Diario del Huila

Cultura en libertad

Oct 20, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Cultura en libertad

Hoy 20 de octubre cumple mi esposo, Jorge Herrera, 47 años de haber recibido la alternativa como Matador de Toros en Benidorm, de manos de Sebastián Palomo Linares. Dos años después la confirmó en Madrid con Palomo como padrino y testigo Francisco Rivera “Paquirri”, fallecido por cornada en la plaza de Pozoblanco. El tema taurino me apasiona, siempre respetando a los que no comparten el gusto por la fiesta. Con el arte del toreo pasa como con algunos deportes, hay personas que intentaron triunfar en estas disciplinas y no lo lograron, afortunadamente tuvieron gran éxito en otros campos, como ocurrió con el pintor Fernando Botero y con nuestro paisano Omar Gordillo, entre otros. Camilo José Cela interpreta muy bien ese sentimiento cuando afirma: “Quise ser torero y sólo llegué a Premio Nobel”. Federico García Lorca amaba la tauromaquia. “Los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo”, decía. Manuel Machado afirmó en cierta ocasión que “antes que poeta, hubiera preferido ser un buen banderillero”. Ortega y Gasset escribió: “Habría cambiado mi fama por la gloria que solo es dable a los matadores de toros”. Pablo Picasso confesó que lo que más echaba de menos en su exilio francés eran las corridas, aunque curaba su nostalgia asistiendo a todas las que se celebraban en Nimes, Arles y otras plazas del sur de Francia. Picasso ilustró la obra poética “Toros”, del Nobel chileno Pablo Neruda. Grandes libros de Ernest Hemingway están inspirados en la fiesta: “Muerte en la Tarde”, “Tarde de Toros” y “Verano Sangriento”. Coincido con el recién fallecido escritor Antonio Caballero en su frase: “Quienes atacan la fiesta de los toros, no la conocen”. Afirmaba Caballero que empezó a escribir de toros cuando comprendió “que no eran simplemente un espectáculo circense sino una cosa muy profunda, muy seria y muy espiritual”. Juan Belmonte explicó: “Los toros son una actividad de índole espiritual y no física”. Otro Nobel de Literatura, el peruano Mario Vargas Llosa, acaba de ser anfitrión de una cumbre cultural mundial en España, definida como “un encuentro por la cultura en libertad”, donde el protagonista fue su paisano Andrés Roca Rey, quien lidió un toro a puerta cerrada. Éxito total. La fiesta brava está viva.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto