Como una medida para favorecer la compra de Vivienda de Interés Social (VIS) en Colombia, el Gobierno nacional aumentó el porcentaje del ingreso mensual que puede comprometer un hogar para el pago de las cuotas de los créditos hipotecarios.

En cumplimiento de lo establecido en el Decreto 257 de 2021, el límite regulatorio de la primera cuota del crédito hipotecario para la compra de vivienda VIS sube del 30% al 40%.

“La modificación de este parámetro es una medida muy importante que apunta a ampliar el acceso al crédito y permitirá que más hogares adquieran una vivienda propia pagando lo mismo o incluso menos de lo que pagan hoy por un arriendo”, afirmó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

Explicó que con la reglamentación anterior el porcentaje máximo mensual que un hogar podría destinar para un crédito hipotecario era del 30% de su ingreso, es decir, que si esa familia registraba $1 millón mensual, no podía pagar una cuota mensual de más de $300 mil; con el incremento del porcentaje ahora podría destinar hasta $400 mil para el pago de su crédito de vivienda, monto que muchos hogares ya destinan al pago de su arriendo.

Aclaró que el ajuste se aplica para los créditos de compra de vivienda y para las operaciones de leasing habitacional.

Malagón dijo que la medida permitirá avanzar en términos de profundización de la cartera hipotecaria en Colombia que actualmente es de cerca del 8% (incluyendo leasing y titularización) y en el aprovechamiento de los beneficios asociados.

“Además, apunta a dar más oportunidades de ser propietarios a los hogares de bajos ingresos que hoy viven en arriendo”, agregó el ministro.