jueves, 20 de septiembre de 2018
Actualidad/ Creado el: 2018-09-12 12:23

Colegios podrán prohibir tener relaciones sexuales en aulas de clases

La Corte Constitucional lo dejó claro a través de sus redes sociales.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 12 de 2018

Si así está claramente prohibido en sus propios manuales de convivencia y se aplica cabalmente el debido proceso, un colegio sí puede expulsar a estudiantes descubiertos teniendo relaciones sexuales en las instalaciones de la institución educativa. 

Así lo dejó claro la Corte Constitucional al explicar los alcances del fallo que favoreció a dos estudiantes que habían sido expulsados de un colegio militar luego de ser sorprendidos por un vigilante. 

Aunque el caso puntual fue fallado a favor de los jóvenes, quienes deben ser reintegrados, la Corte señaló que la decisión se dio porque: "El colegio no aplicó debidamente los criterios que había establecido en su propio manual de convivencia para imponer una sanción ante una falta gravísima". De hecho, hizo esa precisión en la mañana de este miércoles a través de su cuenta de Twitter.

También reseñó que solo estudió "un caso particular de desconocimiento a debido proceso en sanción disciplinaria adelantada a dos jóvenes estudiantes de un colegio". 

En el caso puntual, la Corte señaló que la expulsión era una sanción desproporcionada teniendo en cuenta que esa conducta, si bien puede ser reprochada por el manual de convivencia, hacía parte de la esfera íntima de las personas y no afectó a terceros. Pero el elemento clave fue la violación al debido proceso por la utilización de un video que violó la intimidad de la pareja y que fue utilizado como prueba reina para imponer la sanción disciplinaria. 

El tribunal dijo que se les violó su intimidad porque -aunque se mantuvo la reserva del video-, la institución debió valorar de manera integral la falta cometida por los estudiantes. 

Para la Corte, como los dos estudiantes aceptaron su falla ante el director de la institución, se les debió aplicar un atenuante frente a su sanción, es decir, una medida menor como la matrícula condicional 

La Corte dice que la sanción no fue proporcional porque se basó "en apreciaciones personales en relación con el caso". El fallo asegura que "el modelo de sanciones debe configurarse gradualmente según la gravedad de la falta, a fin de conservar los principios de proporcionalidad y reazonabilidad". 

El fallo argumenta que si bien la sanción de expulsión contra un estudiante por tener sexo en una institución educativa puede ser adecuada -en los casos en los que se incumple el manual de convivencia-, no es la única aplicable.

Esto porque, a juicio de los magistrados, "la infracción hace referencia a un acto íntimo sexual que no afecta a terceros o a la comunidad académica en general, pues tanto en la demanda, como en la contestación de la entidad accionada, se señala que la afectación fue personal, familiar, y del entorno social de los accionantes, pero no se estableció ninguna afectación a la comunidad académica y estudiantil en particular". 

Esto implica que las instituciones educativas deben hacer una ponderación entre el derecho a la intimidad sexual de los estudiantes, versus la protección de la convivencia educativa. En esos casos se debe privilegiar la intimidad "en el entendido que la situación no tuvo trascendencia en la comunidad estudiantil". 

"La falta cometida, a pesar de ser legítimamente reprochable por parte de las autoridades disciplinarias de la escuela, no terminó por afectar a terceros, es decir, a la comunidad estudiantil y, además fue reconocido por los propios infractores. Este último aspecto, resulta trascendente para valorar el tratamiento y la proporcionalidad que la entidad accionada otorgó a la sanción", dice el fallo. 

La Corte le ordenó a la escuela militar volver a vincular a los estudiantes expulsados y reiniciar el proceso disciplinario contra los dos estudiantes, pero respetando sus garantías, y vinculando a sus familias, así como a asesores en psicología y trabajo social, para que tome medidas que sean proporcionales a la falta cometida. 

FUENTE: EL TIEMPO

Comentarios