miércoles, 26 de julio de 2017
 
Dominical/ 2016-11-19 10:49

Huila con panorama minero decadente

El Huila es uno de los departamentos más ricos en minerales, a tal punto que grandes empresarios y multinacionales han fijado su mirada en el Departamento.

Escrito por: Erick Rojas | noviembre 19 de 2016

César Escallón // Redacción Diario del Huila

Es un equivalente a 6.845 hectáreas al total de los títulos otorgados para el trabajo de minería en el Huila, mientras que otras 89.654 fueron solicitadas para exploración y explotación.

El Huila se viene proyectando como uno de los departamentos con mayor riqueza minera y el auge de dicha actividad en tierras ‘opitas’, pone en evidencia tal situación. Entre 1991 y 2016 fueron otorgados 310 títulos mineros para explotar 72.784 hectáreas. Los minerales más demandados son el oro, el mármol, dolomita, material de construcción y la arcilla.

Cifras Nacional

En el segundo trimestre de 2016 la producción nacional de carbón aumentó llegando a 23.1 millones de toneladas. El Oro,  esmeraldas y Níquel también  aumentaron su producción en el segundo trimestre de 2016.

El Ministerio de Minas y Energía, y la Agencia Nacional de Minería dieron a conocer las cifras oficiales de producción del segundo trimestre del 2016, en las que se refleja una recuperación en la mayoría de minerales.

"La recuperación en la producción y en los precios de los minerales nos permite tener una visión muy optimista del sector minero.  Continuaremos trabajando con la industria para seguir impulsando la economía del país y el desarrollo de las regiones”, afirmó el Ministro de Minas y Energía, Germán Arce.

El Ministerio de Minas y Energía reveló además que con los 44.6 millones de toneladas de carbón acumuladas en el primer semestre del año, se avanza acertadamente hacía el cumplimiento de la meta de los 90 millones de toneladas, propuesta para el país en el 2016.

Mientras que en el segundo trimestre de 2015 la producción nacional de carbón fue de 22.4 millones de toneladas, en este mismo periodo de 2016 llegó a 23.1 millones, creciendo un 3%. Comparando primer y segundo trimestre de este año, el incremento en la producción de carbón es del 7%. La Presidenta de la ANM Silvana Habib destacó que en este mismo ciclo, la producción de carbón proveniente de los departamentos del interior del país presentó un repunte importante.

El oro por su parte también registró un incremento del 1,2%, al pasar de 519.471 Ozt producidas entre abril y junio de 2015, y 525.592 Ozt en los mismos meses del 2016.

Las esmeraldas por su parte, en este mismo periodo, duplicaron su producción al pasar de 265.739 quilates a 589.619. El níquel también amplió sus cifras durante este segundo trimestre, puesto que pasó de 18.9 millones de libras, a 21.1 millones, un 11,5% más de producción.

“El Gobierno Nacional ha venido trabajando muy de cerca con las empresas, acompañándolas y brindándoles todo el apoyo desde la institucionalidad. A pesar de las condiciones adversas que ha sufrido el sector en este año, las cifras demuestran un trabajo comprometido de la industria y el Gobierno. Aquí en la Agencia y en el Ministerio de Minas, todos trabajamos comprometidos por la minería bien hecha”, concluyó  Silvana Habib Daza, presidenta de la Agencia Nacional de Minería.

Títulos aprobados en el Huila

 width=

De acuerdo con la Agencia Nacional de Minería del Ministerio de Minas y Energía, a octubre del 2016 se encontraban vigentes 236  títulos mineros que correspondían a 83.476 hectáreas, mientras que para el mismo período se tenía el registro de 273 solicitudes de títulos mineros equivalentes a 492.543 hectáreas. La explotación de material de construcción aparece en el primer renglón con 86 títulos mineros. Le siguen en demanda el mármol (38 títulos), y el oro (29  títulos). De los 273 títulos mineros otorgados, 118 se concedieron mediante contrato de concesión, 39 a través de licencia de explotación, 19 mediante autorización temporal y 11 en licencia de exploración. Sin embargo, para la Corporación Autónoma del Alto Magdalena (CAM), lo preocupante del panorama minero del Huila es el otorgamiento de un gran número de esos títulos en áreas protegidas por la autoridad ambiental.

De acuerdo con la CAM, 6.845 hectáreas de las zonas declaradas de importancia ambiental por dicha corporación hacen parte del área otorgada por la Agencia Nacional de Minería a través de 43 títulos mineros. El panorama es aún más preocupante si se tiene en cuenta que 77 títulos mineros fueron solicitados para intervenir otras 89.654 hectáreas en las mismas zonas.

 ¿Zonas en amenaza?

 Según la CAM, de los 43 títulos mineros otorgados por la Agencia Nacional de Minería en zonas declaradas de importancia ambiental, entre enero de 1998 y octubre de 2010, 35 fueron concedidos en zonas de reserva forestal, equivalentes a 3.749 hectáreas, cuatro en zonas de parques naturales regionales, equivalentes a 2.950 hectáreas, y dos en áreas de humedales, que corresponden a 146 hectáreas. Garzón es el municipio de mayor área demandada, con cinco títulos otorgados para intervenir 2.038 hectáreas, mientras que en Pitalito se concedió la principal cantidad de títulos mineros para explotación en zonas de reserva forestal, con un total de 19 títulos equivalentes a 802 hectáreas; le siguen Suaza con un título minero equivalente a 371 hectáreas y Acevedo con dos títulos mineros para intervenir 188 hectáreas. En cuanto a títulos mineros otorgados en zonas de parques naturales regionales, Íquira es el municipio con mayor área requerida, con dos títulos por 2.413 hectáreas, seguido de Villavieja con un título por 536 hectáreas. Para el caso de Garzón, la demanda se centra en la explotación de  oro, cobre, zinc, plata, platino y molibdeno.

Minería apoya el Huila

Gracias a la incitativa del Ministerio de Minas y Energía que busca incentivar a los municipios productores de minería e hidrocarburos, Gigante, Huila recibió mejoramiento de viviendas en saneamiento básico.

"Este proyecto tuvo un valor total de $226 millones, los cuales correspondieron al incentivo a la producción del 2015 y beneficiará cerca de 152 habitantes del municipio", aseguró el Ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata.

El incentivo a la producción les permite a las entidades territoriales acceder a recursos que se invertirán en proyectos orientados a la restauración social o económica, así como a la protección y recuperación ambiental de los territorios donde se desarrolla la actividad de explotación de recursos naturales no renovables.

"Queremos seguir llevando a las regiones los beneficios del sector minero-energético y poder contribuir al desarrollo de los municipios productores. Con los recursos que hemos entregado estamos garantizando más proyectos sociales, económicos y ambientales que contribuyen al desarrollo y bienestar de las comunidades", aseguró el Ministro de Minas y Energía, Germán Arce Zapata.
 
Cabe recordar que el Ministerio de Minas y Energía entregó más de $90.500 millones en incentivos a la producción 2016 a 88 municipios del país que buscan incentivar el aprovechamiento y la explotación integral de los recursos naturales no renovables y contribuir al desarrollo sostenible de las regiones.

Acciones contra minería ilegal

En la actualidad no hay actividad minería en áreas protegidas. En el resto del departamento estamos actuando de manera oportuna y contundente con las autoridades policivas y militares. Desde el año 2008 fueron enviadas comunicaciones del cruce de información de los títulos solicitados frente a las áreas protegidas declaradas ante el SINAP, situación que también ha sido advertida incluso ante los ministros de Ambiente y Minas, para que esta situación no se siga presentando”, señala la comunicación emitida por la autoridad ambiental. Mientras a mediano y largo plazo el fenómeno de la minería tiende a seguir creciendo  en el Huila, ya que de acuerdo con el Ministerio de Minas y Energía se espera que gran parte de las 132.772 hectáreas ubicadas en las zonas mineras especiales del departamento sean subastadas por el Gobierno Nacional este año, aún no es claro el futuro de las zonas protegidas demandadas para desarrollar actividad minera por las falencias existentes en materia de legislación minera, pues las reglas del juego no están claras para las grandes compañías multinacionales que cada vez fijan más su mirada en las áreas de importancia ambiental.