Diario del Huila

Del fútbol a la Fiscalía a jugar por la vida y la familia

Ene 12, 2022 | 0 Comentarios

Diario del Huila Inicio 5 DH Crónica 5 Del fútbol a la Fiscalía a jugar por la vida y la familia

Diario del Huila, Crónica

Por: Hernán Guillermo Galindo M

Rodrigo, “Rocky” Garzón nació en Neiva y desde niño supo que lo suyo era el fútbol, hizo sus primeros pinitos en la cancha de polvo del Jardín sector popular de Neiva. Fue  parte del Atlético Huila campeón del 92 en el primer ascenso a la A. Repitió en el 97 cuando volvió a ser campeón de la segunda división.

De sus años de infancia Rodrigo tiene los mejores recuerdos hoy que cumple 52 años. Vivió en el barrio El Jardín, junto a sus padres, Serafín Garzón, su madre Myriam Leyton y sus cuatro hermanos. Siempre combinaba el futbol con los estudios en la Ángel María Paredes y el Colegio Santa Librada.

Fue precisamente en unos juegos Intercolegiados en donde lo descubrió Alberto Rujana que lo llevó a los procesos de selección y posteriormente fue su técnico en el Atlético Huila campeón en el 92 para ascender a primera división, recuerda.

Rodrigo, recuerda que no había escuelas de formación ni nada por el estilo, comenzó jugando como volante de marca, después Rujana lo fue perfilando como lateral. “Siendo más joven que mis compañeros, me ponían en categorías superiores, jugué como central, de lateral, volante de contención y en una selección con Álvaro Prieto actué como delantero”, añade.

Llega el proceso de la C en el fútbol colombiano, el Huila se vincula con los clubes nuevos valores y juventud Huila. Rodrigo Garzón formaba parte de la plantilla de Nuevos valores.

“Era un equipo con muchos jugadores veteranos, le metió juventud, recuerdo a Javier Martínez un zurdo, Rodrigo Moya el padre del defensor central qué ahora juega en el Tolima, hicimos todo el proceso por todo el país, nos enfrentaron a Millonarios, Santa fe, un equipo de la Dorada y Tolima entre otros. Eso nos fue dando experiencia”, añade.

Rodrigo Garzón con la brocha Vidal jugador pastuso.

En los procesos de selección hizo un microciclos de selección Colombia sub 17 con Juan José Peláez, fue el equipo que disputó el suramericano de la categoría en Argentina, dice.

Nace el Atlético Huila

Rodrigo Garzón tiene la experiencia de formar parte del primer equipo del Atlético Huila que nació de la fusión de los clubes Nuevos Valores y Juventud Huila.

“El del 92 fue un gran equipo, teníamos jugadores como Orozco, defensor central recientemente desaparecido, Vladimir Ambuila, Manuel Valencia, el mudo Juan Carlos Diaz, César González, Makanaki Valencia, estaba el teacher Berrío, Niver arboleda, Alexis el chambi Urrea. Ahora no los recuerdo todos pero lo que si logramos fue la llamada fiebre amarilla con el Atlético Huila que sale campeón de la segunda división ese año”, relata.

Tras ese título Rodrigo Garzón va al Caldas de Manizales en el 93, los albos compran su pase. Juega seis meses allí y por desvinculación de los técnicos Álvaro de Jesús Gómez, Álvaro Prieto y el preparador físico Luis Eduardo Ríos de origen huilense se va para el Quindío.

Eso lo lleva a jugar de nuevo en segunda con el Fiorentina que aparece por parte del entonces directivo del Quindío Genaro Cerquera que adquiere la ficha y se lleva el equipo para Florencia. Alcanzaron a jugar la final del torneo ese año contra Cortuluá que a la postre fue el que ascendió.

En el en el año 1997 Rafael Corrales lo contacta y hacen un torneo de menos de 5 meses y vuelven a ser campeones para retornar el Huila a primera división. Garzón es bicampeón con el equipo de su tierra.

“Una vez campeón, me fui a Rionegro e Itagüí, sale un contacto con el Perú, no se dan las cosas y decido retirarme, tenía 29 años, era el año 99”, relata.

Trabajo en la Fiscalía

Retorna a Neiva y le dan la oportunidad de trabajar los equipos de la Universidad Cooperativa, a la par dictaba una materia llamada deporte formativo,

Estando en la universidad hacen partido amistoso entre la Fiscalía estando como Fiscal Mario Iguaràn, los llaman a reforzar el equipo a Garzón, el Teacher, Héctor el tanque Ruiz y Cesar Gonzales. Estaba perdiendo el equipo de la fiscalía, entramos y arreglamos el partido, terminamos ganando por goleada.

“Esto llevo a que el doctor Mario Iguaràn nos ofreciera trabajo. Llevo 14 años trabajando con la Fiscalía, estoy radicado en Ibagué y he podido tener una estabilidad para educar a mis cuatro hijos que ya son profesionales o están a punto de graduarse”, sostiene.

“Mis hijos son cuatro, dos hombres, dos mujeres, una ya me hizo abuelo, Ángela Carolina Garzón y la otra es Daniela que está terminando carrera, Julián Rodrigo está terminando licenciatura en educación física en la Universidad del Tolima y Santiago,  el menor que se fue por el lado del fútbol juega como volante y lo hace muy bien y esta  este año probándose con el deportivo Pasto,  el año pasado precisamente debutó en primera en el partido que jugaron Pasto y Huila allá en Nariño”, refiere.

Rodrigo Garzón dice que Neiva y el Huila se merecen tener un buen equipo profesional como ese equipo del 93 qué fue la fiebre amarilla los aficionados en las regiones tiene sus equipos y los sacan adelante.  Así se puede proyectar y de paso dar posibilidades a muchas escuelas que vienen trabajando en el fútbol en la región, concluye.

En compañía de su hijo Santiago.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

Península Bosque Residencial

Península

Nuevo apartamento modelo, visítenos en la Calle 8 # 50- 61 Neiva

Tal vez te gustaría leer esto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.