Diario del Huila

Diáspora

Jun 13, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Diáspora

Por: Mario Solano

Los desplazamientos se los seres vivos siempre se ha dado y por lo general se dan siempre buscando un mejor vivir, siendo así, desde la época bíblica vemos cómo pueblos enteros se movilizaron a otras tierras, en ocasiones obligados como el caso judío y en estos tiempos los venezolanos por la pérdida de libertades. Pero también las vemos en los políticos tradicionales que se van movilizando de partido en partido, no por el cambio de opinión, que es siempre posible, porque las personas pueden cambiar de opinión pero nunca pueden perder o cambiar de principios. Aun así vemos que el tema de los principios y valores en algunos políticos tradicionales no valen, o mejor, es que no los han tenido y, lo único que impera es el interés  económico, que es casi siempre, o el interés de tener poder, que conlleva al económico; porque, cómo más se puede explicar, que personas que han sido maltratadas o esclavizadas por otros, hoy en día, se unan con su opresor, ¿para hacer sociedad y compartir el poder? Sí lo sé, existen trastornos psicológicos ampliamente difundidos que pueden dar una explicación para que la víctima ame a su victimario, el famoso síndrome de Estocolmo, llamado así por primera vez descrito en Suecia en el año 1973, para describir el fenómeno paradójico de afectividad entre la víctima y el victimario, y normalmente se cura espontáneamente cuando se dan cuenta que la situación que vivieron era injusta y, se produce esa ruptura afectiva, a no ser que, crean que la situación que vivieron es justa y merecida; Tenemos varios casos ampliamente conocidos del síndrome de Estocolmo, como el de Patty Hearst, la heredera del medio de comunicación en California, que se fue con su secuestrador y mas tarde fue cómplice de un robo por el cual fue juzgada. Eso mismo se observa en los países comunistas, y lo aplican muy bien cuba y Venezuela, en el cual, los que se quedan en esos países ven a los opresores como sus padres, ya que les proveen, las cosas básicas para vivir y nunca van ha estar en  contra del opresor y peor cuando ya han nacido en ese sistema. El pueblo Colombiano ha estado sufriendo las consecuencias de un grupo opresor, el cual ha secuestrado, asesinado, violado niñas, y violado todas los parámetros de derechos humanos, y hoy hace política sin haber pasado por la justicia, justicia además hecha por ellos y para ellos, caso único en el mundo, y aun así, hoy representados en un grupo político, y viene la pregunta, ¿los Colombianos van a votar por sus opresores de tantos años?

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto