Categorías: Opinión

¡De nuevo, que grandes son – jóvenes colombianos!

Hoy me levante a escribir esta columna de opinión, solo frente a una tímida  pantalla, y pensé que cuando traslado de mi mente una idea para ser materializada desde el teclado de mi computador, siento que en esos escasos segundos de diferencia, hay cientos de meses, que aún no se han desconectado de la realidad que siempre ha vivido este País que a diario trata de mejorar, pero que también, siempre deja la impresión que con las políticas económicas impuestas gobierno tras gobierno,  el futuro de los jóvenes dista de la intención de sus padres que procuran hacerlos profesionales, esos mismos que hoy, luego de esfuerzos académicos y económicos, sienten que no paga, en  la medida que no hay trabajo ni oportunidades, y se encuentran con reformas laborales que desestimula y empobrece, tal es el caso de ejercer a través de los contratos de prestación de servicios, mal remunerados, esclavizantes y siempre demorados en su pago, pero también este gobierno propende por una reforma que lleve a contratar por horas, afectando los ingresos, la estabilidad laboral, familiar y emocional, que al final destruye la capacidad de ahorro y de consumo, deshabilita la oportunidad de cotizar en pensiones, y así, un castillo de naipes se cae a nuestros pies.

Por estas razones, recuerdo que Colombia y el mundo, se han visto en la necesidad de la protesta social, de marchar y de exigir a sus  gobernantes acciones y decisiones justas, nunca han sido manifestaciones para pedir imposibles y aplaudir actos de corrupción, nunca para destruir  a sus semejantes, nunca para acabar las libertades del hombre, nunca para construir barreras sociales, nunca para destruir nuestro medio ambiente, en cambio siempre para lograr mejores salarios, mejor calidad de vida, derechos de los niños y de las mujeres, derechos propios de las familias, de los ancianos, de los hombres y mujeres en edad productiva, de cuidar la empresa privada, de salvar al campo, de exigir mejor justicia, educación y salud, de clamar por inversión pública de calidad y pertinente.

Así es que hoy el país lleva más de siete días marchando para evitar una reforma tributaria perversa contra los intereses de los colombianos por donde se le mire, pero también para evitar la reforma laboral y pensional que ya se estudia en el Congreso de Colombia, de exigir al gobierno Duque seriedad en la inversión pública en momentos de dificultad económica por causa de la pandemia, es decir en carta blanca, que no invierta en aviones de guerra, que no mantenga la burocracia que denigro de su antecesor y sin embargo la mantiene, la que deseaba crear en la reforma tributaria dentro del Ministerio de Hacienda.

Ahora, deberíamos preguntarnos quienes han asumido la iniciativa de las marchas y encontramos que han sido a lo largo de los años, los jóvenes, nuestros hijos, poco se ven marchas concebidas por los adultos, siempre están detrás apoyando a los jóvenes, es por eso que “han sido grandes estos jóvenes”, han dejado su piel y su sangre en la arena, es por ellos y todos los marchantes y los que hoy a través de las redes sociales y de los cacerolazos desde casa, que logramos evitar leyes antisociales.  Los niños de hoy a sus escasos ocho años ya nos hablan de leyes y perjuicios sociales, ya ven el ejemplo de estas luchas y no sus críticos, muchos dicen “Cuando yo pueda ser político, ya será tarde para actuar”.

Me despido agradeciéndoles por su ímpetu y solidaridad con todos los colombianos, incluso con aquellos que los llaman “vándalos y vagos”, ellos también entenderán que se benefician, y a los adultos les invito a no dejar de ser el apoyo en la trinchera ideológica, y decirles a la juventud que ellos no son la primera generación que anhela una vida libre, que por ellos debemos estar dispuestos a soportar cualquier contratiempo y fatiga, que la política no puede ser  el arte de impedir que la gente se meta en lo que sí le importa, que nuestros dirigentes podrán  engañar a parte del pueblo parte del tiempo, pero no se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo, y que esa juventud hoy está desenganchada y escéptica de la política, pero son la alternativa.

¡Siguen vigentes!   

DHWeb

Entradas recientes

Inglaterra no registró muertes hoy por Covid

El Reino Unido empieza a ver los resultados de su exitosa campaña de vacunación contra…

1 hora hace

Dos policías capturados por muerte de estudiante en Ibagué

Fueron capturados dos oficiales de la Policía vinculados a la muerte del joven Santiago Andrés…

1 hora hace

Llevan casos de abuso policial a Fiscalía de la CPI

A través de una carta, varias organizaciones de derechos humanos le solicitaron a la Fiscalía…

1 hora hace

Vehículos de emergencia de Timaná se quedaron sin combustible

Un mensaje de S.O.S envió el alcalde del municipio de Timaná a las autoridades departamentales,…

2 horas hace

Celebración

  En familia, a María José le celebraron sus 15 años de vida. Sus padres…

3 horas hace

Festejo

Sergio Salazar, celebró un año más de vida. Su familia en pleno lo felicitó y…

3 horas hace