DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Por: Rolando Monje Gómez

El comercio, la industria manufacturera y el transporte, alojamiento y comida, son los sectores económicos que tienen mayor acceso a los productos financieros en Colombia, según el estudio de la Banca de las Oportunidades con base en las cifras del Registro Único Empresarial y Social (Rues) y TransUnion.

Para el estudio se obtuvo una base de 1.635.641 unidades en 2019, que correspondían en un 71,2 % a personas naturales y en un 28,7 % a personas jurídicas, y desde ese puntos los datos indicaron que entre las sociedades consolidadas el 90,1 % contaban con algún producto financiero activo, 84,6 % con mínimo un depósito y 73,7 % con un crédito.

El 67,7 % de las empresas nacientes contaba con algún producto, el 62,6 % algún depósito mientras que solo cuatro de cada diez (46,1 %) tenía un crédito. Por el lado de las empresas consolidadas la investigación determinó que en el 63,8% se tenía acceso al crédito.

El estudio titulado ‘Inclusión financiera empresarial: evidencia con registros administrativos’ se enfocó estos sectores y describió que en el caso del comercio el nivel de acceso de las empresas a los productos financieros es de 84,7 % (ocho de cada diez), mientras que en cuanto al crédito el porcentaje es de 65,1.

En la industria se observó la misma proporción de compañías con productos financieros que en el comercio (84,7 %), mientras que transporte, alojamiento y comida se ubicó en el tercer lugar con 83,4 %.

Los ramos que tuvieron los menores niveles de inclusión financiera fueron, en su orden, minería con solo 66,5 % de las firmas con algún producto, mientras que para el caso de los negocios agropecuarios el indicador fue del 70,3 % y para la construcción 72,4 %.

En el caso agropecuario, existe un desbalance completo en los ciclos de cosecha y de los créditos. Por ello, muchos campesinos deben pagar el monto solicitado mucho antes de comercializar.

Un hallazgo complementario son los tipos de productos de depósito. Mientras que para las empresas más antiguas es más probable tener cuentas de ahorro y corrientes, en las más jóvenes, cuando se trata de personas naturales, predominan los depósitos electrónicos.

Cerca de 26% de las personas jurídicas accede a los créditos comerciales, mientras que tan solo 15% solicita tarjetas de crédito y 7% créditos de consumo. El acceso a microcrédito en las empresas es elevado, ya que cerca de 22% solicita este tipo de producto. Las personas naturales prefieren acceder a productos como las tarjetas de crédito, que registraron una cifra de 48,8%, y crédito de consumo, con 38%; sin embargo, tienen una reducida tasa de acceso y solicitud de microcréditos, con tan solo 2,1%.

En ese sentido y en línea con los cálculos de gremios y las cifras oficiales de Confecámaras, se encontró que del total de compañías 1,5 millones eran micro (92,4 %) 92.850 eran pequeñas (5 %), 24.648 medianas (1,50 %) y 7.621 grandes (0,5 %).

Del total, la mayor cantidad eran sociedades nacientes que significaron 32,3 %, y a estas les siguieron las jóvenes con el 23,5 % de participación, las consolidadas (22,9 %) y las maduras (21,3 %).

Con todas estas cifras se concluyen dos cosas: las empresas adquieren productos financieros que estén acordes con su etapa de desarrollo y por otro lado una de las claves son las alternativas digitales sobre todo para las unidades productivas jóvenes, pequeñas o que se encuentran en zonas con una baja cobertura financiera.

Otra vía para pensar en inclusión financiera son los pagos digitales y más teniendo en cuenta el auge que vive el comercio electrónico por cuenta de la pandemia, con un consumidor que privilegia las compras en línea.

El estudio, aunque preciso, tiene un sesgo, puesto que los datos recogidos solo corresponden a reportes administrativos de compañías formalmente registradas, lo que significa que los indicadores no representan todo el universo empresarial. Los altos índices de informalidad a nivel de compañías en Colombia no quedaron registrados y se basó en datos de las 57 cámaras de comercio.

Bajo acceso de la mipymes

El estudio encontró que las mipymes y las empresas nacientes tienen un bajo acceso a los productos financieros. La tasa de aprobación de créditos en el segmento empresarial es de 89,3%, según cifras de la Superintendencia Financiera, pero aún existen sectores económicos que cuentan con un reducido acceso a estos servicios.

El estudio observó que 90% de las empresas consolidadas (con más años de operaciones en el mercado) cuentan con al menos un producto financiero, una cifra que para las compañías nacientes es de 67,7%.

Para la Banca de las Oportunidades, el documento es tan solo un primer diagnóstico del acceso a productos financieros de los emprendimientos. El informe, que muestra información de 2019, está apoyado en las bases de datos de Confecámaras. Estas permitieron determinar cuántas de las compañías registradas en las 57 cámaras de comercio tienen productos de depósito o crédito en entidades financieras.

La entidad también analizó la cobertura de los servicios bancarios. En este punto encontró que el producto financiero con mayor porcentaje de acceso es la cuenta de ahorro, con una cifra de 73%. Para las cuentas corrientes se registró un acceso de 40%.