sábado, 22 de septiembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-03-20 07:23

Disidencias de las FARC según la FIP

Para el año 2016 gran parte del Frente Primero de las FARC se apartó del proceso de paz, desde entonces, la FIP empezó un constante monitoreo en la evolución de las disidencias, que al parecer estarían integradas por 1.000 hombres.

Escrito por: Monica Serrano | marzo 20 de 2018

La FIP ha visualizado las acciones que han protagonizado las disidencias, y hace un llamado a las autoridades para que se establezcan controles que prevengan los comportamientos en algunas zonas del país, como las operaciones que realizan los combatientes del Frente 36 y 18 de las FARC, en la zona de Ituango y Briceño, quienes dejaron sus armas y recibieron los respectivos certificados.

¿Cuántas son  y cuántas hay?

Las disidencias no cuentan con alta capacidad armada, pero sus acciones tienen gran impacto humanitario y parecen utilizar el modo de actuar que tenían las FARC. Su influencia  es crítica para los indígenas en Vaupés y para los afrodescendientes en el pacífico nariñense. Según el conteo de la FIP habría cerca de 1.000 disidentes, aunque fuentes extraoficiales señalan que podrían llegar a ser 1.500. Cabe anotar que las cifras oficiales discrepan entre sí, y con las de otras organizaciones

La preocupación aumenta en relación a las acciones de exintegrantes de los Frentes 5 (Urabá antioqueño), 10 (Arauca), y 18 y 58 (Córdoba y Antioquia).  Por lo tanto la continuidad con el modo de actuar de las estructuras de las FARC, se ha visto  en las acciones de alias ‘Calarcá’ en Mesetas (Meta).

Departamentos más afectados

En el análisis se visualizan seis departamentos que durante el año 2017 reportaron antecedentes de la presencia de estos eventos terroristas. A continuación se exponen los identificados en el estudio:

  • Antioquia

Se ha registrado la aparición de grafitis y panfletos alusivos al Frente 36 en zona rural del municipio de Briceño. A esto se suman enfrentamientos y homicidios (selectivos y masivos) que se efectuaron en diciembre del 2017.

Los presuntos responsables serían cerca de 130 exintegrantes de los frentes 36 y 18 de las FARC, al mando de alias ‘Cabuyo’ y alias ‘Carnitas’. Dado que ellos se alcanzaron a concentrar y participaron en el proceso de dejación de armas, esto sería un claro ejemplo de reincidencia.

Este grupo se habría conformado por el malestar que causaron los retrasos en la implementación del acuerdo de paz, sobre todo el del programa de sustitución voluntaria de cultivos. También estarían instalando minas antipersonal y amenazando a quienes estén en el proceso de sustitución de cultivos.

  • Arauca

Hombres de la disidencia del Frente 10 emboscaron una comisión de miembros del partido político de las FARC, que estaba acompañada por integrantes de la UNP, en el municipio de Arauquita. Una persona falleció. Los testimonios recogidos muestran que el frente 10 de las FARC no se habría desmovilizado en su totalidad y que algunos de sus exintegrantes permanecen en el estado fronterizo de Apure (Venezuela), desde donde cruzan a Colombia con relativa facilidad

  • Nariño

Enfrentamientos entre el ELN y las autodenominadas disidencias de las FARC Frente Oliver Sinisterra (FOS), comandadas por 'Guacho', en el municipio de Cumbal. Esta es una zona montañosa, de presencia histórica del ELN, y se teme que los combates sean resultado de un proceso de expansión del grupo de 'Guacho' ante la presión de la fuerza pública en la zona de Alto Mira y Frontera, en Tumaco. Las acciones dejaron un grupo de 130 personas desplazadas hacia la población ecuatoriana de El Chical.

La FIP también tiene información sobre el interés de este exguerrillero en reclutar gente para su estructura, se calcula que hoy tendría entre 450 y 500. Desde el 22 de enero, enfrentamientos entre el ELN y el Frente Oliver Sinisterra restringen la movilidad de 570 indígenas (200 familias) pertenecientes al Resguardo Mayasquer, en las veredas Tallambí, San Antonio y Numbí del municipio en Cumbal (Nariño).

  • Meta

Se han presentado dos acciones de disidentes comandados por alias ‘Calarcá’, un importante excomandante del Frente 40 que hoy lidera el Frente 3. Asimismo en el sector Jardín de Peñas, en la vía que conduce de Uribe a Mesetas, emboscaron una patrulla de la Policía adscrita a la Unidad de Restitución de Tierras, con ráfagas de fusil y explosivos. Seis uniformados resultaron heridos. Y el 27, incineraron un bus de la empresa Flota La Macarena entre los municipios de Mesetas y Uribe. Igualmente en el 2017, en la vereda Santa Helena, del municipio de Mesetas, integrantes de este mismo grupo ingresaron al campamento de la organización civil de desminado humanitario Ayuda Popular Noruega (APN), donde intimidaron a los miembros del equipo e incineraron uno de los vehículos.

Por último, hombres de la disidencia del Frente 1 dinamitaron una torre de energía en el municipio de San José del Guaviare, lo que dejó sin luz a unos 22.000 habitantes de la zona.

  • Guaviare

Excombatientes de la disidencia del Frente 1 dinamitaron una torre de energía en el municipio de San José del Guaviare, lo que dejó sin luz a unos 22.000 habitantes.

  • Caquetá

Una estructura armada asaltó a seis funcionarios de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNDOC) que estaban verificando avances del PNIS en la vereda Altamira, del municipio de El Paujil Caquetá. Los hombres armados, que se identificaron como integrantes del grupo de 'Cadete' disidente de las FARC, quien se retiró del proceso y  hurtaron los equipos y dos camionetas. El grupo, comandado por alias 'Stiven', tenía hombres armados y con granadas. Hablaron con el coordinador de la misión y le manifestaron su oposición a la sustitución de cultivos y a la prohibición de regresar a la zona.

Comentarios