Las centrales obreras y el Gobierno nacional tras quince reuniones llegaron a un acuerdo de un aumento salarial en el marco de la negociación de la Mesa Nacional Estatal, que se realizó en Bogotá.

En las reuniones participaron diferentes organizaciones sindicales con las cuales se llegó al consenso de un incremento en el salario de los funcionarios del Estado y trabajadores oficiales del país de un punto por encima del IPC

Ricardo Vanegas, negociador de la Confederación General de Trabajadores (CGT) en la mesa estatal aseguró que el acuerdo se logra gracias al dialogo.

“Hemos llegado a un acuerdo del ajuste salarial que en este año será de un punto por encima del IPC, esto se logra tras unas largas jornadas en la que demostramos que necesitamos una reactivación económica”.

Vanegas tambien agregó que para 2022 se consolidó que haya un aumento del IPC más 1.64%, que hace que se mantenga el aumento del salario como ha ocurrido en las pasadas negociaciones.

Por su parte Jorge Peña, negociador de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), destacó en el marco de esta negociación la unión de las centrales lo que permitió llegar a unos acuerdos importantes.

“Hemos logrado con el movimiento sindical derrotar esa tesis que habían marcado que se congelarían los salarios de los trabajadores en el país”, sostuvo.

Del mismo modo Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), destacó el acuerdo para los un millón 300.000 trabajadores en el país. “en materia salarial se ha llegado a un acuerdo que implica una derrota en la política del gobierno en su pretensión de congelar los salarios del sector público”, sostuvo.

Maltés también aseguró que, aunque el avance no llena las expectativas de los trabajadores, es un incremento que mantiene el ritmo de los dos años anteriores.