<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
martes, 25 de julio de 2017
 
Dominical/ 2016-11-19 11:03

Más Allá del Nuevo Acuerdo con las Farc

En 56 de los 57 temas hubo cambios y mejoras señalo el presidente Santos y Márquez subrayo la voluntad de paz de las Farc

Escrito por: Erick Rojas | noviembre 19 de 2016

Ricardo Mosquera M.
Profesor Asociado- Exrector UNAL

Gran optimismo despertó el anuncio del Nuevo Acuerdo entre el Gobierno Santos y la Guerrilla de las FARC el 13 de Noviembre en La Habana luego de los ajustes que incorporaron muchas peticiones de los partidarios del NO, en el plebiscito refrendatario del 2 de Octubre, donde este se impuso por un estrecho margen.

En 56 de los 57 temas hubo cambios y mejoras señalo el presidente Santos y Márquez subrayo la voluntad de paz de las Farc:” Hemos cedido incluso extendiendo las fronteras que nos habíamos trazado” pues según el equipo negociador liderado por Humberto de la Calle “es mejor en cuanto resuelve muchas de las críticas e insatisfacciones”.

Las respuestas a las dudas en puntos de justicia y víctimas, participación política, reforma rural y seguridad jurídica fueron absueltas. No se contempló la inclusión del nuevo acuerdo al bloque de constitucionalidad aunque los asuntos humanitarios tendrán ese rango por tres periodos presidenciales, para lo cual el gobierno tramitara un artículo transitorio en la constitución. El desarrollo del campo incluye a los empresarios y defiende la propiedad aclarando que la expropiación por vía administrativa por interés o utilidad social o inexplotacion de la tierra, fuentes del Fondo de Tierras, será de conformidad con la Constitución y la legislación vigente.

En relación con la participación política las Farc compiten en igualdad de condiciones con otros partidos, la financiación del nuevo partido de la guerrilla tendrá control y quedo explicito que la guerrilla no ocupara las 16 curules otorgadas en la Cámara de Representantes en zonas que vivieron el conflicto.

Punto especial fue el cambio en relación con la tutela contra las sentencias de la Justicia Especial. La Corte Suprema, Constitucional y Judicatura conservan la plena participación cuando se violen los derechos fundamentales o estos se vean amenazados. Las fortunas adquiridas en medio de la guerra irían a la reparación de las víctimas: “En el marco del fin del conflicto y dentro de los parámetros de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición, las Farc como organización insurgente que actuó en el marco de la rebelión ,se compromete a contribuir a la reparación material de las víctimas y en general a la reparación integral acordaran con representantes del Gobierno Nacional los procedimientos y protocolos para inventariar todo tipo de bienes”.

Conocidos estos cambios los partidos y movimientos sociales que se manifestaron en las calles en especial los jóvenes pidiendo la implementación inmediata del Acuerdo de Paz, la vía que acelera este proceso es el Congreso de la Republica donde se expresan todas las tendencias y sectores políticos como  lo interpreta el presidente Santos “La implementación como sucede en cualquier democracia, tiene que ser con leyes, con reformas constitucionales, para poner en marcha lo acordado”. Se da por descontado que el dueto Uribe-Ordoñez se opondrá más con un cálculo político disfrazado de garante de un centro democrático del cual ellos son el Centro de gravedad, mientras de nuevo la comunidad internacional en cabeza de la OEA reunida en Washington este 19 de Noviembre, pide la “implementación inmediata del acuerdo de paz.”

Es diciente que en el panel “ la agenda del país más allá del acuerdo de La Habana”, realizado por la Facultad de Ciencias Económicas y el Instituto de Estudios Urbanos de la UN(17 -11-2016) cinco expertos coincidieron en que más que la refrendación, el reto con el nuevo acuerdo es financiarlo, superar obstáculos jurídicos y evitar que se vuelva tema de campaña en las elecciones del 2018,por lo que son moderadamente optimistas sobre todo cuando se atraviesa una reforma tributaria que conlleva nuevos impuestos y nuevos contribuyentes. Reconocidos los aportes de los líderes del ‘NO’, la síntesis es de “un optimismo moderado; algunos ven el panorama algo gris, debido a las dudas que genera la implementación de lo acordado; otros sostienen que  es lo mejor que se pudo lograr y  el comienzo para la reconstrucción nacional”.

 Alli se dieron cita entre otros el politólogo  Eduardo Pizarro Lengones, la senadora y exministra Cecilia López Montaño, el analista promotor del ‘NO’ Pedro Medellín, el historiador de la UN Ricardo Peñaranda y el profesor del IEPRI Juan Gabriel Gómez. Cecilia López subrayo que la refrendación está asegurada, le preocupa que el Centro Democrático siga creando agentes distractores y que urgen reformas en el funcionamiento del Estado. El profesor del IEPRI Juan Gabriel Gómez piensa que los acuerdos de La Habana enfrentan el desafío de la incredulidad de la población. La democracia está agotada, no se cree en los políticos, en el Congreso, ni en las instituciones. “Esto se debe al autoritarismo que ha tenido la política en el país y a la captura del Estado por los grandes grupos económicos”. Pedro Medellín considera que aunque el acuerdo aún tiene fallas – como  el tema de la responsabilidad penal de los guerrilleros– hay que respaldarlo, debido a que se hizo un esfuerzo ingente para incluir varias de las propuestas de los del ‘NO’.

 Compartimos que la gran amenaza para la implementación del acuerdo es la falta de recursos económicos y la débil institucionalidad que hay en las regiones del país que podría facilitar que los derrotados con el acuerdo busquen su victoria apelando a otras formas de lucha.