Diario del Huila

De la zona rural de Garzón a Dubái en los Emiratos Árabes

Sep 30, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Regional 5 De la zona rural de Garzón a Dubái en los Emiratos Árabes

Diego Lugo es un joven garzoneño que pasó por el fútbol como arquero y luego de prestar servicio militar encontró un rumbo distinto en su vida. Trabaja en seguridad en Dubái, en un ambiente y una cultura distintos a aquellas con las que se crió. «Hay que luchar y perseguir los sueños”. Esta es su historia en Diario del Huila.  

Diego Lugo, de 26 años nació en la vereda Santa Marta, zona rural del municipio de Garzón, en donde se crió junto a sus padres Antonio Lugo y Tránsito López. “Soy el mayor de cuatro hermanos, todos criados en el ambiente del campo, recolectamos café, gracias a Dios, todos ya con un futuro definido”, recordó.

Lugo, dijo mientras reflexionaba en torno a su vida; “le agradezco mucho a la escuela los fundadores porque, lo ayudan a formar a uno, hay que luchar por los sueños. Por eso, después que finalicé los estudios de bachillerato, logré ingresar al ejército, me fui a prestar servicio militar”, añadió.

Para Diego, el paso por el ejército, le cambió la vida, le abrió un camino que nunca se imaginó que lo llevaría fuera del país, a trabajar en seguridad. “Muchos dicen que no es importante ir al ejército, para mí sí es muy importante, le enseñan a valorar las cosas y de paso le abre caminos”, sostuvo.

Lugo también es agradecido con la tía Elena, una hermana de su mamá que le dio la posibilidad de terminar el bachillerato en Bogotá en donde reside, “al ver que el estudio lamentablemente no era muy bueno en la vereda tomamos la decisión de irnos para Bogotá, en esto me ayudó la tía Elena, me dio la oportunidad de estar ahí y a estudiar mi 11 en el año 2010, terminé y me fui a Facatativá a prestar servicio”; añadió.

Día de descanso en un centro comercial.

La oportunidad que se abre

“El tiempo estimado de permanencia en el ejército era un año, pero cuando falta un mes para salir nos dieron a conocer un proyecto no sabíamos de qué se trataba, pero cuando uno quiere y ve que las cosas son legales, toma la decisión y se arriesga. Conmigo se presentaron 120, preseleccionaron 10 y finalmente, salimos dos para irnos a trabajar a Dubái, no sabía que íbamos a hacer, pero allá nos formaron y prepararon en temas de seguridad y ya con la parte militar nos formaron en temas de seguridad, lo demás se reserva”, agregó.

“Es una gran bendición, uno nunca se espera ese tipo de cosas, es la oportunidad que hay que aprovechar en su momento, da cierto temor, pero hay que tomar decisiones y nos fuimos, allá hace mucho calor, la vida es muy buena en integridad, la cultura y la religión son distintas. Como colombiano, uno extraña la tierra, pero es muy bueno conocer otros lugares, se trabajan 11 meses y dan uno de vacaciones, ya voy a cumplir diez años, regreso a mediados de octubre para seguir aprendiendo y conociendo”, manifestó Diego Lugo.

“Uno en la vida debe ser agradecido y más con la madre que es la que le dio la vida, por eso vengo y comparto con mi mamá en vacaciones y vivo pendiente de ella”, añadió. 

De su paso por el futbol tiene buenos recuerdos y amigos que ahora le dicen Dubái o el árabe, “viajar de la vereda a Garzón para entrenar con el club fundadores era duro, viajar del campo, luego salir a las 3 de la tarde, era un esfuerzo diario. Alcancé a ir a chía, me dijeron que tenía futuro. Para lo del fútbol se necesita un apoyo económico y el tiempo, tenía el apoyo de mis padres, pero no había los recursos, por eso me tocó buscar otros rumbos, ahora yo juego fútbol recreativo, lo hago con los compañeros de trabajo, jugamos, nos divertimos, hay bastantes colombianos”, relató.

La experiencia que está viviendo actualmente, Diego Lugo, no sabe hasta cuándo va a durar, pero la disfruta y lo hace con responsabilidad, con entrega y con amor. 

Cuando viene a Colombia aprovecha para pasear con la familia.

“Hay que tener en cuenta que se está en otro país, que es una cultura distinta, la religión también es otra, pero se debe respetar las costumbres y adaptarse al lugar en el que se vive. Soy católico, eso no va a cambiar, es muy bonito y es recomendable salir a otros países, pero tener en cuenta todos los aspectos para no vivir experiencias desagradables”, añadió.

Finalmente, Diego envió un mensaje de optimismo a sus paisanos, “sé que estamos pasando por momentos difíciles, pero con disciplina y trabajo podemos cambiar esa realidad que nos pintan desde niños, que las oportunidades son solo para los que nacen en estratos altos o en las grandes ciudades, hay que enfocarse en lo que se quiere, tomar decisiones, asumir riesgos y perseverar en busca de los sueños. Estoy seguro de que Colombia va a salir adelante”, concluyó.

Autor: Hernán Galindo

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila 👋
¿En que podemos ayudarte?