miércoles, 30 de septiembre de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-09-15 10:05

COVID19 EN LAS PROTESTAS

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 15 de 2020

Muy preocupadas se encuentran las autoridades sanitarias del país, con el comportamiento de los indicadores crecientes de los casos confirmados y fallecimientos por la Covid19 en algunas regiones del país, que sumado con la oleada de protestas sociales que se desencadenaron con el suceso infortunado, cuando un grupo de agentes de la fuerza pública provocó el fallecimiento del estudiante de derecho Javier Ordoñez en el barrio Villaluz de la capital de la República. Este hecho generó un repudio generalizado entre la opinión pública, por la forma brutal como sucedieron los hechos. Lo anterior, desencadenaron masivos actos de violencia y vandalismo en algunas ciudades del país.

Este desbordamiento imprevisto de personas los colocó en un alto riesgo de contagio. Estos sucesos caos y anarquía pueden empezar a agravar la tendencia creciente de contagios en las próximas semanas. Las asonadas y saqueos a los establecimientos comerciales, medios de transporte y la destrucción de las instalaciones policiales estuvieron enmarcados en un caos del orden público de grandes proporciones, que no se veían desde años anteriores.

Pero la irracionalidad en el actuar de los manifestantes, no midieron las eventuales circunstancias de peligro, por la presencia de posibles personas asintomáticas que pueden haber contagiado a otras. Lo preocupante, es que este desbordamiento de la población que salió de manera violenta a las calles rompiendo todos los protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias, provocando una masiva propagación de este virus mortal, aumentando con ello, la problemática en materia de salud que ha venido soportando la población colombiana. 

La indisciplina creada en las movilizaciones sociales le va a permitir a la pandemia del Covid-19, pasar factura con un alto costo social y económico a las familias de estos manifestantes, que a la fecha es incierta.

Desafortunadamente en este país, todavía se mantienen secuelas de la polarización política en que se encuentra sumida la sociedad colombiana. No es el momento propicio para auspiciar esta clase de aglomeraciones, que pueden provocar un aumento acelerado de los contagios, cuando se ha vislumbrado una disminución de los contagios en el país durante los últimos 25 días. El avance del coronavirus ha afectado a algunos sectores poblacionales, donde no se respeta el credo, ideología, raza, ni estratos sociales, ni mucho menos a los sectores de la oposición que desde los oscuros escondites, promueven esta clase de asonadas y expresiones de violencia.

Lo preocupante, es que este desbordamiento de la población que ha salido de manera violenta a las calles ha roto todos los protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias, pueden provocar una masiva propagación de este virus mortal, aumentando con ello, la problemática en materia de salud que está soportando la población colombiana.