jueves, 20 de septiembre de 2018
Primer Plano/ Creado el: 2018-08-12 09:53 - Última actualización: 2018-08-12 09:59

Detrás de este proceso hay manos oscuras: Jesús Marín

El abogado del exalcalde de Garzón, Delio González sale a la defensiva frente al caso que tiene enredado al exmandatario garzoneño. Denuncia que el proceso cuenta con falsos testigos según mensajes de Whatapp que ha recibido Delio Gonzales.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 12 de 2018

Diario del Huila, Garzón

Jesús Antonio Marín Ramírez, abogado principal de Delio González, exalcalde del municipio de Garzón, salió a la defensiva días antes de que conozca la suerte de su apoderado que está inmerso en un proceso sobre supuestas apropiaciones en la contratación de la remodelación del Parque Manila en Garzón.

De acuerdo con el abogado defensor en dialogo con esta Casa Editorial manifestó que hay cierta politización en este caso, además de que puso en duda los testigos del proceso; para ello denunció los mensajes de WhatApp enviados por uno de los testigos del proceso que deja ver la clara intención que tiene de sindicar al exmandatario y a otras personas investigadas.

“El proceso penal que cursa actualmente en contra de Delio González en la Fiscalía por unas supuestas apropiaciones en la contratación de la remodelación del parque Manila no tiene soporte probatorio que amerite una retención de su libertad, pues entre esas pruebas figura como principal el testimonio de un señor llamado Jairo Cano, quien tiene unos graves registros penales en su contra en más de cinco procesos y ello le resta consistencia a su declaración” dijo el abogado.

Marín, indicó que como todo proceso penal no es perfecto en su construcción y lo que se trata de proteger es el debido proceso.

“Si se investiga bien y completamente antes de capturar o de imputar la supuesta comisión de un delito probablemente se llegaría a una pretensión diferente por parte de la Fiscalía, pues no se tienen en cuenta los elementos de conocimiento de la defensa porque no se llama a un interrogatorio al investigado para que éste aporte las pruebas a su favor y en un legítimo ejercicio de equilibro o de ponderación probatoria se determine realmente cuál es el estándar o el alcance de las pruebas y así proceder para no cometer injusticias que luego el Estado debe pagar indemnizaciones sumamente costosas. Sin dejar de lado el grave perjuicio que se le ocasiona al investigado, a su familia, a sus amigos, a su buen nombre, a sus esperanzas y a su proyecto de vida” sostuvo.

Pero Marín, fue más allá e indicó que en este proceso se nota la politización del mismo y una persecución sectaria de un grupo de dirigentes políticos,

“Sin duda, este caso como en muchos otros, se les nota una tufillo de politización, esto es una persecución sectaria por intereses mezquinos de unos políticos que no denuncian por verdaderas causas sociales  o intereses colectivos sino particulares apetencias acorde a su acomodamiento para obtener réditos a costa del sufrimiento de los demás. Concejales y exconcejales conocidos en  Garzón que en la mayoría de quejas o denuncias aparecen como denunciantes pero que nunca prosperan por ser falsas o producto de su mera imaginación.

Lo que si es cierto es que en el caso del exalcalde de Garzón si se espera para este jueves una decisión importante que de una vez por todas defina su situación jurídica en un proceso que ya lleva varios años.

En este caso, el Ministerio Público intervino y solicitó que no se decretara medida de aseguramiento alguna.

Para el abogado, no es claro como para unos si hay justicia y para otros no; pareciera que fuera selectiva.

“Si todas las personas se encuentran en un mismo escenario de participación, no se tiene claro el motivo por el cual la Fiscalía recurre una discriminación odiosa y peyorativa en tratar desigualmente a unos investigados y beneficiar a otros. Debería tratarse a todos por igual, si no hay solicitud de medida de aseguramiento para unos, tampoco para los otros, máxime que no se presentaron argumentos de proporcionalidad, necesidad y urgencia de la medida, cuando todos los investigados han estado pendientes del proceso, o sea no puede inferirse que puedan fugarse y no comparecer al proceso, no hay peligro alguno para supuestas víctimas y tampoco la investigación prestidigita riesgo de perturbación por los investigados” indica. 

No obstante, el abogado Marín sostiene que acatará la decisión judicial próxima a tomarse y prefiere hacer un balance jurídico del alcance probatorio de la Fiscalía dentro del proceso, pero sostiene        que considero ab initiio que no reúne el mérito exigido para optar por una medida restrictiva de la libertad del exalcalde Delio González, si es contraria ha indicado que acudirán a los recursos amparados por la ley, para buscar una revisión.

Mensajes extorsivos

Mientras se llega el día de la decisión judicial, tanto el abogado Jesús Antonio Marín Ramírez como el exalcalde Delio González han denunciado su preocupación por una serie de mensajes extorsivos por parte de uno de los testigos que insinúa arreglos extrajudiciales; para ello, el defensor aportó los mensajes que ha recibido su defendido como una muestra de los intereses oscuros que hay en este proceso.

“El exalcalde Delio González, está sumamente preocupado como también la defensa, no porque le tema a esta investigación siempre y cuando se actúe dentro del estricto marco legal que ello impone. Sino porque ha sido objeto en estos días previos a la audiencia de unos mensajes extorsivos y chantajistas muy graves, al parecer cometidos por el señor Jairo cano, quien es uno de los testigos más destacados en esta investigación penal. Este sujeto no ha sido mezquino, en estos días, para enviarle mensajes a Delio insinuándole arreglos extrajudiciales e ilegales disque para protegerlo y no decir la verdad sobre este contrato de Manila. Le contrarresta su exigencia con citas que ha tenido en la ciudad de Bogotá con personas que quieren perjudicar a Delio y a las demás personas investigadas, quienes le han ofrecido la suma de $10 millones para que diga la supuesta verdad a cambio de recibir esta gruesa suma de dinero. Pero, si Delio le da esta cifra u otra superior pues cambia su versión. Ha sido tan torpe en su actuar que los mensajes los ha enviado, al parecer, del abonado celular de su esposa señora Claudia Papamija” dijo Jesús Antonio Marín Ramírez.

Reitero que una persona de este alcance no puede ser objeto de credibilidad porque su espontaneidad y sinceridad están prejuiciados por unos actos criminales, supuestamente para decir la verdad en un estrado judicial.

“Vea usted los mensajes y juzgue si estamos ante un testigo que amerita alto grado de credibilidad, como lo exige la norma procesal penal para investigar, juzgar y sentenciar a una persona, o ante un testigo falso” sostuvo.




Los hechos

La audiencia de imputación de cargos, se llevó a cabo tras una investigación que abrió la Fiscalía por presuntos hechos de corrupción en los recursos invertidos en el 2013, para la remodelación del Centro de Recreación Manila, cuyo contrato  ascendió a  2.100 millones de pesos.

De acuerdo a la denuncia penal instaurada por Carlos Cubillos, José Cano Losada y el concejal Oser Campos, la contratación de estas obras con la firma constructora de propiedad del ingeniero Nelson Vargas, presuntamente fue direccionada por el exalcalde y los ex funcionarios a favor de Nelson Vargas, donde supuestamente mediaron intereses económicos. 

La medida de aseguramiento solicitada por la Fiscalía 21, se definirá el próximo 16 de agosto cuando se le dé continuidad a la audiencia de imputación de cargos.

Delio González, fue alcalde de Garzón, por Integración Conservadora, en el periodo con 2012 – 2015, periodo que no pudo terminar una medida de aseguramiento de detención domiciliaria que le impuso la Fiscalía General de la Nación por otra investigación penal que cursa en su contra.