DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE

Infobae

En medio de la visita que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) adelanta en el país desde el pasado lunes, integrantes de la Comisión de Paz se reunieron con este organismo internacional para entregar su reporte en cuanto a la situación de derechos humanos en las movilizaciones, que completan más de 40 días.

En el encuentro estuvieron presentes los presidentes del Congreso de la República, Arturo Char por Senado y Germán Blanco, por Cámara de Representantes, y algunos congresistas que hacen parte de la Comisión de Paz como Iván Cepeda, Guillermo García Realpe y Roy Barreras.

“Estamos haciendo entrega a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la información que la Comisión de Paz ha recogido a lo largo de estas semanas sobre el desarrollo de la crisis nacional”, manifestó el copresidente de la Comisión de Paz, Roy Barreras.

Asimismo, Barreras señaló que les pidió a los miembros de la CIDH mantener la imparcialidad en estos casos y llevar ante la Corte Penal Internacional o la Corte CIDH los hechos de violencia que han ocurrido durante las manifestaciones.

“Le hemos pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dos cosas: que revise con la objetividad de siempre lo que ha ocurrido en Colombia que se puede resumir en una frase trágica, al reclamo social legítimo se le respondió con representación brutal que ha causado muerte y violencia”, señaló el senador Barreras.

Por otro lado, se conoció que la presidenta de la CIDH, Antonia Urrejola, y otros representantes de esta organización internacional se reunirán con miembros de la oposición política en Colombia que conforman el llamado Pacto Histórico.

“El Pacto Histórico advierte sobre hechos ocurridos en el pasado reciente contra congresistas de la oposición en Colombia. Ante esta situación grave y urgente de sufrir daño irreparable, instamos a la CIDH a que conceda medidas cautelares a los congresistas: Ángela María Robledo, María José Pizarro, Wilson Arias, Alexander López y Gustavo Bolívar”, se lee en un comunicado de esta colectividad política.

En medio de estas reuniones, dos madres colombianas están esperando ser escuchadas también por la CIDH.

Una de ellas es Angélica Socha, la madre de Kevin Sebastián Hernández, un joven de 20 años que fue detenido por supuestamente haber participado en la quema del CAI de La Aurora, al sur de Bogotá.

La madre de Hernández se presentó en la más reciente reunión entre la Corte Interamericana y el Gobierno, esperando que escucharan la defensa de su hijo.

“Mi hijo no estaba en el CAI La Aurora, mi hijo no vandalizó el CAI. Me dijeron que las pruebas que había era el señalamiento una persona y unos fotogramas. Estuvimos revisando fotogramas y el señalamiento de esa persona lo desmiente en su totalidad. Mi hijo no estaba en ese lugar”, dijo la mujer.

De la misma manera, hizo presencia la madre de Dilan Cruz, el joven que murió a finales de 2019 al recibir un impacto de bala por parte de un agente del Esmad en medio del desarrollo de las movilizaciones del paro nacional de ese año.

Jenny Alejandra Medina, progenitora del joven, acudió al lugar a reclamar porque casi dos años después de la muerte de su hijo sigue pidiendo que se haga justicia en su caso.

“Espero que haya una reforma de la Policía, pero que sea real, que sea verdad. Espero, y ojalá si en las manos estuviera, un desmonte al Esmad, es mi mayor deseo”, señaló la mujer, quien además se refirió a los manifestantes y dijo que “los jóvenes que salen a protestar por sus derechos no son vándalos”.

“Le hemos pedido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que revise con la objetividad de siempre lo que ha ocurrido en Colombia”.