<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
martes, 25 de julio de 2017
 
Dominical/ 2016-08-21 08:41

Finanzas públicas de Neiva

Luis Alfonso Albarracín Palomino

Escrito por: Erick Rojas | agosto 21 de 2016

El martes anterior, tuvimos la oportunidad, los contertulios del Botalón de interactuar con la Secretaria de Hacienda Municipal de Neiva, Nayarin Saharay Rojas Téllez sobre la temática relacionada con el estado actual de las finanzas públicas de este ente territorial. Con una exposición magistral y con un conocimiento teórico y profundo del comportamiento de cada uno de los rubros que conforman el presupuesto de rentas, gastos e inversiones del municipio, tuvimos la oportunidad de conocer la realidad del estado financiero en que se encuentra la Alcaldía de Neiva. Hay que destacar la preparación académica de la titular de esta cartera, quien posee estudios de Derecho egresada de la Universidad Externado de Colombia, especialista en Derecho Tributario y Aduanero, con una amplia experiencia profesional en estas áreas del conocimiento, societario y cambiario, así como estructuración de compañías, planeación tributaria, proposición de políticas gubernamentales y desarrollo de proyectos, asesora de empresas del sector público y privado.

Cuando asumió su cargo desde el inicio del mandato del alcalde Rodrigo Lara Sánchez, realizó un diagnóstico del estado en que se encontraban las finanzas públicas, que presentaban un déficit de 13.000 millones de pesos, con unas deudas por pagar de 13.000 millones de pesos y con una deuda pública de 69.000 millones de pesos. Se encontraron más de 1000 contratos de prestación de servicios, que llevaban más de 5 meses sin pagar por parte de la anterior administración de Pedro Hernán Suárez. A la fecha, todo este pasivo se encuentra cancelado, a través de una gestión fiscal que se soportó en un plan de austeridad. El presupuesto para la vigencia de 2016, es de 400 mil millones de pesos y se tiene previsto recaudar por recursos propios cerca de 100 mil millones de pesos. Por concepto de regalías petrolíferas recibiremos 11 mil millones de pesos, cuando en otrora se recibían 100 mil millones de pesos. Los gastos de funcionamiento representan un indicador del 55%, por debajo en 10 puntos con respecto a lo estipulado por la Ley 617, lo cual ubica al municipio en primera categoría. Con este panorama desalentador se financian el accionar gubernamental de ocho Secretarías de Despacho, para poder atender todas las demandas sociales y económicas de los neivanos, con una proyección de 36 mil millones de pesos con recursos tributarios. A través de la historia de este ente territorial, solo se han recaudado como máximo 93 mil millones de pesos, que ocurrió en la vigencia del año anterior.

Ante estos hechos, el esfuerzo se ha encaminado en la modernización de la gestión fiscal. El plan de hacienda es muy ambicioso y la responsabilidad es muy alta para poder superar el total de los pasivos de 26.000 millones de pesos que heredamos de la administración anterior. Para contrarrestar este déficit, se ha propuesto negarle al propio alcalde, todas las iniciativas que generen gastos adicionales, porque no lo permite la estabilidad financiera del mismo. Se propuso una medida nada fácil, en disminuir el número de contratistas en más del 50%, que era exagerado en la administración anterior. Además, se logró reducir los gastos de funcionamiento, y empezar la ardua labor de aumentar el ingreso, como única salida para mantener la ecuación del equilibrio financiero de Neiva.

Para ello, había que convertir la Secretaría de Hacienda en técnica y no en política. El año anterior tenía 200 contratistas y 45 funcionarios de planta. Hoy en día, se tienen los mismos funcionarios y 65 operadores de prestación de servicio. Se ha propuesto como estrategia de aumentar el recaudo y crear una cultura de pago en los contribuyentes. Eliminar la evasión y la elusión, que es muy alta en esta ciudad. Algunos establecimientos comerciales, como es el caso de los restaurantes, no pagan de manera justa el respectivo impuesto de industria y comercio. Los predios de Neiva, se encuentran en su mayoría con un avalúo catastral totalmente desactualizado porque el IGAC no ha desarrollado eficientemente esta tarea. Lo anterior crea un panorama negativo para el recaudo del impuesto predial.

Esta interacción de los contertulios del Botalón, generó un panorama de admiración y de reconocimiento a la labor eficiente y eficaz como ha venido manejando esta funcionaria. No nos equivocamos señor Alcalde. Es la mejor servidora pública que usted posee en su gabinete. Tiene una claridad conceptual y conoce de fondo el campo de las Finanzas públicas municipales. Atendió cada una de las preguntas con un conocimiento profundo sobre esta temática, que le permite generar confianza en todos los contribuyentes neivanos para que se vuelvan activos y justos con la administración municipal, en el pago de sus obligaciones tributarias. Ello permite que se puedan atender algunas respuestas a las crecientes demandas sociales de las comunidades neivanas y en la solución parcial de los grandes problemas estructurales que posee la ciudad. Hay Secretaria de Hacienda Municipal para mucho rato.