DIARIO DEL HUILA, MEDIO AMBIENTE

Un total de 10 especímenes de fauna silvestre retornaron a su hábitat natural luego de finalizar con éxito su proceso de recuperación en el Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, ubicado en el municipio de Teruel.

Entre las especies liberadas se encuentran un Búho negruzco, dos Águilas de swainson, seis Armadillos y una Guacharaca.

La liberación se realizó como resultado del trabajo articulado entre la CAM, la Policía y el grupo de monitoreo comunitario Molécula Verde del municipio de Rivera.

El ejemplar de Búho negruzco había sido víctima de tráfico ilegal de fauna y gracias a los controles realizados por el Ejército Nacional, sus captores se vieron acorralados y decidieron dejar el polluelo abandonado en una caja al lado de la vía.

En la CAM inició la rehabilitación del pequeño polluelo recibiendo atención médico veterinaria especializada para estabilizarlo, “se le generó un proceso de alimentación asistida en el que se evitaron improntas, se le realizaron ejercicios de vuelos cortos y largos, un entrenamiento de fuerza y agarre de patas; y también se le practicó su instinto de caza hasta que biológicamente demostró tener los comportamientos naturales  propios de su especie, haciendo posible su liberación”, narró Edwar Suárez, médico veterinario de la CAM.

Águilas Swainson

Entre tanto, dos ejemplares de Águila Swainso fueron rescatados por la Policía de Carabineros cuando estas aves se encontraban en vía pública, aparentemente desorientadas por el largo viaje que realizan. Estos ejemplares son especies migratorias boreales que se reproducen en Norteamérica e invernan desde Centroamérica hasta el sur de Suramérica.

“Recordemos que la degradación y pérdida de hábitat causa que estas aves tengan que recorrer mayor distancia y no cuenten con lugares de descanso para recuperarse de tan largo viaje, generando el fallecimiento de muchos ejemplares y que otros cientos no cuenten con las energías para llegar a su destino final”, explicó Luisa Fernanda Jaramillo, bióloga de la CAM

Luego de la valoración médico veterinaria y biológica, a estas águilas se les realizó un protocolo de hidratación y alimentación hasta que se recuperaron físicamente para continuar su recorrido.

Armadillos

Gracias al llamado de la comunidad se logró el rescate de seis armadillos en edad juvenil y un individuo de Guacharaca, los cuales se encontraban en peligro inminente al ser cazados por perros y personas inescrupulosas que consumen su carne.

Luego de su rescate, los animales ingresaron al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre donde se evidenció que los individuos se encontraban en óptimas condiciones para ser liberados en su entorno natural.

Buscando aumentar la supervivencia de los ejemplares, el proceso de liberación se adelantó en un área protegida altamente conservada del norte del Huila, la cual cuenta con las características naturales y de alimento para las especies.

Así mismo, el área cuenta con la presencia del grupo de monitoreo comunitario Molécula Verde, el cual viene trabajando de manera articulada con la CAM en la conservación de la flora y la fauna del municipio de Rivera.