La senadora Paloma Valencia del Centro Democrático hizo la presentación del informe de conciliación del proyecto 320/20 Senado, 212/19 Cámara, el cual prohíbe el uso de castigo físicos, tratos crueles, humillantes, o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección contra niños, niñas y adolescentes.

La legisladora sostuvo que se acogió el texto del Senado, con dos correcciones menores. “Se tomó en cuenta los comentarios de los sectores, quienes participaron en una audiencia sobre el tema, queremos que se dé el mensaje a los padres que es posible corregir a los niños sin el maltrato físico”. El informe de conciliación de la iniciativa fue aprobado con 81 votos por parte de los congresistas.

Este proyecto comenzó por la iniciativa de de los Representantes a la Cámara del Partido Liberal Julián Peinado y Harry González, el cual buscaba la prohibición de cualquier castigo físico contra los niños, niñas y adolescentes de Colombia.

De acuerdo con el documento presentado para la aprobación del proyecto, “la prohibición se extiende a cualquier otra persona encargada de su cuidado, en cada uno de los diferentes entornos en los que transcurre la niñez y la adolescencia”.

Con la aprobación se hará un cambio en el artículo 262 del código civil para que quede de la siguiente manera: “Las familias, los padres, las personas encargadas del cuidado personal de los niños, niñas y adolescentes o quienes tengan su representación legal, tendrán la facultad de vigilar su conducta, corregirlos y sancionarlos. Queda prohibido el uso del castigo físico, los tratos crueles, humillantes o degradantes y cualquier tipo de violencia como método de corrección, sanción o disciplina”.

Aunque esto se encuentre en el código civil no significa que el padre o el tutor legal vaya a ser castigado. La iniciativa pretende que el castigo físico y los tratos crueles o humillantes “no sean causal de pérdida de la patria potestad o de la custodia, ni causal para procesos de emancipación”.

Pero hay que tener en cuenta que, este cambio al código civil, solo se seguirá al piel de la letra si dichos actos no son reiterativos y “no afecta la salud mental y física” del menor de edad, es decir, que en el momento que haya un caso de violencia severa, esta medida no será tomada en cuenta.

El proyecto en su paso por el Congreso también vivió un debate en redes sociales una vez que Amapola, hija de Paloma Valencia, se ganó el protagonismo en una entrevista que le hacían a la senadora sobre el proyecto de ley. Mientras Valencia explicaba el contenido de la ley al Diario del Huila, su hija interrumpió la conversación con una anotación que dejó mal parada a la senadora del Centro Democrático.

“¿Será que lo niños que no les pegan son descontrolados y totalmente necios y no van a tener ningún límite? No, eso no es cierto”, expresó Paloma Valencia, pero al escuchar los argumentos de su madre sobre el castigo físico, Amapola le preguntó: “¿Entonces, por qué tú me pegas?”, lo que generó risas entre los entrevistadores.

La congresista también, entre risas, le contestó a la pequeña que ella no le pegaba.

“A Amapola la sacaron de contexto”: Paloma Valencia