lunes, 03 de agosto de 2020
Especiales/ Creado el: 2019-06-24 10:42 - Última actualización: 2019-06-24 11:40

Desfile nocturno “encendió” las fiestas de San Pedro

13 carrozas que hicieron alusión a la huilensidad y rememoraron mitos y leyendas del Tolima Grande, iluminaron la Avenida Circunvalar de Neiva ayer en horas de la noche.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 24 de 2019

Uno de los eventos más esperados por propios y visitantes que participan en las actividades de la versión 59 del Festival, se cumplió ayer en horas de la noche a cargo de las candidatas al certamen municipal. Hasta el cierre de esta edición no se habían registrado personas heridas aunque sí algunas riñas, se espera que para hoy las autoridades den a conocer informe oficial.

El desfile nocturno ha logrado llamar la atención de familias enteras que aprovechan la ocasión para congregarse en una de las avenidas que guarda la historia de Neiva: la Circunvalar. Sin embargo, la falta de cultura por algunas personas también ha empañado la jornada.

Entre tanto, a la ribera del río de la Patria, 13 carrozas desfilaron en honor a personajes mitológicos del Tolima Grande. Luces, fuego, rajaleñas y danzas entendieron las Fiestas de San Juan y San Pedro.

Son 16 las candidatas al Reinado Señorita Neiva 2019, la nueva soberana se conocerá hoy en horas de la noche cuando Paula Andrea Alarcón haga entrega de la corona en el Parque de la Música Jorge Villamil Cordovez.

 

Algunas carrozas representaron  obras de arte y cultura de la mujer Neivana. Además hicieron alusión a cómo se busca erradicar la represión femenina.



También se rememoró la historia a unas de las actrices colombianas que precisamente es Neivana y está catalogada como una de las personalidades más importantes en la historia audiovisual del país: Raquel Ércole.



Durante el desfile salieron a relucir las mujeres que fueron pieza clave en la  que integran la génesis de los iconos principales del Festival Folclórico Nacional del Bambuco, el Festival de Sampedro.



Los Taitapuros, con más de 50 años de historia, acompañaron una vez más la jornada nocturna.