sábado, 17 de noviembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2018-08-19 09:21 - Última actualización: 2018-08-19 07:22

Delito juvenil: un problema ‘mayor’ en Colombia

El 37.7% de la población en los 135 establecimientos penitenciarios de seis regionales, son jóvenes de 18 a 29 años de edad. 

Escrito por: Caterine Manchola | agosto 19 de 2018

Sumado al grave porcentaje de hacinamiento en Colombia (48.5%), hay otro asunto que está inquietando a las autoridades y es lo referente a la delincuencia juvenil. Según reveladoras cifras del  Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario - INPEC, a junio de este año el 37.7% de la población en los 135 establecimientos penitenciarios de seis regionales, son jóvenes de 18 a 29 años de edad. 

De otro lado, las cifras emitidas por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF, exponen también que los adolescentes están cada día yéndose por el camino fácil. Según el Sistema de Responsabilidad Penal en Colombia, desde su implementación en el año 2007, hasta junio del año 2017 el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente – SRPA,  registró un total de 233.055 ingresos. (Ver gráfica uno, año a año).

“Educa al niño y no castigarás al hombre”

Los datos anteriormente mencionados,  muestran que la cantidad de jóvenes y adolescentes que cometen delitos va en aumento. Y si se analiza por tipo, las estadísticas más recientes indican que, en el caso de los adolescentes, el que ha registrado mayor frecuencia a nivel nacional han sido los de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes (30%), seguido por los delitos de hurto (29%), hurto calificado (12%), fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones (7%).

Lo interesante del asunto, es que si se hace un paralelo con los tipos de delitos de la población joven y adulta que ingresó a centros penitenciarios, hay algunas similitudes. Hurto  15.3 %; homicidio 15.1%; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes 13.4%; fabricación, tráfico y porte de armas blancas de fuego o municiones 11.8%.

Esto podría indicar que hay un patrón a seguir y que el tipo de reincidencia es alto. ¿No se están reformando los adolescentes y jóvenes? Según datos aportados por ICBF, en cuanto a la reiteración en el delito, se observa una tendencia que oscila entre el 20.26% y el 21.74% para el periodo comprendido entre los años 2012 y junio de 2017, en el caso de los adolescentes.

Reformación fallida

En este grupo de población, las edades de mayor reiteración han sido históricamente los 17, 16 y 15 años, en orden del número de ingresos por cada uno de estos rangos etarios.

Con respecto a jóvenes y adultos, de acuerdo con las cifras que condensó el INPEC en un informe estadístico publicado en enero de este año, la población reincidente (teniendo en cuenta a las personas con medida de detención domiciliaria o brazalete electrónico y aquellas que están en la cárcel sindicadas y condenadas) es de 20.213 personas, que equivalen al 17,7 % de la población reclusa, condenada y no condenada.

Y según señala un informe de  la Fundación Ideas para la Paz,  en los últimos seis años la población reincidente ha aumentado en un 47 %.

Posibles causas

Una de las principales conclusiones a las que llegó Fundación Ideas para la Paz,  fue que “la evidencia no sugiere que quienes pasan por los programas que ofrecen las cárceles tengan un menor riesgo de reincidencia. Bajo estas condiciones, puede tener un ‘efecto criminógeno’ que incrementa la posibilidad de reincidencia. La cárcel puede tener un mayor efecto para los delitos violentos”, señala.

Y es que si se analizan las condiciones de los  117.692 presos que según el INPEC, se registraba hacia junio, se encuentra que la  sobrepoblación es de 38.456  personas, lo cual representa un índice de hacinamiento del 48.5%. Es decir, los procesados no se encuentran ni siquiera en las condiciones aptas para reformarse. Este puede ser una de los tantos porqués.

Enfocándose  en las condiciones de los jóvenes de Colombia, hay datos que pueden dar cuenta de la situación.  En el trimestre abril-junio de 2018 según cifras del Dane, en el total nacional, la tasa de desempleo para los jóvenes de 14 a 28 años fue del 16,1% (aumentó con respecto al año 2017); estuvo acompañada de una tasa global de participación de 57,8% (disminuyó con respecto al año anterior) y una tasa de ocupación de 48,5% (disminuyó). En el trimestre abril-junio del año 2017 estas tasas fueron 15,6%, 58,8% y 49,6%, respectivamente. El número de desocupados siempre ha sido mayor en la población juvenil que adulta.

El nivel educativo de los presos a nivel general es el siguiente: Iletrados 5.919 (5%); básica primaria 40.745 (34.6%); básica media y vocacional 66.774 (56.7%); profesionales 3.966 (3.4 %); especializados 288 (0.2%); extranjeros 1.056.   La educación también juega un papel fundamental, pues, el mayor número de procesados no registra estudios avanzados; la constante es: a menor estudio, mayor delito.

Alternativa de promoción y prevención

Jorge Enrique López Ramírez, pensionado del INPEC, expresó que “el problema no está tanto dentro de la cárcel; es decir, sí, allá llegan las personas que delinquen. Pero la falencia está en la prevención. Como costumbre legislamos para crear más penas y que estas sean más grandes, pero estamos fallando desde el punto de vista educativo. No solamente en las casas, hogares y sociedad, en el sentido de que no hay un elemento de prevención hacia los jóvenes”.

Cuenta que después de su experiencia de estar en la cárcel, detalló que necesariamente se debe trabajar con los jóvenes.

“Las estadísticas lo muestran así.  Todos los días están llegando más jóvenes a la cárcel”. Con base en esta situación, López Ramírez, creó un proyecto para prevenir que la problemática continúe aumentando.

“No había un programa sólido que trabajara en la prevención, y esto es lo que nosotros proponemos. Los jóvenes se tienen que enterar que en la cárcel no entregan diplomas, eso es un infierno terrible que creó el hombre para acabar con él mismo. Y lamentablemente muchos de nuestros dirigentes muestran en sus hojas de vida que estuvieron allí y con eso se está dando un pésimo ejemplo a las futuras generaciones”.

Según explicó, se trata de mostrar la realidad de todos los centros penitenciarios, cómo es el proceso y con esto prevenir que comentan delitos, puesto que ya saben el camino que les esperaría.

Caso Neiva

En lo concerniente a Neiva, según la policía metropolitana se ha realizado 315 capturas a adolescentes. El 63% están en la edad de 17 años, y el 16% 16 años.

Entre los delitos más cometidos se encuentran: 105 hurto a personas; 68 tráfico estupefacientes; 22 lesiones personales; 19 hurto a residencias; 18 porte ilegal de armas.

De otro lado, el establecimiento penitenciario y carcelario de Neiva, tiene capacidad de atender  a 950 personas, pero actualmente hay 1.693 internos; es decir que la sobrepoblación es de 743, y el porcentaje de hacinamiento  de un 78.2%.

Gráfica 1

Consolidado nacional - Adolescentes que han ingresado al SRPA por año (2007-2017).

Año

No. casos 

2007

4.018

2008

10.631

2009

18.403

2010

24.405

2011

27.309

2012

26.676

2013

30.843

2014

29.737

2015

25.962

2016

22.198

2017

9.873

Consolidado total

233.055

     

Fuente: Subdirección de Responsabilidad Penal para Adolescentes ICBF - Consolidado Nacional 2017

Comentarios