Diario del Huila

Humberto Martínez Balaguera de fondista a árbitro internacional de Ajedrez

May 5, 2021

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 Humberto Martínez Balaguera de fondista a árbitro internacional de Ajedrez

Humberto Martínez Balaguera de fondista a árbitro internacional de Ajedrez
Humberto Martínez Balaguera pasó de ser un atleta de media distancia a instructor y árbitro
internacional de ajedrez. Tiene el récord de haber dirigido cinco ediciones de juegos nacionales
consecutivas, iniciando en Neiva 80 y terminando en túquerres -Nariño 2000. En su historial están
los mundiales de Tunja y Medellín.

DIARIO DEL HUILA, CRÓNICA
Por: Hernán Galindo

Humberto Martínez Balaguera, es un hombre sencillo de una charla amena, interesante que
refleja su manera de ser tranquila y analítica que son dos de los pilares que lo llevaron lejos en el
deporte ciencia.
Fue jugador, instructor, técnico y culminó como árbitro internacional algo que muy pocos en
Colombia pueden tener en su historial deportivo y de vida.

Martínez nació en Algeciras el 17 de marzo en 1951; sus padres fueron Tiberio Martínez y Transito
Balaguera, cuenta con fluidez, agrega que tiene una hermana Amanda Martínez. La señora se
llama María de los Ángeles Moreno con la que llevan “50 años de muy bien casados”, dice en su
tono tranquilo como siempre.
Sus hijos son tres: “Carlos, César y Oscar que le heredaron el don de gentes y la forma de ser
conciliadora y la vocación de trabajo y servicio”, cuenta con orgullo.

Humberto inicia sus estudios de primaria en la escuela central de varones de Algeciras y se
traslada a Neiva para estudiar bachillerato en el instituto técnico superior, centro de estudio muy
apetecido por la época.
Los primeros contactos con el deporte se dan en el atletismo. “Era semi-fondista, corría los diez
mil metros o la media maratón. Primero fue en su pueblo natal en donde no tenía rivales y luego
en Neiva a donde se traslada a estudiar bachillerato en el Instituto Técnico, muy apetecido por la
época”, evoca.

Como atleta dura tres años bajo la tutela de Afranio Rengifo, un chocoano que era el profesor de
educación física de la institución y quien le mejoró la técnica, recuerda Humberto con cariño.
Fueron solo tres años, la alta temperatura de Neiva y las jornadas de entrenamiento en la tarde
después del estudio lo llevaron a claudicar en el atletismo y buscar otros horizontes en el deporte.
“Martínez, primero incursiona como alternativa en el billar en donde dejaba buena parte de los
recursos que le enviaba su padre para la semana. Es en el billar en donde alguien le pregunta que,
si sabe jugar ajedrez, contesta que tiene algo de idea lo había practicado y aprendido del propio
alcalde de Algeciras un viejo militar retirado”. Relata.

Se traslada al café real sitio en el que se daban cita los mejores exponentes del ajedrez, todos
mayores de 40 y 50 años, con los que Humberto se enfrentaba y fue adquiriendo mayor destreza y
habilidad para el deporte de los reyes.
A su recuerdo llegan nombres a los que “el Huila debería hacerles un reconocimiento, dice como:
serafín cano, Anselmo Suarez, Jesús Mosquera, Álvaro reyes, Rafael cotes Díaz granados, primer
presidente de la liga de ajedrez que tuvo el Huila.
Sacó adelante el ajedrez y además Libardo quintero. Ellos fueron la generación a la que como
sardino les aprendí”, agrega.
“Termino el bachillerato y me dedico a mi matrimonio, me casé muy joven y como empírico al
ajedrez. Se necesita un monitor y entro como tal y como entrenador y luego como árbitro nacional
e internacional”, todo llega de la mano, recuerda.
“Mi vida ha girado alrededor del ajedrez, lo agradezco todo porque me ha tratado muy bien en
resumen fueron 64 nacionales y un campeonato mundial juvenil en Tunja y otro mundial en
Medellín, los que dirigí como el responsable de su éxito técnico y deportivo”, argumenta.
A lo largo de su recorrido tuvo los que llama sus pupilos y menciona algunos con el temor de no
mencionarlos a todos: Ramón Gutiérrez, Víctor Ramón polo, Efrey Castañeda, Rodrigo Hernández,
Guillermo González, Miriam Mora, Edisson Pérez ya fallecido, Rubén Culma, Jorge silva”. Destaca
que, del grupo, Ramón Gutiérrez, Jorge silva y él nacieron en Algeciras.
Martínez Balaguera, tras comenzar a entrenar nota que en Colombia había muy pocos árbitros.
“Decido estudiar el sistema suizo que es con el que se hacen los pareos y voy progresando y eso
me abre el camino al arbitraje”, comenta
Comienza a dirigir torneos locales en el Huila y luego zonales para posteriormente llegar a ser el
director de torneos nacionales hasta llegar a los internacionales que le llevan a ser el director de
los mundiales referidos de Tunja y Medellín.

Como historial nacional dirigió diez torneos en los que participaron los grandes maestros Alonso
zapata, y Gildardo García, por el lado de las damas a Isolina Majul y Adriana Salazar les dirigió ocho
campeonatos nacionales en los que permanentemente se repartían los títulos
Se hace árbitro internacional de ajedrez tras un largo proceso en los que debió realizar una serie
de cursos que lo llevan a obtener la credencial en Salónica Grecia; título que recibe el 22 de
noviembre de 1988 como árbitro internacional de ajedrez,

Hace especial reconocimiento al gran amigo, el maestro internacional y árbitro internacional Boris
de Greiff, hijo del poeta León de Greiff, ganador de nueve olimpiadas de ajedrez. Boris fue como
maestro, como un padre y compañero alguien muy especial, junto a quien durante más de 20
años viajamos por el país dirigiendo los campeonatos y torneos que se organizaban por parte de la
federación colombiana del deporte ciencia. Le aprendí mucho, agrega.

Fue así mismo instructor para otorgar norma de árbitros nacionales en seis ocasiones con lo que
contribuyó al desarrollo del arbitraje del ajedrez en Colombia.
A nivel internacional fue fundador y formador de la escuela nacional de árbitros esto en cuenca
localidad del vecino país.
Reflexiona del ajedrez como un deporte que además de interesante sirve como formador de la
persona. Piensa que se debería enseñar en las escuelas y colegios dentro del pensum académico.
Desde los seis años los niños se pueden iniciar; con el ajedrez aprenden a ser creativos, ordenados,
disciplinados a ser personas decentes.

Un récord que lo enorgullece es haber sido arbitro en cinco juegos nacionales de manera
consecutiva: “Neiva 80- Villavicencio 85- Manizales 88 Cartagena 92 Bucaramanga 96, donde fue el
abanderado de todos los deportes como la persona de mayor trayectoria en del deporte que
asistía a las justas nacionales en esa oportunidad y finalizó en túquerres en 2000. Fueron 20 años
dirigiendo en juegos nacionales”, comenta.
Frente a su vida y su rol de árbitro internacional, piensa que se tiene muchas ventajas ya que es el
que decide quien contra quien juega.

Es el que figura, que ordena y tiene que entrar a la seriedad del torneo y recuerda que por allá
debe estar Alejandro torrente quien desde niño aprendió y es uno de los pupilos en el arbitraje.
Me preocupé que no solo jugaran ajedrez y que estudiaran alguna carrera profesional lo que es
otro de mis orgullos como formador de personas, ante todo, concluye, Humberto Martínez, un
hombre agradecido con la vida.

Descubren tres nuevas especies de orquídeas en Parques Nacionales de Colombia

Autor: DHWeb

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto