Los británicos que lleguen al Reino Unido procedentes de países que presenten altos niveles de contagios con las nuevas cepas del coronavirus deberán hacer cuarentena en hoteles a partir del 15 de febrero, así lo confirmaron las autoridades.

La medida, que ya había sido adelantada el pasado enero, obligará a los viajeros a permanecer diez días en hoteles designados por el Gobierno, cerca de los aeropuertos, informó el Ejecutivo.

El objetivo es evitar la propagación en de las cepas sudafricana y brasileña del coronavirus en el país.

El ministerio de Salud británico indicó que ha mantenido conversaciones con el sector aéreo, marítimo y con propietarios de hoteles para poner en marcha este plan, que afecta a británicos, residentes en el Reino Unido y nacionales irlandeses.

El Gobierno espera que más de mil residentes en el Reino Unido lleguen cada día al país de lugares incluidos en una “lista roja” donde las nuevas variantes del coronavirus están muy extendidas.

Hoteles elegidos y gastos a cargo del viajero

Los viajeros que arriben al Reino Unido estarán obligados a permanecer en un hotel elegido y deberán hacerse cargo de los gastos del alojamiento, mientras que habrá personal de seguridad para controlar que ninguna de estas personas abandone los establecimientos.

“A lo largo de esta pandemia, el Gobierno aplicará medidas proporcionadas, basadas en el asesoramiento de los científicos, y eso ha llevado a uno de los regímenes fronterizos más estrictos del mundo”, señaló un portavoz del ministerio de Salud.

“Ahora estamos trabajando para asegurar que las instalaciones que necesitamos gestionen la cuarentena para los nacionales británicos que regresan a casa de los países de alto riesgo”, agregó.

El portavoz justificó la medida como una manera de “proteger a la población y salvar vidas”.

Los científicos estiman que las dos variantes son más infecciosas y pueden reducir la efectividad de las vacunas.

El Reino Unido avanza en su plan de inmunización y ya ha suministrado la primera de las dos dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca a más de 10 millones de personas.

La decisión sobre la cuarentena fue tomada tras días de incertidumbre sobre la forma en que la medida sería aplicada, ya que se requiere una importante logística para acondicionar los hoteles asignados para controlar la propagación del coronavirus.

El pasado 27 de enero, la ministra británica de Interior, Priti Patel, anunció por primera vez la medida, pero su aplicación se fue postergando.

Los detalles sobre la manera en que los pasajeros deberán reservar su habitación será dada a conocer por el Gobierno la próxima semana.

Los detalles sobre la manera en que los pasajeros deberán reservar su habitación será dada a conocer por el Gobierno la próxima semana.

Críticas de la oposición laborista

El Partido Laborista, principal de la oposición británica, acusó al Gobierno de “poner vidas en peligro” por no haber actuado antes, y ha pedido que esta cuarentena se extienda a todos los viajeros.

“Estamos en una carrera contra el tiempo para proteger nuestras fronteras de las nuevas variantes de coronavirus. La cuarentena en los hoteles entrará en vigor más de 50 días después de que la cepa sudafricana fuera descubierta”, señaló el portavoz laborista de Interior, Nick Thomas-Symonds.

La lista “roja” está formada por 33 países, entre ellos Sudáfrica, Portugal, Emiratos Árabes Unidos y naciones de América del Sur, donde hay prevalencia de las cepas.

Los viajeros extranjeros procedentes de esos territorios no pueden entrar en el Reino Unido, por lo que no están afectados por esta medida sobre la cuarentena en los hoteles.

Se espera que los hoteles asignados estén cerca de los aeropuertos de Heathrow, Gatwick, London City, Birmingham, Bristol, Manchester, Edimburgo, Glasgow y Aberdeen.

A los que hagan la cuarentena se les servirán tres comidas diarias en su habitación, mientras que aquellos que quieran fumar fuera o tomar aire deberán estar escoltados por el personal de seguridad.

Se estima que el coste por cada noche de hotel será de unas 80 libras (110 dólares).

Los detalles sobre la manera en que los pasajeros deberán reservar su habitación será dada a conocer por el Gobierno la próxima semana.