Sebastián Mieles Betín, se llevó a una menor de 4 años, a una zona despoblada en donde la sometió a abusos sexuales en repetidas ocasiones mientras la golpeaba.

Ante el contundente material probatorio presentado por la Fiscalía General de La Nación, el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado, con funciones de conocimiento de Neiva (Huila,) condenó a Sebastián Mieles a 48 años y 3 meses por su responsabilidad en el crimen perpetrado en Garzón (Huila) en contra de una menor de 4 años.

Según se estableció, el 29 de junio de 2020, el implicado, alias el Costeño, secuestró a una niña de 4 años que se encontraba jugando con otros menores mientras sus padres cerraban el supermercado de su propiedad, ubicado en la vereda Puerto Alegría, en Garzón (Huila).

De acuerdo con la investigación, el judicializado se llevó a la menor a una zona boscosa donde de manera violenta la sometió a abusos sexuales en repetidas ocasiones mientras la golpeaba hasta dejarla inconsciente.

Ante la ausencia de la niña, su padre y los vecinos del lugar iniciaron la búsqueda hallando en el camino a la quebrada uno de sus zapatos y un celular.

Un hombre que colaboraba en la búsqueda encontró al procesado junto con el cuerpo de la menor sobre una piedra. Al ser descubierto, Mieles Betín agredió físicamente a dos personas que lo sorprendieron en el lugar. La menor fue trasladada a una clínica, donde falleció el 4 de julio de 2020, debido a la complejidad y severidad de las lesiones que padeció.

La Fiscalía demostró la responsabilidad de Mieles Betín en los delitos de feminicidio con circunstancias de agravación punitiva en concurso heterogéneo con secuestro simple agravado, acceso carnal violento agravado y tortura agravada. En el desarrollo de la audiencia preparatoria, el procesado aceptó los cargos que le fueron imputados.

Condenado a 48 años y 3 meses por feminicidio en Garzón