DIARIO DEL HUILA, CRÓNICA

Por: Hernán Galindo

Camilo Andrés Rojas Silva ofrece lavadoras en alquiler a domicilio desde hace tres años en una pequeña empresa que comenzó con su esposa Violeta Waltero, Iniciaron con dos lavadoras. Ya tienen un empleado y esperan seguir creciendo para prestar un mejor servicio.

Camilo Andrés Rojas aunque nació en Ibagué se crio en Neiva por lo que se considera un neivano más.  Este joven de 39 años decidió independizarse y montó una pequeña empresa de alquiler de lavadoras. “Lavaopita Express”.

“La idea surgió de las ganas de tener un negocio que fuera familiar, todo comenzó con el propósito de salir adelante. Yo era empleado anteriormente trabajaba como domiciliario y de un momento a otro tomé la decisión de emprender un negocio y gracias a Dios se han dado las cosas con el alquiler de lavadoras, relata.

Comencé con dos lavadoras, trabaje fuertemente puede comprar otra. Al principio las alquilaba en el barrio a los vecinos y los amigos. Con esfuerzo he ido comprando maquinas lavadoras y ahora ya tenemos 15 lavadoras, me compré una moto le puse una parrilla para transportarlas y gracias a Dios ahora se presta un buen servicio”, cuenta.

Como empleado este visionario de empresa trabajó en la granja Burger, haciendo domicilios por casi tres años, pero siempre con las ganas de salir adelante, pensando en crecer en la vida personal y en lo laboral, “por eso me nació la idea de este negocio que se ha ido formando de a poco de la mano con mi esposa Violeta Waltero. Es quien me ayuda, ella recepciona las llamadas, hace la agenda para de acuerdo al orden de las mismas prestar el servicio y que sea más eficiente”, sostiene.

Han crecido al punto que tienen un empleado por días. John un joven muy trabajador, según Camilo. “Es buen trabajador, tiene ganas de salir adelante y es eficiente en lo que hace. Por ahora se le paga el día, le va bien la idea es más adelante poderlo vincular de manera formal con todos los términos de ley. De esta manera queremos hacer empresa, más adelante tener más empleados y llegar con el servicio a toda la ciudad”, agrega Camilo Andrés.

“Estamos ubicados en el barrio Monserrat y trabajamos los barrios aledaños la parte Norte, parte del centro, alguna zona del sur incluso en el Oriente, la Rioja el Vergel nos pueden ubicar en “Lavaopita Express alquiler de lavadoras 310 8622771 o en el 313 4594159, ahí en WhatsApp, nos pueden escribir”.  La motivación son los hijos Johan Camilo rojas de 16 años y Gabriela rojas de 5 años.

La vocación al trabajo le nace del papá que fue empleado de la estatal petrolera Ecopetrol y luego se independizó como electricista. “Mi papá, Álvaro Fernando Rojas, me enseñó y me inculcó la vocación al trabajo, pero ante todo a ser independiente, ser disciplinado, honrado y cumplidor del deber. Eso me forjó la idea para ser independiente”, recuerda.

“El mantenimiento y la desinfección las hago yo mismo, indica, estoy pendiente de todo para que el servicio sea eficiente. Y agrega estoy terminando administración de empresas en la CUN. Tuve que interrumpir los estudios por tres años por falta de recursos económicos, pero ahora ya me queda un poco más de tiempo y tengo los recursos por lo que estoy a punto de culminar las prácticas y la tesis para poder ejercer y crecer con mi propia empresa”.

El trabajo comienza todos los días a las siete de la mañana con la programación de recogida de las lavadoras que se alquilaron para las horas de la noche. Ese es un servicio especial, ya que la lavadora se le deja al cliente toda la noche y se recoge al otro día, dice. Cuesta 15.000 pesos. Así mismo se programa la entrega de las del día dando prioridad en el orden de las llamadas. Lo mínimo son 5 horas o 6 horas y en la tarde se trata de recoger y se alquila para el otro turno. Vale $2000 la hora.

La empresa funciona en el barrio Monserrate en la carrera 26 # 11 b 46 es una zona bastante céntrica para ir a cualquiera de las partes de la ciudad. Hay días hace falta tener lavadoras gracias a Dios sobre todo los fines de semana. Hay que seguir comprando lavadoras y poder tener más capacidad. Los clientes son cuidadosos hasta el momento no se han presentado ningún inconveniente la gente es muy formal y no se han presentado ni robos ni problemas, cuenta.

Camilo Andrés Rojas deja un mensaje que sí se puede vivir de lo que se hace, si se trabaja de manera transparente y constante, siendo buen administrador, se puede vivir de esto. Deja un mensaje: “Sé que más que formar una empresa hay que ser ejemplo, inspirar a otros.  Para qué quienes están estudiando crean que trabajar independiente se puede. Tener ideas, tener las ganas y si se tiene la idea convertirla en realidad. Independiente de la idea es comenzar y de la mano de Dios todo se puede”, concluye.

En compañía de Jhon su empleado atiende los pedidos y llevan las lavadoras.