martes, 19 de marzo de 2019
Neiva/ Creado el: 2019-03-15 10:42

Docentes de Corhuila se expresan sobre planta de tratamiento de aguas residuales

Por considerarlo de interés general, hemos sometido a estudio en el núcleo del cuerpo docente del Programa de Ingeniería Ambiental de la Corporación Universitaria del Huila - CORHUILA, el prediseño para la Planta de tratamiento de aguas residuales de nuestra capital opita.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 15 de 2019

Por considerarlo de interés general, hemos sometido a estudio en el núcleo del cuerpo docente del Programa de Ingeniería Ambiental de la Corporación Universitaria del Huila - CORHUILA, el prediseño para la Planta de tratamiento de aguas residuales de nuestra capital. 

Nos llama la atención,  la expectativa con relación a la calidad del agua que se espera sea vertida una vez haya culminado el tratamiento de aguas residuales, cuyos parámetros deben estar ajustados a lo previsto en la Resolución 0631 de 2015, es decir, la demanda biológica de oxígeno (DBO) y los sólidos suspendidos totales (SST) no deben superar concentraciones de 70 mg/L.  Vale la pena hacer referencia a la normatividad para los mismos parámetros en los que Estados Unidos en la década de los 80, recién creada la Agencia de Protección Ambiental (USEPA), el límite máximo permisible corresponde a 30 mg/L para la descarga en aguas superficiales, menos de la mitad de lo que esperamos verter en el futuro al río Magdalena. En la actualidad se ha reducido el valor de referencia para los Estados Unidos a 10 mg/L. de DBO y SST, una séptima parte de nuestra pretensión de vertimiento.  

Existen otros parámetros a tener en cuenta para los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales municipales determinantes en el deterioro a los ecosistemas acuáticos, como la presencia de nutrientes, nitrógeno y fósforo entre otros. Para USEPA son concentraciones permisibles de 10 mg/L y 1 mg/L respectivamente. Cabe resaltar, el trabajo que hacen países desarrollados para impedir la contaminación de sus fuentes superficiales de agua, con los llamados  contaminantes emergentes (fármacos, compuestos perfluorados, hormonas y productos de cuidado e higiene personal entre otros), elementos que obligan a la modificación y ajuste  periódico de los valores aceptados de concentración en vertimientos. Dinámica que de forma responsable debe presentarse también en nuestro país.

Para la ciudad de Neiva el más reciente estudio de pre-factibilidad contratado por la empresa Hidrosan, Ingenieros consultados por EPN, entidad encargada de la prestación de servicios públicos a los capitalinos, concluye que el caudal de diseño es de 1.2 m3/s para el año 2042. Establece además cinco alternativas posibles para el tratamiento de las aguas residuales, indicando que los filtros percoladores es la tecnología que se debe adoptar, con una eficiencia de remoción de carga orgánica del 78%.

Es importante tener en cuenta, si la administración municipal está seleccionando la tecnología más apropiada para tratar sus aguas residuales, esta debe ser eficiente, económica y proyectarse de forma tal que permita ajustes de acuerdo a los cambios regulatorios que se puedan presentar, toda vez que la regulación es dinámica y nuestra normatividad actual está muy por debajo de los estándares internacionales de protección ambiental. Para referencia cabe notar que el último cambio a la norma de vertimiento se realizó en el 2015.

Las alternativas tecnológicas evaluadas en la propuesta para la ciudad de Neiva son:

  1. Lodos activados convencionales.
  2. Filtros percoladores (medio plástico).
  3. Tratamiento primario químicamente asistido más lodos activados convencionales.
  4. Tratamiento primario químicamente asistido más filtros percoladores.
  5. Lodos activados con aireación extendida.

De las alternativas propuestas, preocupa que un sistema primario químicamente asistido se recomiende, es evidente que estos sistemas no son usados para sistemas municipales en razón a su elevado costo de operación y mantenimiento. Además, en Colombia el sistema primario químicamente asistido de la planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) El Salitre, se está desmontando para ser actualizada y ampliada con un sistema de lodos activados convencional, proyecto dirigido por la empresa española FCC-Aqualia. Entonces, de las 5 alternativas estudiadas para la ciudad de Neiva, solo 3 son aparentemente viables.

  • Los lodos activados son la tecnología más usada alrededor del mundo; funcionan muy bien para eliminar contaminantes orgánicos y otros, como los nutrientes aun no regulados en Colombia. Este tipo de tecnología demanda energía y adecuadamente diseñados no necesitan de insumos químicos para su óptima operación.
  • Los filtros percoladores son la segunda alternativa, este tipo de sistemas pueden fácilmente ser adaptados en comunidades pequeñas (menores a 10.000 personas típicamente) con excelentes resultados y con la opción de obtener eliminación de nutrientes. En sistemas municipales, típicamente los filtros percoladores difícilmente controlan el establecimiento microbiológico sobre su lecho filtrante reduciendo la eficiencia de su tratamiento. Desafortunadamente, la mayor eficiencia alcanzada con este tipo de sistemas aplicados en tratamientos municipales raramente sobrepasa el 60%.
  • Finalmente los lodos activados con aireación extendida, son sistemas eficientes que requieren poca área comparado con un sistema de tratamiento convencional, ya que son diseñados para eliminar toda la materia orgánica en el reactor aeróbico típicamente sin el uso de sedimentadores primarios.

El reto para el municipio de Neiva es encontrar el sistema que genere un agua tratada de mayor calidad, proyectado a cumplir con estándares de calidad internacionales, pues el incumplimiento de los requerimientos para vertimiento constituyen un alto riesgo para la salud humana y el ecosistema.

De otra parte, el sistema de paneles solares propuesto dentro del proyecto es una excelente opción, sin embargo, debe tenerse en cuenta que  los requerimientos de los equipos que se dice utilizarían esta fuente de energía, demandan un estudio serio, concienzudo, en el que se calcule efectivamente el área necesaria para la instalación de paneles y demás recursos a instalar.

Actualmente, la Corporación Universitaria del Huila adelanta gestiones de colaboración para la investigación y desarrollo tecnológico con expertos internacionales sobre el tema de tratamiento de aguas y aguas residuales. Por ello, se tiene conocimiento de desarrollos tecnológicos aplicados recientemente a nivel internacional, con soluciones de menor costo al indicado por el estudio de Hidrosan, generando un menor impacto ambiental, al entregar un vertimiento de mayor calidad (DBO, SST y Nitrógeno menor a 20 mg/L) que contribuirían de forma real a la recuperación del río y su ecosistema, además de la reducción a los riesgos a la salud humana en el área de influencia.

En conclusión, sugerimos de manera respetuosa a la Administración Municipal reevaluar nuevos sistemas tecnológicos alternativos para el Tratamiento de Aguas Residuales en la ciudad de Neiva. Esta es una posibilidad viable a corto plazo para la implementación de infraestructura de calidad.

CORHUILA desde su Programa de Ingeniería Ambiental, cuenta con el personal y equipo experto para contribuir a la ciudad de Neiva con una propuesta alternativa viable frente a lo propuesto actualmente. Planteamos un trabajo en equipo entre la academia y la Alcaldía de Neiva, teniendo en cuenta que contamos con convenios regionales e internacionales y el cuerpo docente necesario para formular un proyecto sofisticado y que cumpla estándares internacionales, sin duda esto contribuirá en una mejor calidad para la comunidad y el medio ambiente.