, porque hace 20 días que vino la Ministra de Justicia y el director del INPEC llegaron a unos acuerdos de unos convenios y firmamos uno por 400 millones con la Alcaldía de Neiva, donde nos van a facilitar algunos elementos. Nosotros empezamos a recibirlos, de acuerdo a eso, el día 29 de diciembre recibimos los primeros 23 sindicados a Neiva de los que estaban en la URI, a esos 23 se le hicieron la prueba de covid, saliendo 4 positivos, porque aquí en la cárcel esos 180 contagios que había cuando llegue, ya quedaron sanados del virus”, indicó Jimmy Puentes director del centro penitenciario.

El centro penitenciario cuenta con 7 pabellones, 6 para hombres y 1 para mujeres.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Gmail

El centro penitenciario cuenta con 7 pabellones, 6 para hombres y 1 para mujeres.

Los casos con resultados positivos se encuentran aislados hasta el día 12 de enero que terminan su cuarentena, porque ellos ingresaron el pasado  29 de diciembre.

“El martes es 12 y completan 15 días, el procedimiento es que el médico del centro penitenciario les haga un tamizaje, revisión general y da el aval para enviarlos a los patios”, aseveró Puentes.

Actualmente, están pendiente 29 resultados de pruebas tomadas la semana anterior por parte de la revisora del centro de reclusión, estas son personas que se les da el beneficio de 72 horas y que llevan un determinado tiempo en detención.

“El procedimiento es que salen y cuando regresen se deben aislar 14 días y se le toma la prueba. Están pendiente la entrega de esos resultados el día 12 de enero, pero todos se encuentran en perfectas condiciones de salud, pero a pesar de eso, están aislados, fuera de ellos, los 4 que están con covid que fueron de los que llegaron de la URI, quienes terminan confinamiento mañana 12 de enero contados los 15 días desde la fecha de ingreso al centro penitenciario”, sostuvo el director de la cárcel.

Condiciones higiénicas

El centro penitenciario cuenta con 7 pabellones, 6 para hombres y 1 para mujeres, según el director la parte de salubridad está en perfectas condiciones. Además de eso, cuentan con dos médicos, dos enfermas, una odontóloga en la unidad de odontología.

“Los reclusos tienen servicio médico permanentemente las 24 horas del día, no tenemos brote de nada; existen dos casos de tuberculosis, pero en estos momentos están en la segunda fase, también se encuentran aislados, pero se encuentran en buenas condiciones. La segunda fase no es contagiosa, sin embargo, se debe tener un tratamiento médico y se sacan a los patios nuevamente. En cuanto a salubridad no tenemos ninguna novedad”, dijo Puentes.

El director del centro de reclusión expresó que siempre está pendiente todos los días de los internos, “no es decir que se les da un manjar, pero si se les da un menú acorde y humanamente posible desde el punto de vista presupuestal”.

“Un desayuno puede ser un huevo, un café en leche o chocolate, una arepa o un pan y una fruta. Un almuerzo puede ser sopa, frijol, lenteja o alverja, arroz, la proteína de entre 80 a 100gr que puede ser pollo, carne, pescado o sardina, papa o maduro y el jugo. La cena puede ser arroz, alguna de las proteínas mencionadas, un maduro cocido, una papa o yuca y café en leche o jugo”, manifestó el director del centro penitenciario.

También, se les da la dotación de acuerdo a la norma del INPEC, su jabón, implementos de aseo 4 veces al año, sin embargo lo único que no tienen en este momento son las visitas y eso debido a la coyuntura que se vive por la pandemia del covid-19.