miércoles, 18 de septiembre de 2019
Enfoque/ Creado el: 2019-08-17 01:00

Cerveza artesanal, iniciativa que toma fuerza en el Huila

En Palestina, una comunidad de campesinos emprendió crear cerveza artesanal de pitahaya y café. La iniciativa es un reflejo del auge que vive este tipo de proyectos en el departamento, donde también hay bebidas a base de frutos autóctonos como la cholupa.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 17 de 2019

 

Por: Caterin Manchola

Hace algunos meses campesinos de Palestina, al sur del Huila, vieron en la cerveza artesanal la mejor opción para evitar que la producción de pitahaya, que no cumplía con los requisitos para ser exportada, se perdiera. Ya sea por la calidad, categoría u otros aspectos, se estaba desperdiciando,  según indicó la Asociación de Productores Agropecuarios de Palestina, Agropales, gestora del proyecto.

De la asociación hacen parte cultivadores de café y pitahaya, quienes a través del programa Sena Emprende Rural desde hace algunos meses arrancaron el proyecto de crear cerveza artesanal, para darle un valor agregado a los productos.  Ya tienen los laboratorios y adecuaciones, actualmente están en el trámite de los requerimientos con el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima.

Los labriegos, que residen en el municipio más productor de pitahaya del Huila, comenzaron a recibir capacitaciones en la parte técnica y de transformación de agroindustria. De allí, resultó que  también podían crear dulces, gomas, vinos y néctares, entre otros.

“Tienen un producto de muy buena calidad y están en el proceso de estandarizaciones, pero ya está el producto como tal”, dijo Oscar Trujillo, uno de los instructores que ha acompañado el proceso.

Para el instructor, fue lo inquietos y emprendedores lo que le permitió a esta comunidad lograr ese valor agregado que tanto necesitaban.

En Huila, ya se cuenta con cerveza artesanal de café, cholupa, maracuyá, guayaba y ahora pitahaya. Los procesos se han adelantado en municipios como Campoalegre, Pitalito, Palestina y Rivera.

Buenos aprendices

Jaime Osvaldo Jiménez, instructor que ha liderado el proceso,  resaltó que esta es la primera cerveza de pitahaya que se hace en Huila;  “ha habido de otras frutas, pero de pitahaya no había”. Y destacó que la acogida ha sido muy buena, pues “ellos son productores y se les pierde, hay casos donde no se puede aprovechar hasta el 50 por ciento, entonces comenzar a crear nuevos productos ha sido muy bueno”.

La cerveza es una mezcla entre malta, extracto pitahaya, lúpulo y levadura. Su color es amarillo y  mantiene el sabor original del fruto.  De otra parte,  el vino es solamente la fermentación del jugo de la pitahaya.

De acuerdo con Diana Barrera, secretaria de la asociación,   son 25 personas las que están recibiendo las capaciones, pero de Agropales hacen parte 120 palestinenses.

Aprovechando que Palestina es líder en esta fruta, tiene alrededor de 2.000 hectáreas en cultivos,  se están aprovechando por ejemplo las más pequeñas, a las que la comunidad  llama ‘richi’. Aunque hay algunas que son de buen tamaño, pero alcanzan a tener alguna picadura de hongo, entonces esas también son rechazadas para la exportación, pero no están contaminadas así que también las están usando.

Agregó que con el mucílado de café y la cáscara también se están creando productos como dulces. Aunque “estamos apenas iniciando, nos apoya en Sena, estamos recorriendo un nuevo camino”, pero ya tienen proyectado gran variedad de productos innovadores, indicó.

Por parte de la  asociación han participado en el mercado campesino en Pitalito, donde hubo buena participación y acogida desde la comunidad. También resaltó que les ha ido bien en el pueblo, “porque es un producto de innovación y los pitahayeros también se sienten orgullosos de que exista”.

Diana Barrera, es también productora de cafés especiales, y está convirtiendo este producto insignia del Huila en vino;  pero además, “con la cáscara estamos haciendo dulce, parecido al navideño, pero con cascarita en almíbar. Y salsa para carnes con mucílago del café, ese es uno de mis productos estrellas”, resaltó alegremente.

Cervecería en marcha

Entre tanto en Rivera, Lina Sofía Cerquera Losada  y su esposo llevan más de 10 años haciendo cerveza artesanal casera. Actualmente, tienen una producción de 2.400 litros mensuales.

El proyecto fue financiado por Fondo Emprender, y la Cámara de Comercio ha brindado asesorías. Ya cumplió un año de ser constituido como empresa y las cervezas se están comercializando en Neiva, Rivera y Cundinamarca.

“Estamos mirando expandirnos a más departamentos como el Tolima, Caquetá y Putumayo”, anunció Cerquera Losada.

La idea nació porque con su esposo gustan de la cerveza y de hablar de temas cerveceros. Después comenzaron a viajar  y conocer más, pero todo inició como hobby. Y, aunque tienen variedad en recetas, se inclinaron por la cholupa para impulsar algo propio de la región.

“Esa cerveza también tiene arroz. Lleva maltas alemanas, lúpulo, arroz del Huila y cholupa de Rivera”.

En el negocio han contado también con ayuda de sus familiares, sobretodo en la comercialización. Y han participado en eventos, como el encuentro de cerveceros artesanales en Bogotá hace seis años.

Sin embargo, manifestó que tampoco se quieren regir solamente por las fórmulas tradicionales. Por ende, tienen recetas propias y quieren hacer algo diferente.

“Pensamos que la cervecería, al ser artesanal, nos convierte también en artesanos. Y el artista hace cosas propias, no necesariamente se tiene que copiar de estilos que ya están hechos”, resaltó.