Facebook bloqueó la cuenta del presidente saliente Donald Trump «indefinidamente», debido al uso que le dio el mandatario republicano en el marco de los episodios de violencia en la capital de Estados Unidos, afirmó  su director ejecutivo Mark Zuckerberg.

Zuckerberg explicó desde su página en la red social, que el bloqueo que había sido anunciado el miércoles con una duración inicial de 24 horas, fue extendido debido al uso realizado por Trump de la plataforma «para incitar a una insurrección violenta contra un gobierno elegido democráticamente».

«Pensamos que los riesgos de permitir que el presidente siga usando nuestro servicio durante este periodo, son sencillamente demasiado grandes», añadió.

«Por ello, extendemos el bloqueo que le hicimos en sus cuentas de Facebook e Instagram indefinidamente y durante al menos las dos próximas semanas hasta que se complete la pacífica transición de poder», señaló.

Y aunque hasta el momento Twitter no ha tomado la misma decisión de bloqueo permanente, este miércoles en la noche dijo que los mensajes de Trump eran violaciones a las reglas de la plataforma sobre integridad cívica y que cualquier violación futura «resultará en la suspensión permanente de la cuenta @realDonaldTrump», su cuenta seguida por unas 88 millones de personas.

La plataforma dijo que la cuenta de Trump estará bloqueada durante 12 horas y que si no se eliminan los tuits ofensivos, «permanecerá bloqueada».

Los castigos de estas redes sociales se produjeron en medio de acusaciones de que el presidente estaba intentando un golpe de Estado, luego de que partidarios de Trump irrumpieran en el edificio del Capitolio, buscando descarrilar la certificación de la victoria electoral de Joe Biden.

Por su parte, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, criticó este jueves a Facebook y a Twitter por «censurar» a Donald Trump, aunque sin nombrarlo de forma directa ni a los mensajes en los que incitó a la violencia en sus seguidores.

“Algo que no me gustó ayer de lo del asunto del Capitolio, no más que respeto, pero no me gusta la censura, no me gusta que a nadie lo censuren y le quiten el derecho de transmitir un mensaje en Twitter o en ‘Face'», opinó López Obrador en su rueda de prensa matutina.

Al inicio de su conferencia, el mandatario rechazó pronunciarse sobre el asalto del miércoles al Capitolio de los seguidores de Trump que se niegan a reconocer su derrota electoral, un asedio que duró casi cuatro horas y dejó cuatro muertos, 14 policías heridos y al menos 52 detenidos.