Diario del Huila, Neiva

Por: Juan Manuel Macías Medina

Fotos: Tatiana Ramírez

Con baja afluencia de personas, transcurrieron las manifestaciones de este miércoles en la ciudad de Neiva. Estudiantes, profesores e indígenas, se desplazaron por las principales vías del municipio reclamando al Gobierno Nacional mostrar más voluntad de diálogo con el pueblo. Por su parte, encapuchados se dieron cita frente a la Universidad Surcolombiana para protagonizar una nueva jornada de desmanes.

Líderes estudiantiles, directivos del Comité y representantes de agremiaciones de docentes, explicaron las razones por las que decidieron pronunciarse por las calles de la capital. Así mismo, explicaron lo que para ellos son las razones de la baja afluencia de personas y las exigencias que hacen a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, tras su llegada al país.

Jhon Jair Cuéllar, estudiante universitario, sostuvo que el Comité Nacional de Paro se quedó “hablando solo” en las mesas de negociación, razón que motivó a cerca de mil personas a pronunciarse en la movilización del 9 de junio.

“El Comité Nacional de Paro tomó la decisión de pararse porque el Gobierno no le colocó cuidado, es decir que a los que están allá en la mesa los paró el Gobierno. No tenían nada qué hacer allá sentados hablando solos, el Estado es muy inconsciente, está haciendo lo que quiere y no escucha nada de lo que los colombianos, que fuimos los que lo elegimos, exigimos”, resaltó el estudiante.

El alumno, reveló que se van a seguir pronunciando por las calles opitas, pues ya han visto resultados durante los días que van de protesta.

“Los estudiantes estamos comprometidos porque somos los que nos estamos viendo perjudicados con las políticas de Duque, ya logramos tumbar dos reformas que eran nefastas y vamos a seguir hasta que se cumpla todo lo que exigimos por medio de nuestros representantes. No queremos que el Gobierno siga echándonos la culpa de todos los desmanes que pasan en las ciudades, tienen que hacerse la idea de que es el resultado de todo lo que ha pasado en el país durante todos estos años que ha gobernado la derecha”, indicó.

El joven, también se refirió a la visita de la CIDH, según él, se debe hacer una revisión “exhaustiva” debido a que se han presentado hechos de violencia en contra de los manifestantes.

“Queremos que la Corte Interamericana venga y se dé cuenta de todo lo que ha pasado durante todos estos días de protesta, sabemos que están acá, y esperamos que hagan una labor exhaustiva sobre todos los hechos de violencia que se han registrado a manos de la fuerza pública”, anunció.

Los profesores siguen “resistiendo”

Adelaida Cuenca, presidenta de la Asociación de Institutores Huilenses, Adih, criticó las declaraciones del Ministro de Salud sobre la incidencia de las manifestaciones en la pandemia por coronavirus, según ella, el estado crítico en el que se encuentra el país, se debe a las fallas en el sistema de salud.

“Lo del aumento de covid y todo este pico en el que nos encontramos no es solamente producto de las manifestaciones, sabemos que estamos en el tercer pico de la pandemia y en todo lado se han aumentado los casos. No es cierto que sea solamente por las protestas sino que también se debe a que no hay un adecuado sistema de salud que pueda atender el tema del covid. Los casos van a continuar, reabren el comercio, reabren los bares y demás sitios que son cerrados, las manifestaciones han sido por las vías de Colombia”, resaltó.

Cuenca hizo referencia a la baja afluencia de personas que se presentó en esta nueva jornada de manifestaciones, según ella, esto responde a que hay desilusión frente a la posición del Gobierno y a los supuestos abusos de autoridad.

“El sistema de represión ha aumentado y por lo tanto, los casos de represión y muertes también han aumentado, hay miedo en la población y hay cansancio en las negativas del Gobierno de negociar las peticiones justas del movimiento sindical, social e indígena. Hay una falta de voluntad reiterativa, entonces las organizaciones han determinado nuevas tácticas para continuar en la lucha y la movilización”, enfatizó.

Así mismo, exigió a la Comisión de Derechos Humanos que investigue los casos que presuntamente se han presentado en el marco del Paro Nacional, sin embargo, anunció que no hay un reporte sobre estos hechos que habrían vulnerado la integridad de los manifestantes.

“Le exigimos a la CIDH que investigue cuáles han sido las violaciones, quiénes se han encontrado comprometidos, que esclarezcan todos los casos de desaparición forzada, mutilamiento, detenciones ilegales y, desde luego, exigirle las garantías para la protesta social. No tenemos un reporte en cifras sobre los hechos de violencia que se han presentado en el departamento”, agregó.

La representante de los maestros, indicó que “no hay voluntad de diálogo”, por lo que la situación del país es “delicada”, por lo que coincide en que las manifestaciones deben continuar.

Los diálogos están en una situación muy delicada, realmente no hay una voluntad por parte del Gobierno. Estamos a la expectativa con la toma de Bogotá y demás ciudades capitales a la reiterativa negociación que hace la Comisión Nacional de Paro. Nos preocupa la situación del país porque es necesaria la negociación, tiene que darse ahora, es un momento histórico donde el pueblo en general le pide al Gobierno Nacional la reivindicación y la dignidad de todos. Las manifestaciones van a continuar.

Manifestantes exigieron al Gobierno Nacional mostrar más voluntad de diálogo.

¿Qué va a pasar?

Los indígenas, que en días anteriores manifestaron no verse representados por el Comité Nacional de Paro, anunciaron que seguirán en la “lucha” para hacer cambios estructurales en Colombia.

“Nosotros seguiremos en la lucha resistiendo, no vamos a permitir que sigan vulnerando los derechos de las tierras productivas, no vamos a permitir que sigan abusando contra las poblaciones minoritarias. Exigimos propiamente al Gobierno Nacional que nos escuche y cambie de manera estructural sus políticas”, puntualizó Rolando Chávez.

No paran los desmanes

Como si fuera rutina, encapuchados nuevamente se dieron cita a las 3:50 p.m. frente a la Universidad Surcolombiana de Neiva. El grupo de jóvenes, bloqueó la carrera Primera en la zona que divide al barrio Cándido y Santa Inés, ubicados al norte de la ciudad.

Con la llegada del Esmad, los estudiantes que se habían desplazado hasta el CAI de Santa Inés, tuvieron que replegarse hasta llegar nuevamente a la Universidad Surcolombiana. Algunos habitantes de la zona, rechazaron la llegada de los uniformados porque, según ellos, esta actividad se daba de manera represiva e incitaba a la violencia.

Líderes de la zona, denunciaron públicamente que alrededor del Escuadrón Móvil Antidisturbios Esmad, había personas de civil.

“No podemos permitir que haya personas de civil en una manifestación, ellos vienen porque quieren perfilar a las personas y después cometer los hechos de injusticia que se han presentado en todo el territorio nacional durante todos los días de protesta, las personas estamos cansadas de tanta violencia en este sector, nosotros no tenemos por qué quedar en medio de esta guerra campal”, manifestó un habitante del barrio Santa Inés.

Por otra parte, comerciantes que no quisieron revelar su identidad para evitar posibles retaliaciones, exigieron a los encapuchados no seguir generando este tipo de actividades en la zona, pues las afectaciones económicas son gigantescas.