Diario del Huila, Comunidad

Por: Juan Manuel Macias Medina

La comunidad del barrio Villa Cecilia, mostró su preocupación por el alto índice de drogadicción que se está viendo en este importante sector de Neiva. Para los residentes, la problemática surge a raíz del olvido de la administración municipal, pues la falta de iluminación, apoyo de la fuerza pública y el abandono de los escenarios recreativos, es evidente en este sector de la ciudad.

Yesenia Rodríguez, habitante del barrio Villa Cecilia, manifestó que los principales escenarios deportivos, muchas veces no pueden cumplir con la finalidad para la que fueron creados, debido a que grupos de jóvenes se reúnen allí a consumir sustancias alucinógenas.

Escenarios deportivos son utilizados para el consumo de alucinógenos.

Escenarios deportivos son utilizados para el consumo de alucinógenos.

“Uno a veces va a salir con los niños y no puede porque los muchachos se ponen a fumar en la cancha y que se va a poner a salir con los niños a que miren eso o que ese olor los afecte”, dijo Yesenia.

Para Julián Camilo Torres Fuentes, la drogadicción es el primer generador de inseguridad en el barrio, debido a que ésta tiene su raíz en el consumo de drogas.

“Esos jóvenes que se ponen a fumar en los parques y en cualquier lado, aparte de que perjudican con el olor a todos los que vivimos cerca, pues también se ponen es a hablar de cómo van a hacer para cometer delitos, entonces lo que hacen es perjudicar a todo el barrio en muchos temas”, sostuvo el hombre.

Parques en mal estado

Los residentes en Villa Cecilia expresaron que otra problema que hace que la delincuencia y el consumo de drogas aumente en este sector, es el avanzado estado de deterioro en el que se encuentran los escenarios para la recreación de los pequeños, pues al no estar en buenas condiciones son utilizados por personas para el consumo de drogas.

La principales vías del barrio Villa Cecilia, se encuentran en mal estado y sin iluminación.

La principales vías del barrio Villa Cecilia, se encuentran en mal estado y sin iluminación.

Según Jorge Enrique Serrano, hace falta que las autoridades municipales inviertan en estos sitios para la recreación de los niños, que además de evitar que sean utilizados por consumidores de droga, alejan a los menores del camino de la delincuencia.

“Un barrio que no tiene parques es un barrio olvidado, aquí tenemos el espacio y tenemos todo, pero todo está dañado, pues claro, los que consumen vicio vienen, ven que nadie se acerca porque no sirve, pues lo cogen de fumadero”, indicó el habitante.

Falta de iluminación, un detonante de inseguridad

Las vías del barrio se encuentran sin iluminación, los habitantes de este sitio ubicado en la Comuna Dos de Neiva, denunciaron que este problema lleva años siendo un flagelo para las personas que transitan por allí.

“Yo trabajo casi todo el día, cuando vengo de trabajar me da miedo llegar a la casa, porque la calle 51, aparte de que está vuelta nada y se echa un polvero, no tiene nada de iluminación, en cualquier momento le salen a uno y lo roban. Esa vía no solo es de este barrio, los que van para Caña Brava también la utilizan, entonces es un peligro”, enfatizó el residente.