DIARIO DEL HUILA, ECONOMÍA

Las estadísticas de seguimiento a los desembolsos de crédito muestran que el crédito sigue fluyendo a la economía de manera positiva.

En el último Informe Estadístico de seguimiento a las medidas a la coyuntura se evidenció que durante la coyuntura las empresas y hogares siguieron financiando sus actividades mediante crédito y gracias al Programa de Acompañamiento a Deudores, PAD, varios de estos sectores lograron redefinir las condiciones de sus préstamos de manera exitosa.

Seguimiento a medidas de a coyuntura.

Seguimiento a medidas de a coyuntura.

La Superintendencia Financiera de Colombia reveló que 1,80 millones de deudores pudieron redefinir sus obligaciones por cuenta de la incapacidad de pago ante la crisis que llega por el coronavirus.

El informe presentado por la Superintendencia está dividido en tres secciones en las cuales se reflejan los resultados de variables como el desempeño y comportamiento del crédito, la evolución del PAD y la continuidad en la prestación de los servicios financieros y otras medidas.

Desempeño positivo

La primera categoría de las mencionadas en el informe revela que el desempeño del crédito sigue fluyendo a la economía de manera positiva.

En esa misma vía otro de los aspectos a revisar fue la evolución en las tasas de interés de los créditos que tuvieron origen en medio del periodo de confinamiento.

La entidad señaló que esos deudores han redefinido condiciones crediticias por $32,6 billones entre el primero de agosto y el 16 de diciembre, todo esto en el marco del Programa de Acompañamiento a Deudores (PAD). 6,34 millones de operaciones se dieron entre el 5 y el 11 de diciembre, lo que representa desembolsos por $7,23 billones.

En lo corrido del período de aislamiento, es decir, del 20 de marzo hasta el 11 de diciembre, las empresas y los hogares han financiado sus actividades económicas y personales a través de 199,020,628 operaciones de créditos desembolsados, por un valor total de $244.02 billones.

De acuerdo con la Superfinanciera, 675.850 deudores que se acogieron a este programa redefinieron las condiciones de sus tarjetas de crédito, modificaciones por $3,22 billones.

 

Libre inversión

El siguiente producto de crédito en el que mayor número de deudores hicieron cambios fue en el de libre inversión, en el que 131.801 personas redefinieron por $3,37 billones. Luego se ubicaron los créditos de hasta 25 salarios mínimos legales vigentes, pues 53.000 deudores cambiaron las condiciones por $238.328 millones.

Los créditos con garantías del Gobierno, a través del Fondo Nacional de Garantías (FNG), representaron un total de 437.150 operaciones, por valor de $10,98 billones.

 

No aumentan los intereses

Además de la posibilidad de ajustar la cuota a la nueva capacidad de pago de los deudores, el PAD permite que la tasa de interés en los procesos de redefinición de las condiciones del crédito no aumente.

Al corte del 16 de diciembre, para aquellos deudores cuya redefinición implicó una reducción de cuota, el promedio de disminución fue de 28,1%, y para aquellos casos en los que se dio una disminución de la tasa de interés, el promedio de este recorte fue de 1,41%; con relación a la ampliación del plazo o rediferido del saldo total.

“Para aquellos casos en los que se dio una disminución de la tasa de interés, el promedio de este recorte fue de 1,82%; con relación a la ampliación del plazo o rediferido del saldo total, el aumento promedio en tiempo fue de 21 meses y respecto a los nuevos períodos de gracia o prórrogas otorgados, su duración promedio es de cuatro meses”, detalló la Superfinanciera.

Con corte al 11 de diciembre, las tasas de interés promedio de las diferentes modalidades de crédito correspondientes al período de aislamiento registran una reducción frente a las tasas de interés promedio de inicio de 2020 y del período previo al inicio del aislamiento. Dichas variaciones presentaron reducciones de entre -80 puntos base y -267 puntos base respecto a las tasas establecidas a inicios del 2020 para créditos para empresas, microempresas personas naturales y adquisición de vivienda.

La tasa de aprobación de los créditos durante este periodo fue de 87,7%, lo que demuestra que aún bajo el entorno económico retador que enfrentamos existe apetito de riesgo y capacidad de financiación para las actividades empresariales.

 

Empresas y micro

Los resultados por modalidad presentados por la Superfinanciera corresponden a empresas y micro, donde se realizaron 180.245 solicitudes, de las cuales 158.129 fueron aprobadas y 22.116 denegadas, lo que resultó en 87,7% en media de aprobación.

Por el lado de los créditos de consumo se recibieron 1.521.526 solicitudes de las que se aprobaron 495.677 y se negaron 1.025.849 con una tasa de aprobación de 32,6%.

El programa PAD fue establecido por la Superfinanciera y el Gobierno Nacional, con el propósito de brindar a entidades y deudores herramientas para que, de acuerdo con su nueva realidad económica, pudieran redefinir las condiciones de sus créditos.