A través de la  Circular 17 de 2021, el Ministerio de Educación emitió orientaciones para la recuperación efectiva del tiempo de trabajo académico de los estudiantes por los días no laborados por directivos docentes y docentes, en clara referencia a las semanas que los maestros participaron en el paro nacional.

El Gobierno determinó el regreso a las clases presenciales en colegios públicos y privados, las cuales desde marzo de 2020 se realizaban de forma virtual debido a la pandemia.

La ministra de Educación Nacional, María Victoria Angulo, dijo sobre el particular que “el marco normativo que tenemos, dice que si no se hace presencialidad se hace la investigación administrativa como servidor público y se hace el respectivo descuento (…) Es importante el periodo de reposición, porque los niños necesitan esas horas en las aulas”.

Agregó la funcionaria que “cuando están dadas las condiciones de vacunación y protocolos pues ya no hay razones para no estar en la presencialidad».

Subrayó también que “habían dicho los maestros que para el retorno requerían una vacunación masiva y los elementos de bioseguridad. Entonces tanto esto (la vacunación) como los recursos para protocolos de bioseguridad están allí. (…) El impacto de la no asistencia ha generado en los niños diversas condiciones”.

Por su parte, William Velandia, presidente de Fecode, sindicato que agrupa a los docentes de colegios públicos, dijo sobre la reposición de clases que ordena el Gobierno nacional que “hay múltiples formas: adecuación de horarios y demás para este ejercicio”.

Agregó Velandia que “cada institución, cada maestro reconoce lo que desarrolló y lo que está pendiente”.  No obstante, enfatizó al Ministerio de Educación que “vamos a cumplir a cabalidad, pero no necesitamos de amenazas”.