La alcaldesa Claudia López anunció que se suspende el ingreso de público a los estadios, tras los hechos de violencia presentados entre las barras de Nacional y Santa Fe en el estadio El Campín.

“Lo que han hecho unos hinchas desadaptados y violentos es inaceptable con Bogotá. Trasladamos refuerzos de Policía para organizar una salida separada que evite nuevos choques al evacuar el estadio. Así no hay garantías para tener público. Haremos imponer las más severas sanciones”, dijo la mandataria, quien añadió que “¡Bogotá se respeta!”.

López, además, convocó a la Dimayor para que tome medidas y “aplique severas sanciones por los hechos inaceptables de hoy en El Campín”. “Hinchadas, equipos y Dimayor son corresponsables de que podamos volver a los estadios bien. No hay derecho a que le hagan esto a Bogotá”, puntualizó. La decisión también cobija al escenario de Techo.

Triste imagen de lo que pasó en El Campín

Una madre huyendo de los violentos con su hijo en brazos refleja lo que vivieron aquellos que fueron al estadio a ver un partido y acabaron presenciando una batalla campal.