DIARIO DEL HUILA, HISTORIA

Por: Hernán Galindo

Desde 1974, el 11 de agosto se festeja el Día del Nutricionista, en conmemoración del nacimiento del doctor Pedro Escudero, pionero de la nutrición. Erika Llano Ayala le contó a Diario del Huila sobre el momento actual de esta profesión en Colombia.

La nutrición es uno de los pilares de la salud y el desarrollo. En personas de todas las edades, mantener una mejor nutrición permite reforzar el sistema inmunitario, contraer menos enfermedades y gozar de una salud más robusta.

Es la ciencia que estudia los procesos fisiológicos y metabólicos que, tras la ingesta de los alimentos, ocurren en el organismo.

Le preguntamos a la nutricionista Erika Llano Ayala que trabaja en programas de nutrición algunos de ellos con desarrollo en Neiva y el Huila. Sobre su carrera, el aporte al momento actual de la alimentación y la nutrición en Colombia.

“Un saludo para todos soy egresada de la Universidad Nacional en el año 2000 y después de 21 años sigo ejerciendo, actualmente tengo 44 años de edad. Es una profesión muy próspera porque tenemos mucho campo de acción estamos trabajando desde una clínica y en la clínica tenemos varias opciones; la parte de hospitalización, la parte comunitaria con alcaldías, con secretarias de educación, salud y podemos manejar programas y proyectos a nivel de impacto nutricional”.

“En el servicio de alimentos nos requieren mucho porque manejamos la parte de control de calidad. En el caso particular estoy trabajando en varios proyectos del ICBF, integración social. Veo que la profesión sigue avanzando y tiene muchos Campos”.

¿Por qué lo del día internacional de la nutricionista?

“Cada profesión tiene su día además está asociado al mes de la lactancia materna nosotros apoyamos esta práctica de la lactancia materna y dedicamos todo el mes de agosto para conmemorar y apoyar y promover la lactancia materna que es esencial, la mejor alimentación para el bebé”.

¿Quién es Erika Llano Ayala y qué la motiva a estudiar nutrición?

“Soy de Bogotá, mi padre de Manizales y mi mami de Cundinamarca, siempre el tema de la alimentación en la casa ha sido algo importante y veo la necesidad después de graduarme del colegio de profundizar en el tema.

Me intereso en saber cómo tener una alimentación adecuada para poder desempeñarse y mejorar las funciones, tener un mejor desarrollo, explorar todas las potencialidades que tenemos. Así empecé esa inquietud me llevó a presentarme la universidad, pasé y realmente me enamoré de la profesión ante todo en el tema de promoción de la salud porque veo que es una profesión que más que atacar las consecuencias de las enfermedades está haciendo prevención. Porque si tenemos una buena alimentación vamos a prevenir una gran cantidad de enfermedades crónicas”.

¿Cómo hablar del tema de nutrición en sectores de gente que de pronto por escasos recursos no tiene realmente que comer?

“Empezando que nuestro país es muy rico en recursos naturales, tenemos épocas de cosecha y es lo que le decimos hay que aprovechar la cosecha de la mandarina, el mango y los alimentos en general que estén en cosecha para adquirirlos.

Nutricionalmente una persona no se ve afectada si algún mes, en una semana por decir algo, no come fresas, por ejemplo, porque se puede cambiar por otra que también tenga vitamina c y los nutrientes como las frutas y las verduras y si hacemos eso podemos tener una alimentación balanceada.

Están también las legumbres; frijol, lenteja, garbanzo que si bien es cierto no pueden reemplazar del todo alimentos ricos en proteínas, con una buena combinación pueden hacer las funciones de una proteína de mayor aprovechamiento biológico.

Se puede hacer esta combinación: arroz, lentejas y huevo y alguna verdura y ya hay un almuerzo saludable. Con un jugo de guayaba una fruta muy económica y es una combinación adecuada para llevar una buena alimentación sin invertir grandes cantidades de dinero.

Más que falta de recursos, es falta de conocimientos para saber qué alimentos pueden ser reemplazados por otros y para aprovechar como le dije las épocas y temporada de los alimentos”.

¿Qué tanto hemos avanzado en Colombia para aprender a nutrirnos y realmente venderá entre alimentarlos y nutrirnos?

“Se ha trabajado en una educación alimentaria, sembrando un poco la conciencia en torno al consumo de frutas y verduras hay una estrategia que se llama 5 al día.

5 porciones; dos de verdura y tres de fruta al día.  Sobre todo, en los niños se ha avanzado, sin embargo, a veces por falta de tiempo de los padres se opta por alimentos de paquete, por bebidas azucaradas que para nada contribuyen a una buena alimentación y nutrición. Ahí hay un vacío todavía y hay que seguir trabajando en ese aspecto de la educación alimentaria.

 ¿Se trabaja más en primera infancia?

Sí, porque allí es donde se crean los hábitos, se crea la estructura de la persona

¿En la edad adulta como es el tema de la nutrición?

“Hay adultos mayores muy funcionales y su alimentación básicamente es la misma y sólo varía de acuerdo a la condición de algunos problemas qué le darían como la consistencia en la preparación. Hay otras personas que tienen algunas complicaciones de salud y se define una alimentación especial como en el tema geriátrico con dieta blanda y son más específica como terapéuticas para suplir en ellos las necesidades.

¿La alimentación escolar los tiene en cuenta?

“He trabajado en estos programas con entidades serias. Se elabora una minuta se hace un ciclo mensual y se encarga para cuadrar la nutrición entre el 90 y el 100% que es lo mínimo que se exige. Eso es lo que se compra y se sirve, pero también depende de la entidad porque se han visto entidades no serías. Eso es otra cosa”, sostiene.

Ya lo otro es que el niño no lo consuma, porque desde la casa le envían otro tipo de productos y no aprovecha lo que se le da en la alimentación escolar”.

¿Ya en el cierre de esta entrevista con Erika, le preguntamos si cree que escogió bien su carrera y dónde se ve a futuro?

“Claro que, si es una carrera que sobre todo que tiene muchos campos de acción y sobre necesidades básicas de las personas, somos muy requeridos en varios campos y uno realmente no se queda sin trabajo. Además, estamos aportando al desarrollo del país al buscar una buena alimentación para las personas.

¿Hay déficit de profesionales de nutrición el país?

Esta profesional de la nutrición y la dieta, piensa que sí y aprovecha para hacer una invitación a los jóvenes que están en el colegio aún, para que piensen en optar por esta carrera. Es una profesión de gran apertura.

Por último, aprovecha la sanción de la ley de comida chatarra para que la tengamos muy presente y veamos en los empaques de los alimentos, los ingredientes sobre todo los que están etiquetados. Es importante conocer lo que se va a consumir, alimentos procesados o bebidas azucaradas qué son los que realmente hacen más daño que beneficio para la salud”, concluye.

Día mundial del nutricionista, Erika Llano Ayala habla de su profesión

Momento de elaboración de una receta para integrar cada alimento por cantidad de gramos.