lunes, 20 de noviembre de 2017
Deportes/ Creado el: 2017-11-14 12:48

Del estigma a la gloria

Uno de los jóvenes que apareció en un vídeo de supuestas peleas callejeras en la ciudad de Neiva, logró una presea dorada en la Tercera Edición de los Panamericanos “Muay Thai Championship Colombia 2017”.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 14 de 2017

El deportista lamentó los señalamientos que desde las autoridades de la ciudad y algunos medios de comunicación se realizaron sobre él, y aclaró que ese vídeo  es la realidad de los deportistas de su disciplina que no cuentan con espacios adecuados para entrenar.

Luis Enrique, residente en uno de los barrios del norte de la ciudad, es un joven neivano que desde hace nueve años práctica el boxeo, el taekwondo, aikido y el jiu-jitsu brasilero. Como muchos de los deportistas de Neiva, ha tenido que recorrer su camino deportivo solo, porque ninguna Administración Municipal ha querido apoyarlo.

El deportista de 21 años que ha ganado diversos torneos locales y nacionales, fue uno de los jóvenes que apareció en un vídeo donde se practicaba una supuesta pelea clandestina, y que algunos medios de comunicación, solo con la versión de la Policía Nacional, señalaron como un «Club de Peleas Callejeras».

El hoy campeón Panamericano, aclaró que no se trataba de ninguna pelea clandestina, y que por la falta de escenarios deportivos y apoyo por parte de la Administración Municipal, los amantes a esta disciplina deben entrenar prácticamente en la calle.

«Yo soy el mismo muchacho que salió en las noticias, donde mostraban un video de supuestas peleas clandestinas como quisieron tachar este encuentro boxístico, lo que en realidad era, ya que en realidad no estábamos haciendo nada malo pero los medios dijeron lo contrario dando la versión de que era una riña callejera por la posesión de las zonas para el expendio de drogas», afirmo Luis Enrique que además denunció que «dañaron mi imagen con ese vídeo haciéndome ver como un delincuente, pero aún sigo defendiéndome puesto que esos eran eventos deportivos. En esa ocasión un chico de Aipe que también llevaba muchos años entrenando me propuso enfrentarme a él, probando sus capacidades conmigo a nivel competitivo. Por eso fui en su momento a la Defensoría del Pueblo con el argumento de que el boxeo no es delito», finalizó.

Pero a pesar de los señalamientos y de las dificultades con las que se prepara diariamente para conseguir sus objetivos, Luis logró demostrar que no es ningún delincuente y que por el contrario es uno de las grandes promesas del deporte huilense. El pasado domingo 12 noviembre ganó la medalla de oro en la categoría 75 kg senior, en los Panamericanos realizados en Florencia-Caquetá. Durante el encuentro se desarrollaron 10 peleas profesionales y asistieron campeones de talla mundial.

«Entreno por mi cuenta, con lo que puedo y donde puedo, ya que no hay escenarios para practicar el deporte. Soy pionero en este evento donde también estaban países como México, Perú, Argentina, Uruguay y otros, así que estoy contento porque fui el único huilense que estuvo allí y gracias  a Dios tuve la fuerza y el talento para poder ganar».

Logros alcanzados

Luis Bonilla, actualmente estudia en el SENA pero en sus ratos libres practica los deportes que le apasionan por lo que ha adquirido varias preseas y galardones como ser doble Campeón Nacional en peso pluma de BBMA, Campeón Nacional en peso ligero y Campeón Panamericano. «Esto es un gran logro para mí, tuve que pedir prestado para ir a competir a los panamericanos», dijo respecto al último logro obtenido en los Panamericanos representado al Huila a nivel nacional.

Apoyo incondicional

El joven luchador buscó ayuda por todos los medios posibles para encontrar patrocinio pero no fue posible. «Mi familia, mis compañeros y Bladimir Salazar, un pupilo y amigo mío me apoyaron bastante para poder ir al Panamericano, el profe  Arismendi que me colaboró para los pasajes. Agradezco a mis mentores el maestro de jiu-jitsu brasilero Nicolás Guerrero, el maestro de boxeo Carlos Julio  y a los de taweondo Willian Alberto y José David», acentuó Bonilla quien vive en el barrio Eduardo Santos, sin embargo cuenta: «No me he dejado llevar por los malos caminos a pesar de estar rodeado de la delincuencia y de la droga ya que el deporte lo mantiene a uno ocupado».

Sueños por cumplir

«Llevar este deporte es mi sueño, mi meta es ser campeón mundial, en el 2015 tuve la oportunidad de ir al Mundial de Las Vegas pero nadie me apoyó. Aunque era el único opita MMA en amateur nacional gané cupo internacional además iba a ser la primera vez de Colombia. Ya este año un muchacho anda en Belén compitiendo», afirmo Luis que insiste en que necesita más gente que lo apoye económicamente para poder hacer un dojo casero para practicar también el kick boxing y también para poder ejercer bien su labor de maestro. «Mi abuelita me apoyó con arena y el cemento, yo estoy haciendo la mano de obra con ayuda de un tío que me asesora pero necesito colaboración para poder cumplir mi proyecto de un dojo chiquito pero acogedor», dice el deportista.

Comentarios