Luego de los desmanes que se generaron en horas de la tarde después de que encapuchados lanzaran una bomba molotov al Centro de Atención Inmediata CAI del barrio Santa Inés, el comercio no tuvo otra opción que cerrar sus negocios.

Hasta el sitio tuvo que llegar el Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD, por cerca de una hora y media hubo fuertes enfrentamientos en el sitio entre encapuchados y la fuerza pública, lo que generó zozobra entre la comunidad del barrio Santa Inés y Cándido y el posterior cierre de la totalidad de los establecimientos de comercio.

Sin embargo, luego de que se disminuyera el conflicto entre las dos partes debido a la llegada de la comunidad con fines mediadores, algunos establecimientos volvieron a abrir sus puertas. La situación en el lugar es tensa.