DIARIO DEL HUILA, CIUDAD

Por: Amaury Machado Rueda

Fotos: José Rodrigo Montalvo

El uso de bolsas de colores diferentes para la separación de residuos, empezó a regir desde enero de 2021, por disposición del Gobierno Nacional. En Neiva, tras hacer este año pedagogía, en cinco comunas entrarían a operar las rutas selectivas, así como la aplicación de comparendos por incumplimiento de la norma.

Por orden del Ministerio de Ambiente, desde el primero de enero del 2021 empezó a regir el nuevo código de colores para la separación de residuos sólidos en el país. Este nuevo código busca simplificar el proceso del reciclaje y hacerlo más entendible con el uso de tres colores de bolsas o recipientes según el tipo de material.

Los colores que se establecieron fueron:

Blanco: residuos aprovechables limpios y secos, como plástico, vidrio, metales, papel y cartón.

Negro: residuos no aprovechables como el papel higiénico; servilletas, papeles y cartones contaminados con comida; papeles metalizados, entre otros. En esta bolsa o recipiente también deberán disponerse los residuos COVID-19 como tapabocas, guantes, entre otros.

Verde: residuos orgánicos aprovechables como los restos de comida, residuos de corte de césped y poda de jardín etc.

En el municipio de Neiva, el proceso de aplicación de esta nueva reglamentación empezó, con base del Plan de Gestión Integral de Residuos Sólidos PGIRS a aplicarse de manera gradual y muy educativa. Así lo indicó el secretario de Medio Ambiente, Octavio Cabrera Cante.

El funcionario destacó tres temas fundamentales, el primero hace referencia a que el PGIRS ya se encuentra incluido dentro del cronograma de actividades, así como la manera cómo se va a implementar en la ciudad de Neiva. Es de tener en cuenta que este es de ley nacional que obliga a los municipios a hacerlo.

“En la implementación del código se iniciaron campañas educativas, de manera presencial, casa a casa, con los ingenieros parar enseñarle al ama de casa, o la persona que seleccione la fuente, a cómo hacerlo correctamente y que empiece a hacer parte de su cotidianidad. Es así como en la Secretaría de Ambiente llevamos este año 25 mil sensibilizaciones por parte del equipo de profesionales”.

Indicó que dentro del PGIRS se contempla también la posibilidad de, a partir del 2022, hacer la continuidad de estas capacitaciones en cinco comunas, de manera obligatoria y poner en marcha la operación de rutas selectivas.

Dos rutas selectivas

Según el funcionario, inicialmente los ciudadanos deberán hacer la separación en la fuente en bolsas o recipientes de dos colores, en uno irán los aprovechables y en otro los no aprovechable. Se decidió solo por dos colores, ya que aún se encuentra en proceso la ubicación legal del sitio para disponer los residuos orgánicos, que amerita un proceso de compostaje.

A finales del 2023, debe estar operando esta planta para así seleccionar los tres residuos, lo orgánico, lo aprovechable y lo no aprovechable.

Se dispondrá también de dos rutas selectivas, una operará un día, de manera coordinada con Ciudad Limpia, para recoger el material orgánico; y otra en la que los recolectores de oficio, recolectan los residuos aprovechables.

Comparendos

Se contempla la aplicación de comparendos, que inicialmente serán educativos para enseñar a la gente cómo hacer la selección de la fuente en las bolsas de colores diferentes. Al tercer comparendo ambiental que se le aplique a la persona, la obligará a pagar una multa de $208.000 por no acogerse a las normas nacionales de descontaminación, reciclaje y reutilización de los materiales.

“Toda esta política viene siendo desarrollada desde el inicio del actual gobierno en cumplimiento del Plan del Cambio Climático, y de las obligaciones que tiene el municipio y la ciudadanía de Neiva con la responsabilidad ambiental. ¿Cuál es el objetivo final? lograr llevar la menor cantidad posible de material aprovechable, al relleno sanitario, y lo que sea aprovechable que genere economía circular en la ciudad, porque van a aumentar al número de toneladas de vidrio, plástico, cartón, y que los recuperadores de oficio, que en este momento tienen que sacar de las cestas, de las bolsas, el material aprovechable, lo puedan encontrar de una manera limpia y seleccionada, lo que irá a aumentar el empleo en la ciudad de Neiva y la capacidad de ingreso de todas las personas que viven todos los días recogiendo residuos aprovechables. También es un apoyo muy grande para las empresas que recogen, reciclan y venden este producto a Bogotá, porque les va a aumentar la cantidad de residuos”, explicó Cabrera Cante.

Resaltó que, a la fecha, todas las instituciones públicas y privadas, llámese Alcaldía, Gobernación, ICBF, Cámara de Comercio, bancos, centros comerciales, supermercados, empresas, ya deben estarse aplicando la selección en la fuente y el código de colores, ya que estos deben presentar un informe de cumplimiento ambiental, que incluye el recibo, por parte de una ECA (Estación de Clasificación y Aprovechamiento) de la cantidad de papel para reciclar que fue dispuesto y reutilizado.

Finalmente, destacó que este año, la Secretaría de Medio Ambiente en coordinación con la CAM hizo una campaña para ubicar los residuos electrónicos y eléctricos donde sacamos varias toneladas de las empresas.

Por varias comunas y establecimientos, la Secretaría de Medio Ambiente realiza este año sensibilizaciones con la comunidad sobre la adecuada separación de la fuente.