Diario del Huila

Colinas del Norte y su ‘incesable’ inseguridad

Feb 5, 2021 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 Comunidad 5 Colinas del Norte y su ‘incesable’ inseguridad

Por: David Vásquez

La inseguridad es constante en la vida de los neivanos, a diario los índices de hurtos, lesiones personales, extorciones entre otros delitos, son la noticia de todos los días, y dentro de esta pandemia generada por el coronavirus se han disparado los niveles de violencia en el área urbana y rural de la capital huilense.

En la Comuna Uno ubicada en la parte norte de la ciudad de Neiva, existe un sector que a simple vista es muy tranquilo, lleno de personas que trabajan a diario por sus sueños y por lo que quieren lograr, pero vienen siendo azotados por un enemigo silencioso como los delincuentes.

En Colinas del Norte los habitantes viven con el temor de salir en determinada hora de la noche, pues corren el riesgo de que los “amigos de lo ajeno” cumplan su cometido, es por eso que hablamos con los residentes del sector, quienes prefieren mantener en reserva su identidad, y manifiestan el alto grado de inseguridad que se registra en las calles, además piden ayuda de las autoridades competentes para frenar este problema que está creando trastornos en la comunidad.

“Cuando llegué a vivir a este sector uno se podía sentar a fuera de su casa y platicar con los vecinos con tranquilidad, también si necesitaba algo podía ir a la tienda o a la papelería sin ninguna preocupación, pero ahora siempre que se sale es con el miedo de que pasen hombres en sus motos y le rapen las cosas que uno lleva” expresó una habitante del sector.

También la existencia de una invasión a los alrededores del sector mantiene en una constante preocupación a los habitantes de Colinas del Norte, porque consideran que ha habido un crecimiento exagerado de esta población que los acompaña en su barrio a lo largo de mucho tiempo atrás.

Las familias afirman que invadieron mucho antes de crearse el barrio; nunca antes habían causado molestias y muchos de los habitantes de Colinas del Norte lograron entender las razones por la que las familias se encontraban invadiendo esos predios y recurrían a esta solución; sin embargo, según un habitante cercano a la invasión dijo que “en los últimos años el número de invasores se ha incrementado notablemente; aseguran que hay personas que se dedican a los atracos, a la venta y al consumo de alucinógenos y es allí donde se esconden”.

La comunidad asegura no tener inconformidad con la invasión, también afirman que muchas de las familias que allí habitan son muy buenas personas y que cada una tiene una historia diferente de vida por contar, pidiendo tener oportunidades sociales y laborales que en muchos casos han sido arrebatadas, o que son desplazados y sacados a la fuerza de sus anteriores hogares.

Sandra Olaya, habitante del barrio desde hace 10 años dijo que “hemos tenido la posibilidad de interactuar con varios de ellos y conocer por las circunstancias que han pasado, es por eso que no nos incomoda la existencia de esta invasión, pero las cosas se empiezan a tornar oscuras cuando son algunas personas que residen allí, que comienzan a hurtar y a quitar la tranquilidad del barrio.

Son más de 40 familias que se ven directamente afectadas por los malos comportamientos de quienes pertenecen a la invasión, cuentan que es común ver por el sector jóvenes entres los 13 y 14 años oliendo bóxer, también afirman que constantemente taxistas y motociclistas entran y salen de la invasión, ellos creen que allí pueda haber un expendio de sustancias psicoactivas.

“A diario diferentes taxis ingresan a la invasión sin pasajeros y salen igual, posiblemente ahí vendan drogas, pero lo realmente triste es ver como niños que están entre los 10 y los 16 años pasan con su tarro de bóxer o fumando marihuana” agregaron los habitantes.

Daños en las propiedades y terreno abandonado

Dentro del sector existe un terreno abandonado ubicado en la carrera 3 y primera y las calles 48 y 50 con un problema de iluminación, el cual se presta para para que estos niños y jóvenes consuman sus alucinógenos con toda comodidad, además de que muchos delincuentes usan el lugar para esconderse después de haber cometido el delito.

“Una de las vecinas que vive entre la calle 49 y la carrera 3 oeste, ha sido víctima de los ladrones en dos ocasiones, y esto siempre sucede cerca a los predios de este terreno abandonado, después que los delincuentes lo atacan a uno se meten ahí y de una vez salen a la primera”, dijo la residente.

Al mismo tiempo según el testimonio de un vecino que vive en frente al polideportivo de la calle 53 asegura que los niños y adolescentes que consumen alucinógenos dañan los parques con piedras, muchas veces rompen los vidrios de las casas, aportándole más a la inseguridad del sector por eso la comunidad quiere que se haga un alto para detener el problema.

La comunidad no quiere que ese lunar negro empañe la imagen de Mansiones del Norte, hoy piden con insistencia que se tomen medidas en el asunto, manifiestan que los agentes del cuadrante saben y no hacen nada, ellos quisieran que se colocará un CAI móvil por unos días para mitigar.

Cansados de la inseguridad, habitantes piden acompañamiento por parte de la policía.

Cansados de la inseguridad, habitantes piden acompañamiento por parte de la policía.

Las autoridades se pronunciaron al respecto

Ante esta problemática el Coronel Diego Fernando Vásquez comandante de la Metropolitana de Neiva, manifestó que se iniciarán nuevas labores y planes de control y vigilancia no solo en ese sector sino en toda la capital huilense.

“Sé están desplegando diferentes puestos de control alrededor del casco urbano y rural de la ciudad, especialmente en aquellos lugares que se ven solos y son focos de delincuencia, las jornadas de patrullaje se han extendido por todas las comunas buscando garantizar la seguridad y cercanía de nuestros oficiales con las personas”, afirmó el Coronel Vásquez.

De esta manera, la secretaría de Vivienda asumirá un compromiso para iniciar los debidos procesos para la búsqueda de información en apoyo a las comunidades de esta invasión.

“Tenemos que saber primero dónde están ubicados, conocer si el lote es del Municipio o si es privado, saber cuántos son para mirar si se pueden reubicar”, contó Esperanza Montaño Cortes, secretaria de Vivienda de Neiva.

La comunidad también confía en el compromiso de la Secretaría de Vivienda y la Policía Metropolitana para que puedan gozar de la paz inicial que vivían cuando llegaron al sector.

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.